La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

COBRARON UNA COMISIÓN MILLONARIA POR VENDER UN CHALÉ DEL MONARCA EN PUERTA DE HIERRO

Dos sobrinos del Rey se sientan hoy en el banquillo por un 'pelotazo' inmobiliario

Dos sobrinos del Rey se sientan hoy en el banquillo de los acusados por un presunto pelotazo inmobiliario en la venta, por 2,7 millones de euros, de
Dos sobrinos del Rey se sientan hoy en el banquillo de los acusados por un presunto pelotazo inmobiliario en la venta, por 2,7 millones de euros, de un chalé propiedad de Don Juan Carlos y sus dos hermanas, las infantas Pilar y Margarita de Borbón. Si son condenados, Bruno Gómez Acebo y Marcos Gómez Acebo deberán devolver la comisión millonaria que se embolsaron por intermediar en la operación.

La mansión, que el padre del monarca, Don Juan de Borbón, había dejado en herencia a sus tres hijos, fue adquirida en 2002 por Comercializadora Peninsular de Viviendas (CPV), una cooperativa en quiebra e intervenida judicialmente que estafó a más de 1.200 familias madrileñas, y cuyos promotores están en la cárcel. Los dos sobrinos del Rey, que hicieron de intermediarios en la operación inmobiliaria, cobraron una comisión de 1,5 millones de euros (vea el álbum con las fotos de la mansión).

Los síndicos de la quiebra, encargados de recuperar los casi 30 millones de euros estafados por CPV para repartirlos entre los acreedores de la sociedad, reclamaron a Bruno Gomez Acebo, sobrino del Rey, y Marcos Gomez Acebo, sobrino de la infanta Pilar, que devolviesen los 1,5 millones de euros cobrados en concepto de comisión y pasaran a engrosar la lista de acreedores. Ante la negativa de éstos a reintegrar esa cantidad, los síndicos presentaron una demanda de retroacción contra los sobrinos de Don Juan Carlos, que se sentarán hoy en el banquillo del Juzgado de Primera Instancia número 17 de Madrid.

El chalé Villa Giralda, bautizado así en honor a la residencia que Don Juan de Borbón, su esposa, Doña María de las Mercedes, y sus hijos ocuparon durante su exilio en Estoril (Portugal) el siglo pasado, fue vendido en febrero de 2002 por el Rey y sus hermanas a CPV por 2,7 millones de euros, que se repartieron entre los tres a partes iguales. El chalé, enclavado en la exclusiva urbanización madrileña Puerta de Hierro y hoy demolido, ocupaba una parcela de más de 4.200 metros cuadrados, y se componía de dos plantas, semisótano y casa de servicio. 

La escritura de compraventa fue firmada, en representación de Don Juan Carlos y sus hermanas, por José Manuel Romero Moreno, conde de Fontao y asesor legal del monarca, a quien los tres hermanos Borbón habían otorgado en 2001 los correspondientes poderes notariales. El conde de Fontao adquirió notoriedad pública este mismo año, cuando El Confidencial reveló que estaba desempeñando un papel de intermediación clave en el caso Urdangarín entre el Rey y su yerno, imputado por corrupción y a punto de sentarse también en el banquillo.

Una comisión "desorbitada"

​Fuentes jurídicas consultadas por El Confidencial aseguran que la comisión cobrada por los sobrinos del Rey fue "desorbitada", ya que ambos se embolsaron 1,5 millones de euros por una operación de compraventa de 2,7 millones. Es decir, más de un 55% sobre el monto global, cuando lo habitual en estos casos es que la comisión de los intermediarios no supere el 5%. Don Juan Carlos, por su parte, cobró 901.518,16 euros en un cheque nominal de Ibercaja, al igual que sus hermanas Pilar y Margarita.

En total, la promotora CPV desembolsó 4,2 millones de euros al monarca y sus familiares. "Para enmascarar la estafa, los promotores trataron de dar una imagen de seriedad y solvencia al adquirir Villa Giralda. Si el Rey vendía su casa a CPV, las familias estafadas pensarían que invertían sus ahorros en una operación fiable", añaden las mismas fuentes. Los afectados habían pagado una media de 500.000 pesetas -3.000 euros- en concepto de señal y un millón más de entrada -6.000 euros- por unas viviendas en los barrios de Sanchinarro, Las Tablas y Montecarmelo, en la zona norte de Madrid, que jamás llegaron a construirse.

​Bruno Gómez Acebo, en conversación telefónica con este diario, rehusó ayer hacer comentarios. El sobrino del Rey confirmó que el juicio por la demanda de retroacción contra él y Marcos Gómez Acebo se celebra hoy en los juzgados de la Plaza de Castilla de Madrid, y se limitó a señalar: "Confío en probar mi inocencia". A petición de ambos, la vista tendrá lugar a puerta cerrada

El juez, según las fuentes jurídicas consultadas, ha accedido a esa solicitud con el fin de proteger su intimidad, dada su condición de familiares del jefe del Estado.​ En el juicio prestarán declaración los promotores de CPV, Francisco García Moreno y sus hijos Francisco Javier y Miguel Ángel García Sánchez, que cumplen condena en la prisión madrileña de Soto del Real por varios delitos de estafa.
#71
Pues yo me he en terado hoy y creo que de engaño nada siguen la enseñanza faltaria mas ...a ver cuantos caen mas..
Ampliar comentario
#70

¿A cuenta de qué viene esta noticia, si tiene ya como tres semanas de historia?

¿Hay datos nuevos o sólo es el efecto &034;ventilador&034;?
Ampliar comentario
#69
Entre la monarquía miserable, politicos corruptos, se han cargado España, AHORA ES EL MOMENTO DE QUE ESTA &034;CANALLA COMPULSIVA&034;DEVUELVA EL DINERO ROBADO Y PAGUE POR ELLO.
Ampliar comentario
#68
50 Payasadas, que lo único que pretenden es hacer demagogia barata, apoyada esta por jueces papanato-garbanceros. Ya es un burla, someter a diligencias, que nos cuestan dinero al contribuyente algo que pasó hace 10 años. Claro, si no lo hacen, el juez de turno, no cobra celebridad. ¡¡ Es de los que emplumó a los sobrinos del Rey !!!, de seguro que le gustan que digan de el.
¿ Porque no en su momento ?
Aquí en este país, ha trincado y chupado todo el mundo que el tema del ladrillo, y ahora, vienen con estas tontunas.
Ampliar comentario
#67
¿ Y que coño, importa si se llevaron una comisión de esa índole, además de hace 10 años ?.- La culpa, quien la dío. Ellos como todos los españolitos de a pié: Trincar todo lo que se podía con la especulación inmobiliaria. Aquí ha trincado y especulado tó quisque, el banco, el API, el avisador, el portero, el cuñado de uno, que tenía un primo, que en el bar vió pasar por la calle a otro, que conocia a un contratista. Venga ya. Aquí ha chupado hasta el Gran Oriente, por decír algo.
¿ Ahora de que van Uds. ?
Ampliar comentario
#66
De cuestiones, robos y estafas es el caso de Hernani
Ampliar comentario
#65
Es evidente que si la comision era de 1,5 millones, el principal de la transacción era muy superior al precio declarado, si los administradores judiciales no hubiesen sacado a la luz la situación, esta cuestión no hubiese saltado, pero los azares del destino, podemos ver que hay presuntamente muchos delitos fiscales de distintos impuestos, incluidos la posible prevadicación por omisión de la inspección de tributos que parece no querer investigar los posibles delitos fiscales que obviamente superan los 120.000¬ de cuota defraudada..
Ampliar comentario
#64
¿Y si el precio de venta era de 50 kilos?, entonces el porcentaje de comisión sería un 3,5 % lo que no se aparta del estandar.

Y alguien se ha endosado la diferencia de 45 kilos en dinero tirando a un gris mu Real.

De ahí que el juício sea a puerta cerrada y pelillos a le mer.

JETAS.

Ampliar comentario
#63
67 Claro,pero sería interesante que todos fueran iguales ante la ley, o sea tratados igual en los juzgados y que los magistrados pudieran fallar libremente, sin presiones.
Por cierto, la compra se efectuó hace 10 años...¿no estaría prescrito el delito fiscal?
Ampliar comentario
#62
59 y 55- Me pregunto a vuelo de pájaro, ¿Qué sabrá de democracia mi elocuente comentarista 59? En cuanto al Comentarista 55, de un Juicio Civil se puede pasar a imputaciones penales fácilmente y tal acción no está prohibida en derecho. Finalmente, de acuerdo a la noticia, la venta bruta fue realizada por 4,2 millones en total, los propietarios se dice recibieron 2,7 millones con lo cual el deducible por comisión,ante Hacienda ha debido ser presentado por 1,5 millones, que no sabemos si se realizó o no y si fue aceptado o no por Hacienda. De todas formas los vendedores debieron estar enterados del valor bruto de la venta, ya que o se faltó a la verdad en las Escrituras de Compra Venta declarando un menor valor recibido o se les estafó abusando del Poder Notarial otorgado para la firma y protocolización correspondiente del negocio celebrado ante Notario Público. O se vendió por los 2,7 millones y por debajo de la mesa se entregaron los 1,5 millones de euros, lo cual no solo acarrea problemas civiles, sino penales por el tejido enmarañado en que se realizó el negocio con una sociedad cuyos objetivos se ven claramente eran y se demostró tenía otros derroteros. O tempora o mores.
Ampliar comentario
#61
Todo el que delinque debe pagarlo, pero cuando un juez dicte sentencia,no antes.
Ampliar comentario
#60
otra palada más de basura para los borbones y cias., jeje, en tiempos de pacorranas se decía... en la españa de franco el que no roba es porque es manco, ahora diremos... en la españa del borbón el que no roba y corrompe es porque es manco, cojo, ciego y gilipollón
Ampliar comentario
#59
Una comisión del 55%, encima sobre mas de dos millones de euros, me parece una comisión escandalosa y denota que hay algo detras de esa comisión de 1,5 millones de euros. Lo que hay detras de esa comisión podría ser algo turbio en lo que estuviesen implicados los Borbón, los compradores y los comisionistas.En este caso,se trata de un procedimiento civil pero si hubiese indicios racionales de comisión de una estafa o cualquier otro delito,el juez de primera instancia debería de librar testimonio de las actuaciones a un juzgado de instrucción.
Ampliar comentario
#58
Hay que ser &034;ejemplar&034; [digno de ser puesto como modelo]... pués menudo modelo... El modelo lo tenemos claro!. Menuda panda!!!
Ampliar comentario
#57
Pues la verdad es que parece como si se hubiera pagado una parte del precio en negro,porque no iría a estafar un hijo a su propia madre [la infanta Pilar],me imagino.
No veo la necesidad del comisionista, que se gana mas que los propios herederos [Rey y sus dos hermanas]por la casa de sus padres.
Y ahora se va tirando del hilo...y lo hacen a puerta cerrada porque pueden salpicar a alguien....pueden salir delitos fiscales por cobros sin declarar.¡Sólo faltaría que se implicasen a las hermanas del Rey por ingresos sin declarar a Hacienda...! [El rey es inviolable penalmente, como sabemos ]Aunque me imagino que ya serían delitos prescritos [caso de existir]
Ampliar comentario