Esconden compras de material BÉLICO

Defensa oculta compras por casi 30 millones a una empresa relacionada con Morenés

El Ministerio de Defensa entregó información incompleta al Congreso de los Diputados sobre una empresa relacionada directamente con el ministro, ¿intencional o casualidad?
Foto: El ministro de Defensa, Pedro Morenés. (EFE)
El ministro de Defensa, Pedro Morenés. (EFE)

El Ministerio de Defensa oculta al menos 23 compras de material bélico realizadas a Instalaza, empresa en la que trabajó hasta asumir el cargo Pedro Morenés, máximo responsable de este departamento durante la actual legislatura. El detalle de los contratos ha sido denegado tanto a dos diputados que lo solicitaron en el Congreso como a este diario, que los solicitó amparándose en los mecanismos de la Ley de Transparencia. Las compras suman casi 30 millones de euros y se han realizado en el periodo en que Morenés, dirigente de Instalaza entre 2005 y 2011, ya encabezaba la institución pública. 

A pesar de las repetidas peticiones, realizadas desde diferentes ámbitos, los contratos no han sido hecho públicos por el ministerio. El primero en interesarse por la relación Instalaza-Morenés fue el diputado de Amaiur Jon Iñarritu. El 2 de diciembre de 2014, casi tres años después de que el ministro tomara posesión, solicitó al Ministerio de Defensa la lista de contratos suscritos con Instalaza desde 2000 hasta esa fecha.

La respuesta llegó al Congreso el 9 de marzo de 2015 e incluía únicamente el año, el número de expediente y el órgano de contratación que realizó la compra. Pero una investigación realizada por este medio comparó la respuesta con los contratos publicados en la Plataforma de Contratación del Sector Público entre 2010 y 2014 y da cuenta de 23 adjudicaciones no reportadas por el Ministerio al Congreso.

Que el Gobierno oculte información a diputados, concejales u otras organizaciones interesadas puede llevar a una condena judicial. El Reglamento del Congreso de los Diputados brinda a sus miembros la autoridad de realizar preguntas parlamentarias y obliga a la Administración a facilitar la documentación solicitada.

En varias ocasiones, se ha condenado a alcaldes y a responsables de gobiernos autonómicos por vulnerar los derechos fundamentales de los diputados, concejales y otras organizaciones interesadas por negarse a entregar información o facilitar datos incompletos. Ejemplo de ello es el caso del juzgado de lo contencioso administrativo que condenó en enero de 2014 al Gobierno local de Gandía por ocultar facturas de la empresa pública IPG a la oposición dentro del Ayuntamiento. En esa ocasión, el juez consideró que se estaba vulnerando el derecho de acceso a la información al concejal que las solicitó.

Los 23 contratos en el limbo

La respuesta enviada a Iñarritu contiene en total 140 expedientes, de los cuales 51 corresponden al periodo de 2010 a 2014. Pero, como ha podido comprobar este diario a través del Portal de Contratación del Estado, 23 contratos con Instalaza entre 2010 y 2014 no fueron incluidos en la respuesta parlamentaria.

Para confirmar que el Ministerio de Defensa está ocultando al Congreso contratos de Instalaza, El Confidencial ha elaborado una base de datos con todos los contratos relacionados con equipo de seguridad, extinción de incendios, policía y defensa entre 2010 y el 8 de marzo de 2015 publicados en la Plataforma de Contratación del Sector Público. Junto a los registros de Instalaza, S.A., se tienen registrados los contratos realizados por la Administración general del Estado con 209 empresas.

 

Cuando se preguntó al jefe de prensa de ese Ministerio, Miguel Morer, sobre la razón por la que no se entregaron el monto y la descripción de los contratos en la respuesta parlamentaria, dijo que este medio “jamás” obtendría esos detalles porque “lo que es público es público y lo que no, no”.

El diputado Iñarritu cree que podría deberse a un error humano o a que intencionalmente se ocultan datos. De ser el último caso podría “llevarse al Gobierno a los tribunales”, asegura. Aunque dice que “en muy pocos casos los grupos parlamentarios lo hacen”.

Sin embargo, también la diputada Irene Lozano de UPyD solicitó el detalle de los contratos con Instalaza. En junio de 2015, la parlamentaria magenta obtuvo una respuesta a su pregunta, recibiendo un enlace al Portal de Transparencia. Allí se adjuntan seis contratos, tres de los cuales no habían sido incluidos en la respuesta a Iñarritu. Se queda, pues, 'solo' en 20 el número de contratos ocultos: "El ministro sabía que su relación con Instalaza era cuestionable, y que oculte información tiene una explicación clara: sabe que ese tema se estaría vigilando muy de cerca", argumenta Lozano a El Confidencial.

El Gobierno no responde

El 12 de marzo pasado, el diputado de Amaiur envió otra pregunta parlamentaria donde se pidió el detalle de cada una de las compras reportadas en la primera respuesta. Aún no ha recibido los documentos.

Además, el 26 de marzo Iñarritu envió otra pregunta para obtener los datos de las compras de material de Defensa entre 2010 y marzo de 2015, lo que serviría para comparar si la información publicada en la Plataforma de Contratación del Sector Público coincide con las compras realizadas por el ministerio. 

Dos meses después, la respuesta del Gobierno deniega toda la información aludiendo "perjuicio a la seguridad nacional, defensa y seguridad pública". Como último intento, el mismo diputado solicitó el 8 de mayo una explicación sobre los expedientes no incluidos, encontrados tras esta investigación, y al momento de la publicación de este reportaje seguía sin respuesta. Según el Congreso de los Diputados, la institución armada tenía de tiempo para responder hasta el 20 de junio.

A la solicitud de acceso de información realizada por este diario, Defensa ha contestado que no puede dar respuesta debido a "la confidencialidad" de lo solicitado. Iñarritu insiste en que este "comportamiento sistemático" del Ministerio de Defensa "supone una incapacidad de control por parte del poder legislativo en la actuación del Gobierno en asuntos sensibles como este".

Instalaza, la puerta giratoria de Morenés

La relación de Instalaza y el ministro Pedro Morenés empezó el 9 de septiembre de 2005: 17 meses después de dejar el puesto de secretario de Estado de Política Científica y Tecnológica, Morenés fue nombrado consejero de dicha empresa.

Oficialmente, Morenés dejó el puesto dos años después, el 13 de junio de 2007, y fue reemplazado en el cargo por la empresa Boguillas, S.L. Esta empresa se dedica a asesorías jurídicas y Morenés era el administrador único. Boguillas, S.L. se mantuvo en el puesto de consejería hasta el 10 de octubre de 2011, 72 días antes de que el actual ministro fuese nombrado.

En una comparecencia ante la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, el 26 de enero de 2012, el ministro Morenés afirmó que fue “consejero de Instalaza del año 2005 a 2007” y declaró que estuvo ocupando el puesto “a petición del presidente de la empresa y sin recibir ninguna remuneración” para “tratar de ayudar a una empresa que estaba a punto de quebrar”.

Esta información se contradice con lo reportado por la empresa Instalaza en el Registro Mercantil, que lo vincula a la empresa hasta el 20 de septiembre de 2011. Luego, el mismo Morenés envió una carta a la Comisión -filtrada al diario 'Público'-, en la que explicaba que su relación había finalizado con Instalaza en 2009 y que el error se debía a sus “problemas de memoria”.

Pero su relación con Boguillas, S.L., consejera de Instalaza, solo terminó el 1 de marzo de 2012, cuando ya era titular de la cartera de Defensa. Su puesto como administrador único fue ocupado por el abogado José Javier Blanch del Casar. Se intentó hablar con él, pero se negó a ofrecer declaraciones, según la secretaria del bufete Proximity, en el que trabaja.

Pedro Morenés también fue presidente y consejero de Segur Ibérica, S.A., una empresa dedicada a servicios de seguridad privada y contratista del Estado. Su relación con esta terminó el 30 de enero de 2012, cuando ya era ministro.

Según los datos recabados de la Plataforma de Contratación del Sector Público, Instalaza es el tercer proveedor en el sector de armas y municiones desde 2010 hasta la fecha. Los montos adjudicados también lo convierten en el sexto proveedor de material de defensa del Estado.

Eva Belmonte, periodista de la Fundación Civio especializada en contratación pública, cree que hay un problema evidente según la Ley de Regulación de los Conflictos de Intereses por la relación entre Morenés, Instalaza y Segur Ibérica: “la ley es muy clara, que una empresa con la que estuvo relacionada el ministro sea contratista del Estado la incumple”.

Belmonte aseguró que si “la Oficina de Conflictos de Intereses fuera seria, tendría que decirle a Morenés que no puede ser ministro”.

Instalaza y el ministerio

César Pintado, experto en material de defensa del Campus Internacional para la Seguridad y la Defensa (CISDE), señaló que “Instalaza tiene una larga tradición como proveedor de Defensa”.

La empresa vende a las Fuerzas Armadas Españolas la granada Alhambra, la única granada de mano que están autorizadas a usar. Asimismo, provee de dispositivos de visión nocturna y lanzagranadas para derribar tanques, búnkeres o blancos con blindaje.

El arma que más se ha comprado a Instalaza en el periodo 2010-2014 es el Alcotan 100, un lanzagranadas con 600 metros de alcance y visión nocturna. Entre las armas de este tipo, sus repuestos y municiones, el Estado ha pagado 26 millones de euros, el 81% de lo recibido por Instalaza, según el análisis realizado de los registros públicos entre 2010 y 2014.

La publicación 'InfoDefensa', el medio de comunicación que dedica más cobertura a la industria armamentística, indica que las Fuerzas Armadas Españolas “son el primer y principal cliente de Instalaza, habiendo utilizado todos sus productos”. Estos montos representan solo una parte de las compras que se realizan a la empresa.

El Ministerio de Defensa se negó a entregar a este medio los datos totales de las compras a Instalaza y es imposible saber qué porcentaje del número de contratos representa lo que se publica.

Instalaza declinó manifestarse sobre su relación con el Ministerio de Defensa aduciendo que no están autorizados a hablar.

Los ingresos de Instalaza

La cifra de ventas de Instalaza aumentó un 110% de 2010 a 2013. En 2010, la empresa reportó 8,3 millones de euros en transacciones. En 2013 vendió 17,4 millones de euros, según las cifras entregadas en sus cuentas anuales al Registro Mercantil de Zaragoza. 

Conforme al análisis de los datos, en 2012 el Ministerio de Defensa publicó contratos firmados con Instalaza por algo más de 12 millones de euros, eso deja entender que al menos 8,4 de cada 10 euros que la empresa ingresó durante ese año provinieron del departamento dirigido por Morenés. En 2013 descendió la cantidad de publicaciones y los montos que el Ministerio de Defensa adjudicó a la empresa. Según los registros públicos, contrató un millón de euros.

Aun así, las ventas de Instalaza, que tiene como principal comprador a Defensa, siguieron aumentando. Ese año facturó 17,4 millones de euros. El Ministerio de Defensa no quiso hacer declaraciones sobre el tema. Conforme al artículo 138 de la ley de Contratos del Sector Público, la institución está obligada a publicar todas las compras, salvo las inferiores a 18.000 euros.

Ocultación: una política histórica de Defensa

Según Bernardo Navazo, analista en materia de Defensa, aunque en diciembre de 2014 se puso en marcha la Ley de Transparencia y de Buen Gobierno que obliga a todos los ministerios a dar a conocer la información sobre sus adquisiciones, el que dirige Morenés seguirá ocultando los datos por una cuestión histórica. “Es necesario entender que esta industria creció de la mano de las Fuerzas Armadas”, aseguró.

Por ejemplo, las primeras dos empresas de fabricación de material bélico del país -Santa Bárbara Sistemas y Navantia, ahora privadas- se crearon entre los siglos XVI y XVIII, siendo parte de las instituciones de Defensa del Estado. “En España se hizo un pacto de silencio en la Transición, cuando se acordó que los militares no entrarían en política y los políticos no se inmiscuirían en el Ministerio de Defensa”, añadió Navazo.

El ministerio también protege los intereses privados. En la respuesta a la solicitud de información enviada por este medio el pasado 12 de marzo, la institución negó el acceso al registro de empresas de la Dirección General de Armamento y Material porque estaba limitada por un “interés público o privado superior”. Además de suponer un “perjuicio para la seguridad nacional, la defensa y la seguridad pública”, también afectaba “intereses económicos y comerciales”, según la denegación recibida.

A esto se suma que el 29 de mayo, el Consejo de Ministros acordó que “el Gobierno adoptará cuantas medidas considere necesarias para proteger” a los contratistas de material de defensa cuando sean “esenciales para salvaguardar” los intereses de la seguridad y la defensa. La decisión fue apoyada por la Asociación Española de Empresas Tecnológicas de Defensa, Aeronáutica, Seguridad y Espacio (TEDAE), que integra a la mayor parte de las empresas españolas del sector de defensa, al publicar un comunicado respecto al acuerdo en el que reconoce y agradece “el esfuerzo” del Gobierno y el Ministerio de Defensa al declarar que protegerían a la industria.

Esto también se evidencia en el libro 'Españopoly', escrito por la periodista Eva Belmonte, donde cuantifica los contratos publicados por el Ministerio de Defensa durante 2013. De los 2.334 contratos realizados, el 68% se hizo a través del procedimiento negociado sin publicidad. Esto les permite no hacer concursos públicos y otorgar las adjudicaciones a discrecionalidad del ministerio. Además, les permite ocultar detalles en la descripción de la compra. Esto podría excusarse por motivos de seguridad nacional si todas las compras de la institución estuvieran relacionadas con armamento.

Victoria Anderica, coordinadora de proyectos en Access Info Europe y experta en transparencia y derecho a la información, asegura que “no hay ninguna duda de que todos debemos saber la cantidad de dinero que se destina a defensa, qué se compra y de quién”. Así ocurre en países como Reino Unido o Estados Unidos, defiende Anderica.

El estudio de Transparencia Internacional 'Un solo proveedor, un análisis a varios países sobre la política de no competición en el área de defensa' califica a Estados Unidos, Reino Unidos y Eslovaquia como los países más transparentes en el área de contratación de defensa. Según ese informe, Estados Unidos aloja en un sistema de datos de adquisiciones federales los detalles de los contratos de defensa explicando, incluso, cómo se realizó la adjudicación.

Navazo cree que “sería un error estratégico” dar los detalles del material bélico que se compra porque el país “no quiere que sus enemigos conozcan su capacidad militar”. El ministerio utiliza esta excusa para realizar la mayoría de sus contratos sin ningún tipo de transparencia, incluso los correspondientes al mantenimiento de sus ascensores, como relata Belmonte en su libro.

La TEDAE, que agrupa la mayor cantidad de empresas del sector de defensa, declinó pronunciarse sobre el sistema de contrataciones del ministerio y su relación con Pedro Morenés. Su portavoz, Begoña Francoy, dijo que los directivos de la asociación no tenían tiempo para contestar.

De todas las compras de material de defensa publicadas en la Plataforma de Contratación del Sector Público entre 2010 y 2014 -que suman 642.484.000 euros-, el 33% fue negociado sin publicidad. En ese porcentaje se incluyen compras de sables para la Academia Militar, camisetas para la lucha contra incendios e incluso estufas.

La discrecionalidad en las compras y la falta de transparencia en los asuntos relacionados con Defensa fue demostrada tras la denegación de solicitudes de información, el ocultamiento de datos y la negación del Ministerio de Defensa a explicar la situación. Según el analista Bernardo Navazo, esto seguirá ocurriendo porque la institución funciona como “un búnker dentro del Estado que hace lo que quiere con muy poco control”.

Esta investigación fue realizada como Trabajo Final de Máster del Máster en Periodismo de Investigación, Datos y Visualización de la Universidad Rey Juan Carlos y Unidad Editorial. Fue asesorado y editado  por el periodista Marcos García Rey. 

#34
En respuesta a carlos v

Al reves !!! No entiendes nada !!!! Si eres consejero de una empresa luego no puedes tener un cargo publico por conflicto de intereses !!!!

 

 

Ampliar comentario
#33

Todo esto que aparece y no se quiere publicar es un efecto multiplicador de los votos que perderá el PP en las próximas elecciones generales.

Sigan así y luego no se quejen. Da la sensación de querer dejar el Gobierno por la manera de actuar.

Ampliar comentario
#32

No hay día que pase sin que aparezca una noticia sobre opacidad, falta de transparencia, ocultación de información, corrupción, comisiones, etc...

Llega un momento en que uno se pregunta "¿es que no hay ningún organismo en España que no esté infiltrado por políticos que buscan su oportunidad para trincar?"

Ampliar comentario
#31

Ya estamos otra vez. Sigue vigente aquello de que algunos están en política por razones que van mucho más allá de su afán de servir a la sociedad. Es decir, que siguen sirviendo a la sociedad mercantil en la que tienen o han tenido intereses, y que luego, acabada la etapa política, sabrá agradecerselo. Y luego hablan de calidad democrática. Todavía no hemos superado la etapa de democracia bananera (porque lo de república suena provocador, aunque sea lo más normal del mundo). 

Ampliar comentario
#30

Al menos esto merece una DIMISIÓN

Ampliar comentario
#29

He leido dos veces esta noticia y no tiene ni pies ni cabeza. El 22 de diciembre de 2011 le nombran ministro de Defensa y según el Confidencial, su supuesta empresa corruptora, Instalaza desdes entonce baja exponencialmente los contratos con el Estado, de 12 millones al año a poco más de un millón. Le damos una medalla por ser honrado? Donde está la corrupción? Si lo expone el propio Confidencial en medio de un mar de cifras y fechas que no dicen nada. Este señor no tiene pasado político sino que viene del sector industrial. En fin, igual Morenés es un mega corrupto, yo que sé, pero desde luego no por las adjudicaciones a Instalaza o al menos no por lo que dice este artículo. Que las adjudicaciones de Defensa son opacas?, pues sí, con todos los Gobiernos de la democracia española y también antes con el Dictador.

Ampliar comentario
#28

Mafia, Obscuridad cómplice. Lo público como negocio particular. No hay controles. Sabandijas. Mentirosos. Organización criminal. Cohechos. Sobres negros. Comisiones ilícitas, mordidas. Han ocupado todas las instituciones, todos los palacetes. Han infectado a la justicia. Con ellos no existe democracia. Ptrohibida la participación ciudadana. Devoradores de presupuestos. Plaga.

Ampliar comentario
#27

Ante noticias como esta, me hago algunas preguntas:

¿Quien eligió a este hombre para ministro de defensa?

¿Fué Rajoy?

Habida cuenta de que los únicos conocimientos sobre la defensa nacional que tiene -creanmé- son negociar contratos de sistemas de armas con clientes nacionales e internacionales ¿con que propósito se le nombró?

Dudas, conjeturas.....

Que mala suerte esta teniendo este pais. O quizás no sea mala suerte.

Ampliar comentario
#26

Vamos....un geta!!

Y luego, estos del PP se preguntan porqué sacan tan malos resultados en las elecciones.

RIP

Ampliar comentario
#25

Ximena Villagrán, ha realizado un completo artículo, sobre los manejos, enchufes, relaciones inconfesables, que forman parte de la gran estafa de algunos partidos políticos y el gobierno, que no funciona, excepto, para cargarse los servicios a la ciudadanía, y que ha llegado al extremo de no aplicar "La Declaración Universal de Derechos Humanos", con alguna de las muchas leyes regresivas. El ministro Pedro Morenés, creo, que está ahí, para velar por sus empresas. Lo podrán negar hasta la saciedad, es igual, no van a conseguir, que nos lo traguemos, excepto, sus acérrimos adeptos, personas con intereses definidos y hasta inconfesables y algunas personas, que no entrar a valorar las negativas acciones dentro de la política. Este triste país, está infestado de casos irregulares, llegando hasta la corrupción. Corrupción, que muchas, excesivas personas, no condenan, con la retirada del voto, que supone ser la condena más efectiva.

Ampliar comentario
#24

Bárcenas aguanta.... ahora lo de  Morenés, muchos titulares que en un pais normal , implicarían dimisiones en el acto aquí no pasa nada.

Ampliar comentario
#23

Tampoco vamos a estrañarnos, al hombre le eligieron precisamente por su experiencia.

Los amigos son los amigos y cualquier dia uno pierde el gobierno y hay que tener engrasada la puerta giratoria.

Ampliar comentario
#22

Esto sigue y sigue...la unica manera de solucionarlo es que el TC declarese ilegal al PP

Ampliar comentario
#21
En respuesta a witiza

Y cuando se compran, por ejemplo, repuestos para una batería de misiles Patriot o para la reparación de un F-18 el presupuesto negociado sin publicidad es la única vía para ser ágiles y no perder el tiempo en un procedimiento administrativo largo y costoso con resultado cero, porque en España a veces empresas que puedan hacerlo hay UNA o NINGUNA. Pero  todo lo que se compra, salvo que sea secreto por razones tipificadas, es intervenido por la Intervención Genreal del Estado y luego por le Tribunal de Cuentas, y los Expedientes son públicos. 

Pero aquí no es que el diputado o "el confidencial del PSOE" quiera que se le haga llegar un expediente concreto. Lo que quiere es que se le hagan llegar todos los contratos ¡entre 2005 y 2011! Hacienda no guarda los expedientes más de cinco años, pero aquí pedimos de hace 10 ¡a ver si pillamos al ministro en un renuncio! Sin más indicios de delito que la presunción de culpabilidad de Morenés.   Lo dicho: este medio ha perdido el norte hace mucho.  

Ampliar comentario
#20

 

Le djo una copia de la ley, QUE ES LA MISMA PARA TODAS LAS AAPP, a ver si aprende algo:

PROCEDIMIENTO NEGOCIADO SIN PUBLICIDAD. Se aplicará este procedimiento en: • Los contratos de obras, de importe igual o superior a 50.000 euros (IVA excluido) e igual o inferior a 200.000 euros (IVA excluido). • Los contratos de servicios y suministros, de importe igual o superior a 18.000 euros (IVA excluido) e igual o inferior a 60.000 euros (IVA excluido). En el procedimiento negociado la adjudicación recaerá en el licitador justificadamente elegido por el órgano de contratación, tras efectuar consultas con diversos candidatos y negociar las condiciones del contrato con uno o varios de ellos. En el procedimiento negociado sin publicidad será necesario solicitar ofertas, al menos, a 3 empresas capacitadas para la realización del objeto del contrato, siempre que ello sea posible. Las ofertas se solicitarán una vez iniciado el procedimiento por el Servicio de Contratación y Gestión Patrimonial y aprobado el expediente mediante Resolución del órgano competente. Cuando las ofertas sean solicitadas por los Centros de Gasto, se enviarán dichas ofertas al Servicio de Contratación y Gestión Patrimonial junto con la copia de las invitaciones cursadas a las empresas. En el expediente deberá dejarse constancia de las invitaciones cursadas, de las ofertas recibidas y de las razones para su aceptación o rechazo. Los órganos de contratación negociarán con los licitadores las ofertas que éstos hayan presentado para adaptarlas a los requisitos indicados en el pliego de cláusulas administrativas particulares y en los posibles documentos complementarios, con el fin de identificar la oferta económicamente más ventajosa. En el procedimiento negociado la adjudicación no puede tener lugar, en ningún caso, por importe superior al presupuesto previamente aprobado.

Ampliar comentario

ºC

ºC