el supremo ordena repetir el juicio

Un guardia civil evita dos multas poniendo como conductor a un muerto... y gana

El Juzgado Militar admitió los hechos pero el Supremo ordena repetir el juicio porque el general que le impuso la sanción también formó parte del tribunal que decidió el recurso
Foto: Dos motoristas de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. (EFE)
Dos motoristas de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. (EFE)

A los guardias civiles de tráfico no solo les toca poner multas, sino también recibirlas. Esto último, sin embargo, no gusta tanto. Un guardia civil de tráfico, de hecho, ha sido juzgado por poner a un fallecido como conductor del vehículo que él conducía y que había sido doblemente multado. El pasado 9 de julio, el Tribunal Militar Central confirmó que el cabo L. Z. L., destinado en la Agrupación de Tráfico de Herrera de Pisuerga (Palencia), no abonó dos sanciones por exceso de velocidad impuesta sobre el coche que él utilizaba habitualmente y que estaba a nombre de su mujer.

Para evitar el pago, según determinó la sentencia del tribunal togado, identificó como conductor del automóvil "voluntaria y conscientemente" a I. C. H., ciudadano ya fallecido en accidente de tráfico y cuyos datos fueron encontrados por el acusado en las bases de datos de la Guardia Civil. Tras realizar una auditoría, la Dirección General encontró que el cabo había accedido de modo irregular a dos archivos que incluyen los datos de personas muertas en accidentes de circulación y cuyo acceso está restringido. 

La sentencia del Tribunal Militar Central fue emitida después del recurso que interpuso el cabo contra la resolución del ministro de Defensa, Pedro Morenés, del 15 de septiembre de 2014, que confirmó la sanción que impuso el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, el 14 de abril anterior de un año de suspensión de empleo por incurrir en una falta muy grave consistente en "el abuso o atribuciones que causen grave daño a los ciudadanos y a la administración".

El Tribunal Supremo, sin embargo, ha decidido anular la sentencia del Juzgado Militar Central y repetir el juicio al entender que el recurrente no fue notificado "oportunamente" de la identidad de los oficiales que formaron parte del consejo que le impuso la sanción.

"No tuvo conocimiento de que el general D. A." fuera uno de los miembros, lo que le impidió recusarle, ya que este alto mando también había integrado el tribunal que resolvió posteriormente su recurso de forma negativa. Según el alto tribunal, el general "quedó afectado en su imparcialidad" al haber participado en los dos consejos. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC