EL LÍDER DEL PSM NO ACATA LA AUTORIDAD DE FERRAZ

Gómez arremete contra Rubalcaba y lo compara con un “boxeador desorientado”

La batalla interna en el PSOE, lejos de apaciguarse conforme Alfredo Pérez Rubalcaba se asienta en la secretaría general, se recrudece. Figuras como Tomás Gómez se

Foto: Gómez arremete contra Rubalcaba y lo compara con un “boxeador desorientado”
Gómez arremete contra Rubalcaba y lo compara con un “boxeador desorientado”

La batalla interna en el PSOE, lejos de apaciguarse conforme Alfredo Pérez Rubalcaba se asienta en la secretaría general, se recrudece. Figuras como Tomás Gómez se resisten a respetar la autoridad del líder socialista, y ayer, en un afilado artículo, el barón madrileño se atrevió a comparar la estrategia de Rubalcaba con la de un “boxeador desorientado”. Tras apoyar a Carme Chacón en la disputa por el poder, Gómez no ha replegado velas y mantiene vivo el pulso con Ferraz.

El secretario general del PSM ha decidido no esperar a que Rubalcaba consolide su posición, y ha lanzado el asedio a la dirección federal. Ha cuestionado abiertamente la línea de oposición de su partido, ha reclamado que se celebren primarias cuanto antes para elegir al candidato electoral, y ha aprovechado el contexto internacional para identificarse con el Partido Socialista francés, insinuando que el PSOE está derivando peligrosamente hacia el Pasok griego.

En una tribuna de opinión publicada ayer en Expansión, Gómez arremete contra la estrategia de Rubalcaba y rechaza de plano la petición de un gran pacto de unidad nacional con el Ejecutivo del PP. Esta demanda, que busca proyectar una imagen de partido de gobierno,  ha conformado el mensaje central de Ferraz en los últimos días. Sin embargo, para el líder del PSM, “la demanda de un pacto en abstracto y sin explicar su contenido parece más el abrazo de un boxeador desorientado que un ejercicio de liderazgo. Y es liderazgo, para abrazarse o para competir, lo que necesita España”.

Gómez reitera en su columna que los socialistas no pueden pactar con el PP en las actuales circunstancias porque “iría en contra” de sus valores y de “los intereses generales de la sociedad”. “Detrás de palabas grandes no puede haber intenciones pequeñas. Detrás de un Pacto de Estado no puede esconderse pactar políticas de derechas. No puede haber pactos de Estado entre unos pocos que no están dispuestos a renunciar a nada y la mayoría, a la que ya no le queda casi nada a lo que renunciar”, advierte.

Pero el líder del PSM no se contenta con la imagen del boxeador desorientado y con acusar a Rubalcaba de abrazar políticas de derechas, sino que avisa del declive que puede sufrir la formación, si sigue los pasos de los socialdemócratas griegos del Pasok. “Los socialistas debemos mirar al frente y no desviar nuestra mirada, debemos ponernos en el camino de los socialistas franceses y no equivocarnos como los compañeros griegos”, sostiene. No obstante, el artículo no contiene ningún análisis sobre la situación del partido en la Comunidad de Madrid, ni aclara por qué su defensa de “un modelo económico alternativo” no ha funcionado electoralmente en la región.

Ferraz, contra los “cantos de sirena”

Gómez lanza sus ataques después de haber cuestionado ya a Rubalcaba su actuación en el caso Bankia, cuando se sumó a la petición de Chacón para que el PSOE exigiera una comisión de investigación. Lo cierto es que el debate en el partido sobre qué tipo de oposición llevar a cabo está abierto, y hay quien coincide en la necesidad de elevar el tono y diferenciarse más del PP. Aunque las críticas han llegado también por el exceso de contundencia: José Blanco recriminó a la dirección que se plantara en la renovación de RTVE y no cubriera su plaza en el Consejo.

Mientras, en Ferraz, se insiste en la responsabilidad. Ayer, los socialistas votaron con el PP en el Congreso a favor del pacto fiscal europeo, aunque a cambio de matizar la austeridad con un texto a favor del crecimiento que se debatirá la próxima semana. La enemistad con Gómez viene de lago, y el equipo de Rubalcaba reduce sus críticas a una mera estrategia personal por posicionarse como “la izquierda del PSOE”.

 El martes, en TVE, Elena Valenciano, tachó de “cantos de sirena” la presión por endurecer el discurso, y recordó que el PSOE debe comportarse como “un partido de mayorías”. “Lo que tiene que ser la oposición es inteligente, no dura o blanda; hay que hacer una oposición inteligente”, subrayó la número dos socialista, quien advirtió también que, ante la “gravísima” situación que atraviesa España, el partido debe apoyar al Gobierno en aquellas “cosas útiles” para el país. 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
58 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC