MANIFESTACIONES Y HUELGA EN 40 CIUDADES

Día de la Mujer: “Hacemos huelga para mostrar que, sin nosotras, se para el mundo”

Este 8 de marzo es la primera vez que se celebra una huelga en España con motivo de los derechos de las mujeres. Preguntamos a una docena por qué saldrán a la calle

Foto: Cerca de 35 países se han coordinado en este 8 de marzo. (EFE)
Cerca de 35 países se han coordinado en este 8 de marzo. (EFE)

La jornada de este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, se presenta como la más reivindicativa de los últimos años por la convocatoria mundial de huelgas y manifestaciones que tendrán lugar a lo largo de todo el día en 35 países y 40 ciudades españolas.

“Por las muertes de violencia machista”, “por el acoso callejero”, “por la brecha salarial”, “por la cosificación de la mujer”. Cada una de las mujeres que enarbolan hoy la bandera de la igualdad encuentra motivos de sobra, basados en su experiencia o en lo que las rodea, para sumarse a los distintos actos programados, aunque todas coinciden en la misma razón de fondo: la discriminación machista.

Vea todos los testimonios en vídeo

Día de la Mujer: “Hacemos huelga para mostrar que, sin nosotras, se para el mundo”

“Estamos a años luz de tener las mismas condiciones que los hombres”, apunta María Jesús Blasco, una cartera de Correos de 44 años que dejará de repartir correspondencia al mediodía para sumarse a la huelga convocada de 12:00 a 12:30 en Madrid. Por la tarde, acudirá con sus hijos de 10 y 12 años a la manifestación que parte de Cibeles a las 19:00. “Es una deuda que tenemos con la generación que viene detrás, al final es la sociedad que les dejamos y que me preocupa, porque veo comportamientos de celos y control que creía superados”, afirma.

[10 frases bonitas para felicitar el Día de la Mujer Trabajadora]

El mismo motivo comparte Nuria Ragav, una barcelonesa de 62 años que saldrá a la calle como cada año para “luchar contra la desigualdad”. Durante la mañana, acudirá a los numerosos actos y exposiciones que hay con motivo de este día, y aunque no hará paro porque no trabaja, tiene claro que no hará ninguna tarea doméstica. “Veo que se está volviendo al servilismo que desapareció en los movimientos que hubo en la Transición; es como si nos hubiéramos relajado. Hay un control de las mujeres y unos celos a edades cada vez más tempranas, y la violencia machista cada vez es más precoz, es muy preocupante”.

Una huelga histórica

Se espera que los más de 40 actos en toda España congreguen a miles de personas de todas las edades, clases sociales y formación, que saldrán a la calle en dos ocasiones. La primera, durante el paro de media hora convocado de 12:00 a 12:30, donde se llama a ausentarse de las oficinas y a soltar las herramientas de trabajo. Por la tarde, en las decenas de manifestaciones convocadas por toda España por distintas organizaciones feministas, y que tomarán lugares como la Gran Vía de Madrid o la plaza de la Universidad de Barcelona.

[¿Por qué vestir de negro en el Día de la Mujer?]

Esta convocatoria de alcance internacional se realizará de manera simultánea en 35 países con huelgas parciales o de todo el día. Detrás está la plataforma Paro Internacional de Mujeres, que surgió a finales de octubre del año pasado precisamente con este objetivo y como consecuencia de movilizaciones como la huelga de mujeres polacas contra la ley del aborto, o la que tuvo lugar en Argentina por los feminicidios y que llevaba el lema 'Ni una menos'.

Todos los actos convocados en España:

“Es importante que nos manifestemos, porque como mujeres vivimos una serie de cosas que ni mi marido, ni mis amigos, ni mis familiares masculinos viven”, apunta Inés Rigal, encargada de comunicación de una ONG que saldrá a la calle junto a sus compañeros al mediodía. La empresa ha preparado una hoja de firmas para que la huelga pueda descontarse de su retribución. “Un hombre nunca vive situaciones como que te digan comentarios por la calle sin que los pidas, o que te toquen el culo en una discoteca, y da mucha rabia”, argumenta.

En España, es la primera vez que se lleva a cabo una huelga en este día, que rememora la muerte de 146 mujeres en 1908 en una fábrica de algodón de Nueva York en la que trabajaban después de que el dueño la prendiese fuego mientras se atrincheraban. Esta huelga parcial, que tiene como lema #NosotrasParamos, cuenta con la cobertura en España de la Confederación Intersindical, que la ha registrado legalmente. El objetivo es “visibilizar que si las mujeres paramos, se para el mundo”, señala Beatriz Ruiz, del colectivo Vaga de Totes, que organiza parte de los actos en Barcelona. “Queremos que se note en la economía y en las empresas el peso que tenemos”, señala Mariluz González, de la Intersindical.

Cada vez más conciencia

Tanto organizaciones como manifestantes se muestran optimistas en cuanto al seguimiento de la jornada. “Solo la coordinación que está habiendo a nivel internacional es algo que nunca se había producido hasta ahora, y tengo la sensación de que cada vez más mujeres ajenas hasta ahora al feminismo se empiezan a sentir identificadas”, señala Beatriz Ruiz.

Es el caso de Rosa Torguet, una diseñadora de 30 años que desde hace un año ha empezado a involucrarse más por los derechos de las mujeres: “En mi entorno, veo muchas actitudes machistas, por ejemplo, cuando un compañero me habla como si fuera superior o cuando no me ponen en copia en un proyecto en el que estoy, pero sí a mi compañero que hace lo mismo que yo”, argumenta entre otros motivos por los que suspenderá el ordenador a las 12 en punto para salir a calle, aunque aún no sabe si acompañada por alguna compañera.

De puertas para adentro, todo el mundo condena temas como el maltrato, pero por otra parte hay cierto conformismo en la discriminación machista

En algunas profesiones, como la enfermería o la educación, se han establecido servicios mínimos por la gran presencia femenina que tienen estas profesiones. Carmen Lorigados es una profesora que, como otras 27 compañeras de su centro, dejará las aulas por turnos a distintas horas para no dejar a los niños desatendidos, puesto que solo hay tres hombres en su centro: “Son profesiones muy ligadas históricamente a las mujeres, roles con los que nos han educado y contra los que intentamos luchar”. También María González, una educadora en San Fernando de Henares, que cerrará durante ese tiempo la atención al cliente del centro: “Aunque no tendrá un gran impacto, es importante para mí, lo hago por convicción, porque creo que tenemos que apoyar la lucha como podamos, para acabar con injusticias como la brecha salarial”. Falta, según señalan, mucha concienciación: “De puertas para adentro, todo el mundo condena temas como el maltrato, pero por otra parte hay cierta sumisión y conformismo en la discriminación machista como que 'es lo que hay', y no se sale a la calle”, añade.

16 mujeres asesinadas este año

En lo que llevamos de año, 16 mujeres han sido asesinadas víctimas de la violencia machista, otro de los principales motivos para salir a la calle y por el que un grupo de mujeres lleva casi un mes de huelga de hambre en la Puerta del Sol.

Es uno de los motivos por los que Laura Maqueda, también encargada de comunicación, secundará el paro dejando la oficina: “Saldré a la calle para denunciar que hay muchas mujeres que están sufriendo maltrato, que nos están matando y que el machismo no solo afecta a las mujeres, también hay una imagen del hombre que hay que deconstruir y ciertos roles en los que están encasillados”.

Los hombres también se unirán a estos actos, como Raúl Gil, que parará este miércoles en su trabajo como comunicador cultural y que acudirá a la manifestación: “Considero que el feminismo es un movimiento emancipador para ambos géneros, y que es necesario para combatir esta sociedad machista”.

Sin consumir ni cuidar

Aunque lo que más repercusión ha tenido es la huelga de media hora, legalmente puede hacerse hasta de dos horas en tres turnos, para cubrir toda la jornada, según señalan en la confederación, con la correspondiente reducción de salario y cotización. En el caso de quienes se acojan a la media hora, es más complicado, porque es el tiempo que corresponde a la pausa del café, aunque las organizaciones feministas apuntan al carácter simbólico del acto.

Además, también se llama a realizar una “huelga de consumo y cuidados” durante todo el día, esto último para incluir también a todas aquellas mujeres que no trabajan fuera de casa pero que tienen cargas domésticas o compaginan ambos roles, o a las que por sus circunstancias no se atrevan o no puedan hacer el paro. “Entendemos y respetamos que haya mujeres que no puedan hacerlo, y por eso animamos a que se unan como puedan”, señala González.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios