La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

ESTRASBURGO SE REÚNE EL MIÉRCOLES; RECLAMARÁN MILLONARIAS INDEMNIZACIONES

El fin de la ‘doctrina Parot’ dejará en la calle a 77 etarras y violadores

La Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo se reunirá el próximo miércoles 20 de marzo para decidir sobre el recurso planteado
Foto: El fin de la ‘doctrina Parot’ dejará en la calle a 77 etarras y violadores
El fin de la ‘doctrina Parot’ dejará en la calle a 77 etarras y violadores

La Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo se reunirá el próximo miércoles 20 de marzo para decidir sobre el recurso planteado por España ante la decisión que tomó una sección de este mismo órgano el pasado mes de julio en contra de la llamada ‘doctrina Parot’. Si el recurso planteado por el Gobierno español es finalmente desestimado por el TEDH, 77 peligrosos delincuentes con asesinatos y violaciones en su historial quedarán automáticamente en libertad y podrán reclamar al Estado el pago de millonarias indemnizaciones por el tiempo añadido que han pasado en prisión.

La ‘doctrina Parot’ se aplica en España desde 2006, a raíz de una resolución del Tribunal Supremo que fue posteriormente avalada por una sentencia del Tribunal Constitucional. Decreta la aplicación de los beneficios penitenciarios sobre el cómputo total de la pena, no sobre el tiempo máximo que los condenados pueden estar en prisión. Como resultado de esta interpretación, los reclusos con delitos especialmente atroces difícilmente pueden salir de prisión antes de llegar al límite que una persona puede estar entre rejas en España, 30 años para los condenados antes de 2003 (desde ese año, la condena efectiva máxima para los terroristas está fijada en 40 años).

El Gobierno ha recurrido esta sentencia, pero las posibilidades de que su alegato se imponga son limitadas, según admiten fuentes del Ministerio del InteriorEn su primera resolución, el TEDH resolvió que esta interpretación de las penas no se ajusta al Convenio Europeo de Derechos Humanos, al que se encuentra adherida la legislación española desde 1979, por el carácter retroactivo de la revisión de las condenas. En concreto, los siete magistrados de la sección del TEDH que se pronunció sobre la doctrina Parot consideraron que ésta contravenía el artículo 7 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, que estipula que “nadie podrá ser condenado por una acción o una omisión que, en el momento en que haya sido cometida, no constituya una infracción según el derecho nacional o internacional. Igualmente no podrá ser impuesta una pena más grave que la aplicable en el momento en que la infracción haya sido cometida”.

Resultado del caso de Inés del Río

Esta resolución fue resultado de un recurso interpuesto ante el TEDH por la defensa de la histórica etarra del comando Madrid, Inés del Río, con 24 asesinatos en su trayectoria delictiva. Por ellos fue condenada en 1989 a más de 3.200 años de prisión y a indemnizar a sus víctimas con 6,5 millones de euros en concepto de indemnizaciones que aún no ha pagado. Pero, gracias al antiguo cómputo de los beneficios penitenciarios, Del Río estuvo a punto de salir a la calle en 2008, tras sólo 19 años de condena. La aplicación de la doctrina Parot lo impidió, posponiendo su salida hasta 2017. Sin embargo, sus abogados recurrieron la doctrina y el TEDH les dio la razón. No sólo tumbó esta interpretación del Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional, sino que también obligó al Estado a indemnizar a la etarra con 30.000 euros. 

El Gobierno ha recurrido esta sentencia, pero las posibilidades de que su alegato se imponga son limitadas, según admiten fuentes del Ministerio del Interior. La Abogacía del Estado ha utilizado una sentencia del propio TEDH sobre un caso similar referente a un preso chipriota (el llamado caso Kafkaris) en el que este órgano dio la razón al Estado. Además, el recurso recuerda que el Tribunal Constitucional avaló el encaje de la doctrina en el ordenamiento español, que a su vez se encuentra acomodado dentro del Convenio Europeo de Derechos Humanos. Para la Abogacía del Estado, sería una incongruencia tumbar el nuevo cálculo de penas, por la legalidad que emana del orden jerárquico de estas normas.

Un efecto inmediato 

Las decisiones del TEDH vinculan por completo a España. Si la Gran Sala de este tribunal, compuesta por 17 magistrados de diferentes nacionalidades de la UE, rechaza la doctrina Parot, al menos 77 peligrosos reclusos saldrán automáticamente de prisión. Sus abogados sólo tendrán que solicitar al juzgado que les condenó (en el caso de los terroristas y traficantes, a la Audiencia Nacional) que aplique la resolución de Estrasburgo. Entre los que quedarán en libertad figuran 54 sanguinarios etarras, siete miembros del Grapo y otros 14 criminales que purgan penas de narcotráfico o violación, condenados a decenas de años de prisión por asesinatos y violaciones. Y muchos más reclusos podrían acogerse en los próximos meses a este dictamen, que afecta a todos los condenados antes de la reforma del Código Penal de 1996.

No sólo quedarían en libertad. También tendrían derecho a presentar reclamaciones de responsabilidad patrimonial para que el Estado les indemnizara por el tiempo que habrían pasado en prisión de forma injustificada. Así lo establece el artículo 121 de la Constitución y el artículo 292 y siguientes de la Ley Orgánica del Poder Judicial. Los pagos deberían realizarse con independencia de las deudas que los condenados aún tengan con sus víctimas. El caso de Inés del Río es un claro ejemplo. 

La izquierda abertzale da por descontada la derrota de la doctrina y ha convertido el caso de esta histórica del comando Madrid en uno de los puntales de su estrategia de propagandaLas fuentes de Interior consultadas aseguran que tanto este Ministerio, como los departamentos de Justicia y Asuntos Exteriores han tratado de trasladar en todos los foros internacionales la inquietud que este caso genera al Ejecutivo español. A favor de España juegan dos casos similares que afectan al Reino Unido y que también tendrán que ser dirimidos en breve por el TEDH. Madrid y Londres han hecho frente común para defender sus respectivas legislaciones. Con todo, el éxito del recurso español se considera en estos momentos improbable.

Preocupación por la posible alarma social

Aunque la vista tendrá lugar el próximo día 20, harán falta varias semanas para conocer la resolución. Otros 70 etarras han interpuesto ante el TEDH recursos similares, pero el caso de Inés del Río es el más avanzado y el que fijará jurisprudencia. Mientras tanto, la izquierda abertzale da por descontada la derrota de la doctrina y ha convertido el caso de esta histórica del comando Madrid en uno de los puntales de su estrategia de propaganda, a imitación de los casos de Iñaki de Juana Chaos y, más recientemente, de Josu Uribetxeberria Bolinaga.

Al Gobierno también le inquieta la sensación de alarma que puede provocar en la población la salida simultánea de un número tan alto de conocidos y peligrosos delincuentes comunes. Entre los que quedarán automáticamente en libertad si se confirma la peor de la hipótesis se encuentra, por ejemplo, el violador del ascensor de Valladolid, Pedro Luis Gallego, el asesino de Olga Sangrador, Valentín Tejero, y uno de los autores de la muerte de las niñas de Alcasser, Miguel Ricart. Y la Justicia española no tendrá a su disposición ningún instrumento para evitar su excarcelación. El TEDH tiene la última palabra.

#154
La rehabilitación es el fin de la pena. Luego a que esperan. Con 30 años máximo de cumplimiento, las penas por encima de ello son un camelo, una estafa, un juego del reglamento de cumplimiento. ESTA ES LA LEY.
Ampliar comentario
#153
3 Siendo su forma de pensar totalmente respetable [hay gente que aunque a Vd. le sorprenda respeta la libertad de pensamiento], no debería atacar a quien, siguiendo el mismo derecho, condena la puesta en libertad de todos estos asesinos.
Se nota que Vd. ni es víctima de terrorismo, aunque fuera en quinto grado ni han violado a una hija suya.
Pero no desespere, a todo cerdo le llega su S. Martín y quizá [Dios no lo quiera] tenga en el futuro, en su propio entorno, a alguien dañado por alguna de las bestias que dejarán libres o por alguna nueva, similar a estas.
Ampliar comentario
#152
51 Los vascos, como buenos apostolicos, son incapaces de violar ni uno solo, ni de maltratar a una mujer.

Pero de asesinar, tampoco, los etarras se limitan a ajusticiar a quién le sale de los cojones, pero eso no tienen impotancia, aman al projimo como a ellos mismos, lo que pasa es que el que no es vasco, no es &034;projimo&034;, y encima, cuentan con la bendición divina que les imparte sus obispos.
Ampliar comentario
#151
181 La Asociación Profesional de la Magistratura considera que la sentencia no vincularía a España, al igual que muchos otros jurtistas, te dejo el link al artículo. Parece que es la asociación izquierdista quien dice que si, y el ministro del interior que está siguiendo el camino de negociación que le marcó Zapatero [recordemos la reunión que mantuvieron estos dos elementos]

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/07/10/espana/1341943844.html
Ampliar comentario
#150
3 Su comentario es muy apropiado de un perro rabioso.

Y si manda a SPEN a jugar con Bárcenas, mandelo también a jugar con Juan Lanzas y con los Puyoletes.

Y comparar el delito una factura de un fontanero con con el delito de multiasesinatos es delirante.

Y puede estar seguro que los etarras condenados en Francia seguran en la cárcel.
Ampliar comentario
#149
¡ Es la irretroactividad, estupido, la irretroactividad !
Un saludo.
Ampliar comentario
#148
Hay que renegociar nuestra adhesión y recuperar soberanía. Debemos unirnos a David Cameron y forzar una renegociación del tratado de tal manera que cualquier norma que nos perjudique podamos oponernos y no admitirla.
Si no lo hacemos seguiran saqueandonos, destruyendo todos los sectores productivos, enviando a la indigencia a los trabajadores, cercenando las conquistas de decenios, y todo para llenar los bolsillos de las multinacionales o de los manipuladores financieros con los productos sofisticados creados para engañar y apoderarse de las ganacias y del esfuerzo de las personas honradas, y además con el marchamo de la UE de legalidad.
Hay que empezar por desterrar de España a todos los politicos nefastos de los partidos hegemonicos que torticeramente se perpetuan con reglas creadas al efecto impidiendo una autentica democracia.
Ampliar comentario
#147
178

Decía Espartero [el que entró a caballo al Congreso] que para mantener la paz en España era menester bombardear cada 50 años Barcelona.

Muy en su línea, [en la de Espartero] claro.
Ampliar comentario
#146
En al año 2010 y después de más de 12 años de una Justicia espurea en mi país, acudí a este Alto Tribunal que se hace llamar de Derechos Humanos. Mi recurso en un principio fue admitido a trámite con la esperanza de que más allá de nuestras fronteras encontraría una justicia que haga cumplir los Derechos Humanos cuando se incumplen por falta de aplicación de La Ley. Incomprensiblemente en el 2012 recibo una simple notificación de este Alto Tribunal que mi recurso no ha sido admitido a trámite por el Artº.34 y 35. Lo ha decidido un único juez. A pesar de que mi recurso se confundió con el de un preso catalán, se me advierte de que no tengo derecho a pedir ninguna explicación. En mi caso concretamente puedo decir que El Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo al día de hoy permite que inocentes estemos condenados, mientras que etarras y violadores sean absueltos e imdemnizados. Está claro, que dentro y fuera de nuestras fronteras solo podemos esperar la verdadera JUSTICIA DIVINA.
Ampliar comentario
#145
175 Aunque reconozco el tono irónico de sus palabras cuando utiliza el término &034;gudari&034;, yo, no me ando con rodeos y prefiero llamarlos directamente basura o alimañas. A estos últimos el lugar idóneo son el estercolero o la de permanecer encerrados para que no sean un peligro para la sociedad. Los &034;gudaris&034; fueron otra cosa, pero claro, ya sabemos una mentira contada en infinidad de ocasiones, acaba convirtiéndose en verdad absoluta, cuando no en dogma.
Ampliar comentario
#144
141 Un violador resulta un tipo mucho menos indigno y mezquino que los terroristas de la Eta.

Un violador español, como dice vd., merece mucha menos condena que los vascos fanatizdos hasta el punto de asesinar a personas indefensas, incluso niños, o que como muestra del mayor valor tienen la del tiro en la nuca con alevosía o el coche bomba con mando a distancia.

No me extraña de su cobardía, ya que si se consideran sucesores de los gudaris del 36, ya sabemos todos de las prisas que se dieron para correr hasta Santoña a la primera acometida.
Ampliar comentario
#143
141 Despojillo, tengo una duda que me corroe; tras el asesinato a sangre fría de M.A. Blanco, tan propio de esos heroicos gudaris vascos del tiro en la nuca y el coche bomba ajusticia-niñas, con motivo del único acto de dignidad colectiva de este país en los últimos 30 años, o sea, del asedio a las miserables cochiqueras de ratas batasuneras, ¿Tú fuiste de los de crisis de incontinencia mingitoria o de los de ceco-rectal?
Quizás, quién sabe, tengáis que demostrar nuevamente vuestro auténtico valor en poco tiempo...
Ampliar comentario
#142
166 De vascuence no tengo ni idea pero pensaba que hijo se dice semea [sic] y no ximeno.

Sobre finales de los 70/80 recuerdo cómo un patrona pesquera de Bermeo que lo hablaba en el ascensor era mirada como paletuca por sus vecinos del piso de Bilbao donde vivía, ya que en las ciudades no lo hablaba nadie.

Años después me comentaba esa misma patrona que de resentida ahora era ella la que no lo usaba en el ascensor con los nuevos vecinos rápidamente euskaldunizados en batúa.
Ampliar comentario
#141
167 Exacto, los únicos culpables de todos los asesinatos de ETA son la gran mayoría de vascos que activamente o pasivamente, pero cobardes ambas actitudes, no han plantado cara a los asesinos vascos y se han convertido en cómplices NECESARIOS E IMPRESCINDIBLES para todas las acciones de los asesinos vascos.
Ampliar comentario
#140
Lo que tenían que haber hecho este gobierno hace tiempo es implantar la cadena perpetua, eso existe en muchos países de la Comunidad Europea y ya no tendríamos el problema de recursos a ningún tribunal internacional. Aquí en este tema no hay ninguna excusa para incumplir el programa con el que el PP se presentó a las elecciones.
Ampliar comentario