Europa ha puesto fin a una larga recesión gracias a Alemania y Francia. Esto permite esperar buenos datos en España a partir del tercer trimestre del año, aunque persisten riesgos, sobre todo de carácter político. Los expertos señalan que el Gobierno debe continuar con las reformas puestas en marcha y coinciden en que el problema del paro tardará en solucionarse. El punto de inflexión en el que se encuentra Europa permite vislumbrar el fin de la crisis en España, porque dará impulso al sector exterior.

Los analistas de BNP Paribas destacan que la fortaleza de las exportaciones y la mejoría de las perspectivas de consumo “han reducido la contracción de las economías de España e Italia”. Y aunque manifiestan cierta cautela, “esperaríamos a ver una mejora en el mercado laboral”, creen que los últimos datos ponen de manifiesto que lo peor de la crisis ha pasado”.

Francia y Alemania son los dos principales socios comerciales de España: las exportaciones al primero suponen el 16% del total de las ventas al exterior y al segundo, el 10,7%, de ahí la importancia del avance de ambos (la economía francesa ha crecido un 0,5% entre abril y junio y la alemana, un 0,7% y en ambos creció la demanda interna). Por otra parte, la Eurozona en su conjunto absorbe casi el 50% de los bienes y servicios españoles, y el PIB de la región creció un 0,3%. España se ha convertido en 2013 en el segundo país exportador de la UE, por detrás de Alemania, según Eurostat.

Evolución del PIB en la UE27, la Eurozona y Estados Unidos. (Eurostat)Evolución del PIB en la UE27, la Eurozona y Estados Unidos. (Eurostat)Italia y España continúan en recesión, con una contracción del 0,2% y del 0,1%, respectivamente. Pero los datos del tercer trimestre serán, probablemente, positivos gracias al empuje de las exportaciones y también a una ligera mejoría de la demanda interna, tal y como destaca Marian Fernández, directora de estrategia de Inversis Banco. "La demanda interna había sido muy mala en los últimos trimestres, pero puede empezar a reducir su aportación negativa. Se observa un cambio de tendencia incipiente, porque el grueso de los ajustes ya se ha producido, sobre todo del lado de los impuestos", asegura. La demanda interna suavizó su contracción en el segundo trimestre hasta el 0,6%, una décima menos que en el primero. Por otra parte, las últimas cifras publicadas sobre el desempleo -en julio el paro bajó en 127.248 personas- permiten un cierto respiro, aunque en este aspecto haga falta esperar a ver si se trata de algo temporal", explica. 

Los mercados anticipan la recuperación

“Resulta evidente que estamos en un punto de cambio y está plenamente justificado que la bolsa suba y la prima de riesgo española tenga un buen comportamiento. La tónica positiva va a mantenerse, lo importante es la tendencia y por inercia la economía española va a mejorar, a tomar impulso por el crecimiento de los demás países de la Eurozona, que ayudan a nuestras exportaciones, son nuestro principal mercado”, explica Alberto Roldán, director de análisis de renta variable de Inverseguros.

Cristóbal Montoro y Luis de Guindos. (Reuters)Cristóbal Montoro y Luis de Guindos. (Reuters)Pese a que “el patrón de salida se ha cumplido, esto no significa que el paro, el déficit y el gasto público vayan a ajustarse en progresión lineal a la prima de riesgo”, añade. Los mercados han rebajado fuertemente la presión sobre España, lo que ha permitido que la prima de riesgo caiga hasta los 249 puntos, con el bono a 10 años en el 4,3% -lejos de los máximos del 7,5% del año pasado-. Eso sí, la normalización de la prima en torno a los 250 está todavía lejos de los niveles anteriores a la crisis –en 2008 cerró en 86 puntos-. Por su parte, el Ibex ha recuperado más de un 7% este año y lucha por vencer la resistencia de los 8.800, un nivel que perdió en febrero de 2012.

Riesgo político y falta de catalizador

Por su parte, Barclays coincide en que la recuperación “está en camino”, pero perciben todavía ciertos riesgos. “Hace falta un catalizador del crecimiento y los avances en el segundo semestre van a ser débiles”, afirman sus analistas, que estiman que el paro de la Eurozona va a mantenerse por encima del 12% hasta el año que viene, con España a la cabeza del desempleo.

A la mejora de las perspectivas económicas para nuestro país ha contribuido, en gran medida, la estabilidad de los mercados financieros y la reducción de la incertidumbre política, de acuerdo con un informe del banco británico. “Los riesgos están más equilibrados”, asegura Bank of America Merrill Lynch.

Protesta delante de la sede del PP en Génova, Madrid. (Reuters)Protesta delante de la sede del PP en Génova, Madrid. (Reuters)Sin embargo, uno de los desafíos a medio plazo para España y para Europa es que “hay fuertes presiones sobre Mariano Rajoy por el caso sobre la financiación de su partido”. Barclays también destaca la importancia de las elecciones alemanas y portuguesas y el establecimiento de los objetivos de déficit en septiembre-octubre para la estabilización económica y que la recuperación tenga base. Los expertos de Goldman Sachs destacan la “necesidad de que España continúe recortando su deuda pública y privada para reorientar la economía hacia el comercio”. De momento, la deuda pública sigue desbocada y se disparó un 17,3% hasta junio, con lo que superó el 90% por primera vez en la historia, según los datos de Economía.

“Estamos en el camino para la recuperación, aunque el avance será lento. Si el Gobierno tuviera la valentía de afrontar los recortes necesarios en los gastos reales de la Administración, daría un espaldarazo espectacular al a economía española”, destaca Roldán.