Recta final en la carrera por conseguir los Juegos Olímpicos 2020. Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español, pone este fin de semana rumbo a Buenos Aires, donde el 7 de septiembre se decidirá qué ciudad será sede olímpica: Madrid, Tokio o Estambul. La alcaldesa, Ana Botella, volará a Argentina el próximo fin de semana, dos días antes de que aterrice Su Alteza Real el Príncipe Felipe. El último en llegar será el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, apenas unas horas antes de que se desvele qué urbe candidata se llevará los Juegos Olímpicos a casa.

Pese a que la crisis ha mermado el espíritu olímpico de la sociedad española, todavía muchos ciudadanos desean ver la capital engalanada con los aros olímpicos dentro de siete años. El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha aprovechado el transporte público como la gran baza que tiene la candidatura frente a sus rivales. Casi una treintena de sedes del área metropolitana de Madrid están conectadas a menos de 20 minutos de la Villa Olímpica, mientras que la Tokio ofrece el 85% de sus sedes en un radio de ocho kilómetros, uno de sus puntos fuertes, aunque tenga las instalaciones de tiro y las de golf a más de 40 minutos de distancia.

Tanto Estambul como Japón ganan a Madrid en cuanto a lo compacto de sus recintos deportivos, ya que la capital se ha visto obligada a contar con Valencia como sede de vela. En este aspecto, la candidatura turca es la peor parada, ya que los 35 minutos entre sedes que ofrece es un cálculo “demasiado optimista” para los miembros del COI, que se han pateado de cabo a rabo todas las instalaciones que aspiran a ser olímpicas.

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, promociona la candidatura de Tokio. (Reuters)El primer ministro nipón, Shinzo Abe, promociona la candidatura de Tokio. (Reuters)Madrid tiene a su favor el hecho de que el 85% de sus instalaciones ya están terminadas. Según los informes que las tres candidaturas presentaron a los miembros del COI, Estambul aún debe construir el 70% de sus sedes y Tokio apenas cuenta en la actualidad con quince de ellas preparadas. Eso sí, en capacidad hotelera arrasa, aunque sea la ciudad más cara de las tres. Japón ofrece 140.000 plazas y 46.000 en el área metropolitana de la capital; Estambul 55.000 plazas más 9.000 en residencias universitarias y Madrid, 45.000, más 43.000 adicionales.

Madrid, la ciudad más segura

Si los miembros del COI votasen por el tema de la seguridad, Madrid se traería los juegos de calle. Para los evaluadores, Madrid es la ciudad mejor preparada para ofrecer una excelente seguridad a los deportistas. Las recientes revueltas que incendiaron Estambul dejan a ésta casi sin opciones ante Tokio, el rival más fuerte de Madrid 2020. 

No obstante, si el éxito de Madrid dependiese de su valor en el mercado de apuestas online, la capital se muestra claramente en desventaja con respecto a las ciudades competidoras. LBApuestas, la marca española de Ladbrokes, casa de apuestas del Reino Unido con más de 2.400 establecimientos, paga la candidatura de Tokio a 1,53 euros, Estambul a 3,23 y Madrid a 6 euros. Los pronósticos en Interwetten tampoco son nada esperanzadores para la candidatura española. En este portal de apuestas se paga a 1,60 euros por Tokio, 3 euros por  Estambul y 5,5 euros por Madrid. En Partbets, una casa de apuestas deportiva online, la puja es similar: 1,6 euros por Tokio, 2,9 por Estambul y 7 euros por Madrid.