UNA CAMPAÑA DE DESOBEDIENCIA CIVIL

Los profesores de universidad se niegan a cubrir a los compañeros que no han sido renovados

Varias plataformas de trabajadores de cuatro universidades públicas de la Comunidad de Madrid trabajan en la elaboración de una campaña de "desobediencia civil" que, entre otras
Fecha
Tags
    Varias plataformas de trabajadores de cuatro universidades públicas de la Comunidad de Madrid trabajan en la elaboración de una campaña de "desobediencia civil" que, entre otras cuestiones, plantea que los profesores se nieguen a cubrir grupos o clases de compañeros que no han sido renovados este curso.

    Así lo ha explicado Ángeles Diez, profesora y miembro de una de las dos plataformas de trabajadores que se han formado en la Universidad Complutense de Madrid, con la presencia de más de 600 empleados. A estas dos plataformas se suman otra en la Autónoma, en la Carlos III y en la Rey Juan Carlos, donde en junio se despidieron a dos decenas de profesores contratados.

    La campaña, que será presentada el próximo día 12 en una librería madrileña, contará con acciones como la del profesorado o relacionadas con el Personal de Administración y Servicios (PAS), que será llamado a no cubrir acciones que hasta ahora realizaban personas que han sido despedidas, dentro de las políticas de recortes universitarios.

    También se están planteando salir a las 12 horas a cortar las carreteras más cercanas a los centros universitarios como protesta por la situación actual, algo que ya se ha venido produciendo durante la segunda quincena del mes de julio, cuando se anunciaron las nuevas medidas y la retirada de la paga de navidad.

    Entre los estudiantes también se está desarrollando este movimiento, y entre sus acciones planean pedir de forma masiva becas para este curso con el fin de retrasar el pago de la matrícula, que no se hace efectiva hasta que se recibe la respuesta sobre la concesión de la misma por parte del Ministerio de Educación.

    Según Diez, el objetivo de esta campaña es llevar a cabo "acciones pacíficas" porque no están dispuestos "a cumplir leyes injustas que violan derechos fundamentales, como son el derecho al trabajo y el derecho a la educación". "Haciendo uso de la objeción de conciencia podemos negarnos a dar clases de profesores despedidos", ha dicho.

    #4
    Compartir
    Pues a la calle. Ya está bien por parte de los funcionarios que se dediquen a vivir del dinero de los contribuyentes sin pegar ni golpe como si fuera su derecho por su cara bonita y que no cumplan con su trabajo.

    A ver si se enteran que si cobran la nómina del contribuyente tienen que trabajar como si trabajaran en cualquier empresa privada y no dedicarse a tocarse la nariz.
    Ampliar comentario
    #3
    Compartir
    glu, glu, glu, glu , gluuuuugluglu
    Ampliar comentario
    #2
    Compartir
    Con las universidades en manos de los comunistas [profesores y estudiantes] no me extraña que el nivel de la enseñanza universitaria en España se parezca cada vez mas a la Rumanía de Ceaucescu o Corea del Norte....
    Ampliar comentario
    #1
    Compartir
    No me lo puedo de creer.
    Ampliar comentario