La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

MÁXIMA TENSIÓN ENTRE EL MONARCA Y SU YERNO, QUE SE NEGÓ A CUMPLIR SUS ÓRDENES

Urdangarin al conde de Fontao: "Dile al Rey que no pienso prescindir de mi abogado"

El 11 de noviembre de 2011, cuando la imputación de Iñaki Urdangarin en el caso Nóos parecía ya inevitable, el Rey llamó a capítulo a su
Foto: Urdangarin al conde de Fontao: "Dile al Rey que no pienso prescindir de mi abogado"
Urdangarin al conde de Fontao: "Dile al Rey que no pienso prescindir de mi abogado"
El 11 de noviembre de 2011, cuando la imputación de Iñaki Urdangarin en el caso Nóos parecía ya inevitable, el Rey llamó a capítulo a su yerno en el palacio de la Zarzuela. En aquella tensa reunión, de la que no se informó públicamente -el duque de Palma voló discretamente la víspera desde Washington-, don Juan Carlos planteó a aquel dos exigencias: que exculpara a su hija, la infanta Cristina de Borbón, si resultaba imputado -lo que finalmente sucedió el 29 de diciembre de aquel año-, y que rompiese con el abogado Mario Pascual Vives, el elegido por el exjugador internacional de balonmano para hacerse cargo de su defensa. Pero Urdangarin tenía otros planes.

Fuentes muy cercanas a la Zarzuela han relatado a El Confidencial que el marido de la Infanta asumió con naturalidad la primera de esas exigencias, pero echó balones fuera cuando el Rey insistió en que Pascual Vives era un abogado "mediocre", con un prestigio y profesionalidad muy por debajo del de otros reconocidos penalistas. Don Juan Carlos, según esas fuentes, no quería que un letrado "del montón" pudiera arrastrar a su yerno al banquillo con una estrategia equivocada, y con ella a su propia hija. 

El Rey llegó a sugerir a Urdangarin el nombre de varios bufetes y abogados de su entera confianza que estarían "encantados" de asumir su defensa si el jefe del Estado se lo pidiera. Y citó, entre otros, a Miquel Roca i Junyent, quien finalmente, y por decisión personal del monarca, representará a la infanta Cristina tras su imputación por el juez José Castro. Pero Urdangarin alabó las virtudes de Pascual Vives -con el que, además, mantiene una estrecha amistad- y, como único compromiso, le dijo a su suegro que "lo pensaría".

Saltan las alarmas

Pocos minutos después de aquel embarazoso encuentro, Urdangarin se reunió en el mismo palacio de la Zarzuela con José Manuel Romero Moreno, conde de Fontao, asesor jurídico personal del Rey desde hace dos décadas, presidente del bufete Romero Moreno Abogados, patrono de numerosas fundaciones, consejero de Patrimonio Nacional y hombre de la máxima confianza del Jefe del Estado. El consejero real, como ya había hecho don Juan Carlos, reiteró que Pascual Vives no reunía las condiciones idóneas para llevar un caso de tanta trascendencia y que tanto daño estaba causando a la institución monárquica. Pero el duque de Palma también le dio largas.

Todas las alarmas saltaron en la Casa del Rey cuando Urdangarin, ya imputado, prestó declaración por primera vez ante el juez Castro, el 25 y 26 de febrero del pasado año. El duque de Palma descargó toda la responsabilidad del entramado delictivo urdido en torno al Instituto Nóos sobre su antiguo socio, Diego Torres, y aseguró que era este quien gestionaba la entidad supuestamente sin ánimo de lucro y adoptaba todas las decisiones, limitándose Urdangarin a ejercer un papel meramente protocolario e institucional. En la Zarzuela, según las fuentes consultadas, se llevaron las manos a la cabeza.
 
como presunta cooperadora necesaria o cómplice de su marido. La última palabra la tiene ahora la Audiencia Provincial de Baleares, que en mayo deberá resolver si mantiene o no la condición de imputada de la hija del Rey. Pero, pase lo que pase entonces, el Jefe del Estado jamás perdonará a su yerno su empecinamiento en aliarse con Pascual Vives. "En la Zarzuela existe la certeza de que, con otro abogado, la Infanta no estaría imputada", sostienen las fuentes consultadas.    
#45
Urdanga dale un mandoble a este conde que tu tienes dos puntas mas en tu corona de Duque.

Aunque sea del Ducado donde se hacen empalmes.

Ampliar comentario
#44
Ser malo y además tonto es una carga muy dura en la vida. Se puede ser ambas cosas por separado pero juntas es una combinación fatal. La soberbia para desobedecer al Rey que ya en 2007 le pidió que se apartara del instituto Noos, y la testarudez y desconfianza de no seguir los consejos del rey respecto al abogado de su defensa, lo ha llevado a el y a la infanta al peor escenario desde el punto de vista judicial. Por otro lado el delito presuntamente cometido es execrable por su contenido al usar una entidad supuestamente benéfica y sin ánimo de lucro para niños para lucrarse, es desde el punto de vista moral de una bajeza difícil de perdonar por la opinión pública, y pone bajo sospecha las relación del conjunto de la familia real en sus actividades benéficas. La prevista urgente modificación de la Ley para que toda la familia Real este en lo sucesivo cubierta por el blindaje jurídico de convertirse en aforados demuestra el pánico desatado en todos los ámbitos institucionales por la deriva delictiva de Undargarin.
Ampliar comentario
#43
30 En los bancos serios de correos electrónicos o faxes para pasar por ejemplo transferencias nada de nada, está prohibido por el alto riesgo que esto implica al no poder comprobar la fuente, ni las firmas, ni nada de nada.
Banca electrónica que para eso está.

Saludos.
Ampliar comentario
#42



33 Abstentioner

Supongo que la informática es como todo, nada es imposible hasta que uno lo hace, es tan sencillo como eso, en el caso que nos ocupa ademas podrían existir servicios secretos por medio y solo Dios sabe lo que pueden tener en la cartera esa gente.

Pero tan bien es cierto y aquí si le doy la razón, que es de imaginar que se hallan comprobado, por todos los medios habidos y por haber. Y el caso de duda lógica, comenzaría en el supuesto de que no reconocería haberlos enviado. Pero de eso no escuche nada, que no es lo mismo: que no haya ocurrido y los haya negado.

Abstetioner por cierto: se me acaba de ocurrir, ahora mismo le digo como cumplir con todas esas normas de seguridad informáticas y que no haya enviado un correo. [no lo voy a poner].







Ampliar comentario
#41
tontos chulos-chulos tontos-y urgandarin es chulo y tonto.nto-.
por los cuatrocostados.

y la pobre cristina esta defendiendo la cosa de loshijos.

ynuestra simpatia y respeto esta con CRISTINA.
Ampliar comentario
#40
La Casa del rey ayudó desde el comienzo a los señores de Urdangarín. Un apoyo decidido y fundamental sin el cual los negocios de la pareja no hubieran podido prosperar.
El rey ha sido contumaz en abandonar los barcos que amenazaban naufragio, y poco le ha importado en otras ocasiones el hundimiento de los capitanes.
Se equivocó en el momento del embarque, volvió a equivocarse al anteponer la paternidad a la corona cuando cayó su hija, y erra por tercera vez al permitir la huida a Qatar.
Ampliar comentario
#39
41 caray chato como te aburres...
te crees tu cantinela, o no soporizas con ella porque crees que interesa...
Ampliar comentario
#38
42 De acuerdo en lo de la cárcel para el duque empalmado y para otros animales de la misma o semejante especie. QUE DIGAS QUE LA CALLE ES UN CLAMOR PIDIÉNDO LA REPUBLICA, lo siento pero no...de momento no es tal clamor [mal que me pese]
Ampliar comentario
#37
LA CALLE ES UN CLAMOR A LA CARCEL CON EL DUQUE EMPALMADO , ABAJO LA MONARQUIA VIVA LA REPUBLICA
Ampliar comentario
#36

Por cierto, y ya para terminar: Torres no ha entregado los e-mails impresos y en papel, sino en su formato electrónico original [.pst] en un pen-drive. Por eso se tan sencillo como mascar chicle saber si son originales o han sido manipulados.

¡Ah!, y le quedan unos cuantos más por sacar a la luz.

Hasta otro día.
Ampliar comentario
#35
38

¡Otro! Jajajajaja Mire señor &034;cortesano&034;, o &034;súbdito&034;. Voy a intentarlo por última vez, como si usted tuviese 2 años.

¿Usted se cree que estos e-mails no han pasado por las manos de los expertos del CNI, de la Policía Científica o de la GC, unos e-mails que apuntan a la hija de Campechano?

¿Usted que cree?

A ver.

O es usted un ingenuo o en verdad tiene 2 años.

Fue lo primero que hicieron... y ¡bingo!

Ampliar comentario
#34
36

Por otro lado, lamento mucho comunicarle que los correos no son las pruebas claves que maneja el juez. Los correos simplemente apuntan a que la familia del Jefe del Estado sabía lo que estaba pasando y, en vez de denunciarlo en el juzgado de guardia de El Pardo, se lo calló [¿se llama eso complicidad? ¿Es un delito?].

Recuerde que dos personas de la Casa del Reír, dos estrechos colaboradores de Juan Carlos Borbón están imputados. ¿Por qué será? ¿O es que también estos son falsos ?

Hay facturas, contratos, transferencias, actas de reuniones, correspondencia y documentación a espuertas, cajas llenas& una amplísima documentación que va mucho más allá de los simples correos.

Se siente.
Ampliar comentario
#33
33 Señor Abstentioner, veo que Ud de informática sabe mucho, pero en un artículo como éste no aporta nada. Primero por sus conocimientos de Banca Electrónica. La Banca Electrónica es eso, Banca a través de la web oficial, y no el hecho de que el director, subdirector o quién Ud conozca en su sucursal acepte su email para dar órdenes de transferencias o lo que se le ocurra. Eso lo hacen por confianza con Ud o que ha admitido por escrito comunicarse por medios electrónicos. Pruebe a abrir una cuenta en una sucursal en dónde le conozcan del primer día, nada más, y envíele un mail a algún empleado de la oficina, a ver qué caso le hace...
Por otro lado, de instrucción, que yo no sé mucho, Ud sabe bien poco. Esta instrucción la están llevando de pena. No se puede dirigir una instrucción a expensas de que uno de los imputados entregue hoy y mañana también las pruebas que le apetezca. Se les reclaman todas las pruebas que quieran entregar en una fecha concreta y punto, y lo que está haciendo el Sr Torres y lo que le está permitiendo el Juez Intructor es demencial. No me extrañaría que al final el juicio se diera por nulo por tener una instrucción no válida. Y si no al tiempo!!!
Ampliar comentario
#32
36

Ahora se lo voy a explicar como si tuviese 3 años.

¿Se cree usted que esos correos no han sido ya comprobados por el CNI, Policía Científica o la División de Informática de la GC? Porque sin esos correos no habría caso Casa Real .

¡Hombre! Campechano y su familia no tienen un CI brillante, pero se les hubiese ocurrido hasta ellos.


PD: Y de informática usted cero zapatero.
Ampliar comentario
#31
33 Lamento informarle que con un buen editor hexadecimal y paciencia se puede manipular cualquier correo, lógicamente habría discrepancia entre emisión y recepción pero...¿cual es el bueno?

Ocurre, que -efectivamente- el Sr Duque de Palma [de momento] y su abogado cayeron en la burdísima trampa de contestar a cuestiones que aparecían reflejadas en dichos correos [por lo visto en cantidad apreciable], dando visos de veracidad a los correos, aunque discutiendo parte de sus contenidos. Metedura de pata garrafal a sumar a las innumerables del Sr. Vives.

Saludos a todos.
Ampliar comentario