EL CONSEJERO PIDE QUE SE LEVANTE SU IMPUTACIÓN

Rodríguez Ponga se lava las manos en el 'caso Bankia' a pesar de sus 6 años en Caja Madrid

Estanislao Rodríguez Ponga, uno de los 33 consejeros del “caso Bankia”, asegura en el recurso que ha presentado contra su imputación que no tiene nada que

Foto: Rodríguez Ponga se lava las manos en el 'caso Bankia' a pesar de sus 6 años en Caja Madrid
Rodríguez Ponga se lava las manos en el 'caso Bankia' a pesar de sus 6 años en Caja Madrid

Estanislao Rodríguez Ponga, uno de los 33 consejeros del “caso Bankia”, asegura en el recurso que ha presentado contra su imputación que no tiene nada que ver con el mayor escándalo financiero de nuestro país porque ni participó en el consejo de administración que aprobó las cuentas del Banco Financiero y de Ahorro (BFA), ni en el que decidió la salida de Bankia a Bolsa. Rodríguez Ponga fue elegido vocal de BFA en representación de Caja Madrid, que tenía el 52,1% del capital social de la nueva entidad, la participación más alta, con diferencia, de las siete cajas integradas.

Su letrado Javier Iglesias, del despacho Abley Abogados, dice en el recurso que el instructor (el magistrado Fernando Andreu) no debió admitir a trámite la querella contra Rodríguez Ponga por el solo hecho de haber sido consejero de BFA, sin haber comprobado previamente “los datos objetivos que acreditan que no tuvo que ver con los hechos objeto de la querella”. 

El defensor explica al juez que su cliente fue nombrado consejero de BFA por la junta general de accionistas celebrada el 21 de junio de 2011, pero nunca tuvo poderes ni en dicha entidad ni en Bankia. “Nunca ha tenido relación laboral ni con Bankia ni con BFA, no ha estado dado de alta en la Seguridad Social ni en BFA ni en Bankia, ni ha tenido lugar de trabajo o despacho ni en BFA ni en Bankia, ni ha tenido coche de empresa, ni siquiera teléfono de empresa”.

El primer consejo de BFA al que asistió Rodríguez-Ponga fue el celebrado el 28 de junio de 2011, y en él se acordó poner en marcha la salida a Bolsa de Bankia mediante una Oferta Pública de Suscripción (OPS) de acciones. Una fecha que, en opinión de la defensa, hace imposible que participara en la reunión que abordó las cuentas de BFA (el 17 de febrero de 2011) , “que ya estaban aprobadas y ejecutadas cuando mi mandante es nombrado consejero”, dice el recurso.

Pese al escrito, lo cierto es que Rodríguez-Ponga, secretario de Estado de Hacienda entre 2001 y 2004, con Rodrigo Rato como vicepresidente y ministro de Economía (también imputado como presidente de Bankia y  consejero de BFA), tenía una relación muy estrecha con Caja Madrid desde al menos seis años antes. El exconsejero del banco ya nacionalizado estuvo sentado en varios consejos de la entidad madrileña, entre otros el de Corporación Financiera Caja Madrid (desde octubre de 2006), una subsidiaria dedicada a la concesión de préstamos personales para comprar todo tipo de  productos de consumo. 

Además, el anterior presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, confió también en él para ser consejero de Cibeles, el holding creado en febrero de 2009 para aglutinar las participaciones financieras del grupo. Esa sociedad se constituyó para sacarla a bolsa, operación que se abortó por la mala situación de los mercados. La relación de Rodríguez-Ponga con Caja Madrid ha sido tan próxima que el abogado ha sido consejero de la institución hasta su dimisión el pasado 19 de septiembre.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios