La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

LA FISCALÍA ESPAÑOLA SE NIEGA A EXTRADITARLE A SUIZA

Falciani, ¿justiciero contra bancos corruptos o vendedor de información sensible?

Hervé Falciani pudo comprobar durante años cómo el banco donde trabajaba, el HSBC Private Bank, no controlaba en absoluto el dinero que se ingresaba ni la procedencia
Foto: Falciani, ¿justiciero contra bancos corruptos o vendedor de información sensible?
Falciani, ¿justiciero contra bancos corruptos o vendedor de información sensible?

Hervé Falciani pudo comprobar durante años cómo el banco donde trabajaba, el HSBC Private Bank, no controlaba en absoluto el dinero que se ingresaba ni la procedencia del mismo. Esta entidad bancaria es en sí misma un paraíso fiscal y, por sus prácticas “escandalosas” junto a las de otros bancos, se ha llegado a la crisis económica mundial actual. Así lo ha asegurado este informático francoitaliano durante la vista que se ha celebrado en la Audiencia Nacional para estudiar su extradición, solicitada por Suiza, por la comisión de varios delitos, entre ellos el de revelación del secreto bancario.

Falciani compareció disfrazado, con peluca, gafas, barba y maquillado para evitar que se le identifique. Llegó en un vehículo todoterreno negro con los cristales blindados y protegido por varios escoltas. Tantas medidas de seguridad se deben al peligro que él siente por su vida. Es más, su localización en Madrid es el secreto mejor guardado.

Ha pedido que no se le entregue a las autoridades helvéticas, las que han demostrado desde 2008, cuando se puso en contacto con ellas, que no quieren investigar los delitos que está cometiendo el HSBC. Falciani dice no buscar dinero y ha asegurado que jamás ha recibido ninguna gratificación económica por los datos y que ni siquiera la ha solicitado. Su más “intima convicción” es luchar contra la “opacidad financiera” en interés de las todas las democracias y que “esta lucha tenga lugar por el clasismo de los establecimientos bancarios”. Ha aprovechado su alegato para reclamar que las acciones estatales contra el fraude sean públicas y detalladas “y no se limiten sólo a una declaración de intenciones”.

Su motivación real para salir de Suiza con miles de ficheros de clientes del HSBC de todo el mundo es uno de los puntos más cuestionados de Falciani. El fiscal general del Tribunal de Apelación francés, Eric de Montgolfier, quien tuvo a disposición los ficheros entregados por el propio Falciani, ha explicado en la vista que él mismo al principio no entendía cómo el responsable de la informática de un banco se exponía de ese modo a las represalias del HSBC.

Le preguntó y le contestó que había propuesto al banco unos procedimientos y fueron rechazados porque implicaban una gran transparencia. “Tenía la sensación de que un buen número de bancos admitían el fraude fiscal y consideraba que era una de las causas de la crisis económica mundial que estamos viviendo”, ha aclarado Montgolfier, quien ha ratificado que, en su opinión, Falciani no lo hizo para vender la información.

Historia de película

La historia narrada no deja de tener unos tintes de película de acción. Una vez que obtuvo toda la información de los clientes, tanto personas físicas como empresas, gracias a otros trabajadores del banco que le ayudaron a obtener las claves, se puso en contacto con las autoridades suizas, que optaron por detenerle.

Cuando se dio cuenta de que no iban a perseguir los delitos, localizó telefónicamente a la Fiscalía francesa para informarles de las pruebas que tenía. Se trasladó al Líbano y se puso en contacto con el banco Audi, una filial de un banco suizo. Según la versión de Falciani no acudió a Beirut para obtener dinero a cambio de los datos, sino para lanzar una llamada de atención a las autoridades suizas. De allí, se trasladó a Francia, donde vive su padre, y colaboró con la Fiscalía, entregándole una gran cantidad de documentación que los galos distribuyeron entre los países afectados, como España, Estados Unidos o Italia.

En febrero de 2012, la Justicia helvética le requirió y, a pesar del peligro, acudió. Se reunió con el fiscal general, que le quería ofrecer un acuerdo para terminar con una situación que les estaba perjudicando. Falciani habló con sus abogados y, al sopesar que lo que se buscaba era ayudar al HSBC, declinaron la opción.

Cuando salió de Suiza por primera vez, la documentación no iba con él. Elaboró un complejo sistema de seguridad para evitar que cayera en manos inadecuadas. Cuando llegó a Francia, las autoridades se dieron cuenta que le necesitaban para desencriptar toda la información. Sin él, esos datos eran inservibles: sin su ayuda no se podían consultar. “Tuve la confirmación de que sin Falciani no podíamos comprender lo que estaba en juego”, y por eso no fue entregado a Suiza, según ha reconocido Montgolfier, quien ha explicado que si imprimían todos los datos entregados se podría llenar un tren de mercancías. 

La duda de la colaboración con España

Sin embargo, Falciani vio el peligro y decidió huir de allí y entrar en España, donde fue detenido el 1 de julio del pasado año para permanecer preso durante seis meses, hasta que quedó en libertad, y donde vive –protegido- hasta ahora. En su informe definitivo, la fiscal de la Audiencia Nacional Dolores Delgado ha solicitado a la Sala que no conceda la extradición porque en España no es perseguible el delito por el que le reclama Suiza, decisión que se conocerá en los próximos días. Es más, el delito de  revelación del secreto bancario fue abolido en 1977 y, por el contrario, se debe apoyar las denuncias y la colaboración de aquellos que por su cargo conocen de la comisión de delitos.

Delgado ha recordado que gracias a Falciani se han descubierto 130.000 evasores fiscales y se ha detectado la defraudación de 250.000 millones de euros en Europa. “Este fraude y esta situación ha podido contribuir a la crisis económica que vivimos, pero lo que sí ha hecho seguro es vulnerar sistemáticamente los derechos de los ciudadanos, ocultando unos fondos que deberían ir destinados al interés general. Por eso no se puede perseguir a Falciani, porque España no lo haría”.

La representante del Ministerio Público ha insistido en que este ciudadano ha colaborado con autoridades de distintos países y España se ha beneficiado de tal colaboración. Aun así no ha especificado si, en la actualidad, Falciani está colaborando con la Justicia española, y concretamente con la Fiscalía Anticorrupción, para localizar más evasores. De los datos cedidos por Francia, se han localizado 659 cuentas de clientes españoles y se han llegado a regularizar 300 millones de dinero detectado, según ha señalado en la vista el exsecretario de Hacienda, Carlos Ocaña, citado en calidad de testigo.

La fiscal ha recalcado que la labor de Falciani, obligación de todo ciudadano, ha llevado a perseguir no sólo a los evasores fiscales, sino los delitos de blanqueo de capitales o la financiación del terrorismo. A pesar de todo, Delgado ha querido subrayar la buena relación de colaboración que existe con Suiza en materia de defraudación fiscal poniendo de ejemplo el caso Gürtel, a pesar de que ahora España se esté negando a entregar a Falciani. “Existe una reciprocidad en la colaboración y esperamos que siga más fuerte y más contundente”, ha añadido.
#21
20
Primero, no confunda terminos. Le he puesto ejemplos españoles, no suizos, de los suizos, le he mencionado que no se lo piensan dos veces a la hora de denunciar algo irregular. Incluso cualquier ciudadano puede multar coches mal aparcados, por ejemplo.

Segundo, la Justicia tiene que funcionar, no es algo opcional, y casos extremos que publica diarios de ultra izquierda en contra del patron [que los hay cabrones, no nos vamos a engañar] no significan nada. Como dice el refrán, una golondrina no hace verano.

Lo que yo le estoy diciendo, es que los abusos hay que denunciarlos sin excepción. Si hay abusadores, es por que hay abusados, y son estos abusados los que tienen que ir a la justicia sin excepción, y entonces, solo entonces, desaparecerán los abusos [o al menos reducirlos a la minima expresión].

Volvemos a lo del principio, no es que la justicia no funcione, es que la gente no usa la justicia.
Ampliar comentario
#20
...13 14 y antes de realizar acusaciones gratuitas &034;La mayoría de los problemas que tiene la justicia española son deribados de gente como usted&034; enterese de lo que pasa en España y dejese de ejemplitos suizos:

Lea con detalle
http://www.publico.es/espana/290120/multado-por-defender-a-una-mujer-que-estaba-siendo-agredida-por-su-ex

Y si denuncia al patrón
http://www.abusospatronales.es/node/776?page=48

Y si despues de 20 [la justicia en ESPAÑA es MUY LENTA CON LOS PODEROSOS, a Madoff en EEUU estaba juzgado y condenado en 9 meses] te condenan porque esta más claro que el agua, no hay problema SIEMPRE habrá un presidente que te eche una mano
http://www.publico.es/dinero/408969/el-gobierno-indulta-a-alfredo-saenz-y-le-permite-seguir-en-el-santander

Aunque despues la justicia hace que es como la Justicia pero se queda en la puntita nada más,
http://www.expansion.com/2013/02/12/empresas/banca/1360671077.html

Y no se enfade por los calificativos que uso. El uso de un delator, confidente, chivato, soplón, &034;testigo protegido&034; será necesario pero es la muestra de un fracaso previo. La prueba la tiene en que el delator tienen que cambiar de vida y esconderse aunque sea honrado.
Ampliar comentario
#19
17 si se quiere garantizar todos los derechos de todos, esto requiere unos procedimientos y un tiempo [o mas recursos, pero como no los hay, pues solo queda tiempo].

En definitiva, es por gente como usted, que hay mucha economía sumergida. Es por gente como usted, que no denunciaria al agresor de esa señora [para que te metes en líos], y mientras la mentalidad de gente como tú no cambien, seguirá habiendo los problemas de los que precisamente tu te quejas
Ampliar comentario
#18
11 Agradecimiento?

El nombre de una calle le ponia yo. Que digo, un paseo.

Y que Barcenas pague las placas :-D

Ampliar comentario
#17
15 Te vuelvo a repetir que no es un insulto, pero bueno, hoy casualmente si que brilla el sol aqui, despues de unos cuantos meses...

Los juicios en el ambito de lo laboral, en españa son ralmente extraños, casi siempre hay acuerdo entre las partes. Conozco varias personas que han denunciado a su empresa por pagarles en negro, y los que denunciaron siempre han ganado. Lo que comentas de que te denuncien por denuncia falsa, es demencial y no ocurre.

En cuanto a lo que comentas de esa persona que defendió a una mujer de una agresión, no voy a decir que se lo merece, por que no lo pienso, pero lo que tendría que hacer es llamar a la policía y grabarlo.

Lo de las camaras, aqui te habría pasado igual. Vas a la policía y lo denuncias, y les pides permiso para poner la camara. puedes poner una camara en tu casa, pero no fuera, eso es así en España, Suiza y cualquier pais civilizado, asi que no creas que es endemico de la peninsula ibérica.

Respecto a los eres. España, al igual que muchos otros paises, eres inocente hasta que se demuestre lo contrario. Si hay una causa, y hay pruebas, estas tienen que ser peritadas y hacer cumplir todo el procedimiento. [sigue]
Ampliar comentario
#16
3 Los residentes en Cataluña ya se pueden, hoy dia, ir donde quieran. Dentro de la UE no necesitan visado ni nada. Solo hace falta algo de pasta.

Y tampoco mucha que para eso esta Vueling.

Ampliar comentario
#15
13, 14. No se pase de listo ni extrapole argumentos. Además los jueguecitos de palabras con los insultos se los puede guardar donde nunca brilla el sol [puede consultar una enciclopedia para descubrir esos lugares].

En España cualquier juicio por asuntos econòmicos te lleva años sino décadas. En España si denuncias a quien te propone pagarte en negro, sin pruebas, hace que te empuren por acusación falsa ¿y como consigues las pruebas? Si metes microfonos o microcámaras te arriesgas a que te denuncien ante la agencia de protección de datos. En España han condenado a vecinos a pagar 6000 euros por colocar una camara en LA PUERTA DE SU CASA PARA CONFIRMAR QUIEN ERA EL CABRONAZO QUE LE PINTABA LA PUERTA. La excusa era que tambien filmaba un trocito de escalera. En España HAN CONDENADO a gente por defender a un mujer que era objeto de una paliza. Ella no denuncio y por partile la cara al agresor le condenaron por lesiones. Eso si,si el agresor te manda a la silla de ruedas serás considerado un heroe pero sino te acusaran. Consulte google.

¿Cuantos meses han pasado desde la denuncias de los ERES en Andalucia hasta que la juez autorizo los registros?. Esto no es Suiza es ESPAÑISTAN.
Ampliar comentario
#14
13 [sigue]
La mayoría de los problemas que tiene la justicia española son deribados de gente como usted. Yo vivo en Suiza, y le puedo asegurar, que aqui, si alguien es conocedor de una infracción, automaticamente lo van a poner en conocimiento de las autoridades, y en muchos casos puedes tener la absoluta certeza de que así se harán.

Si alguien usa una tarjeta de modo inapropiado, por ejemplo, paga, aunque sea una madre, que pobrecita era pá comé.

Dura lex, sed lex

Te pongo un ejemplo, vas a una entrevista de trabajo, y el empleador te ofrece pagarte en negro sin darte de alta en la SS:

- España: si no lo acepto yo, lo hará otro
- Suiza: puedes tener la absoluta certeza de que esa persona va a denunciarlo a las autoridades, por lo cual, el empresario, ni siquiera se plantea esa opción

España necesita mas soplones, quiza la carencia de estos, es el problema que tiene la justicia en España
Ampliar comentario
#13
10 Vamos por partes.

Lo primero de todo es comunicarle que es usted un majadero [no es un insulto, consulte la rae].

Segundo, los soplones, como usted los denomina, evitan [o comunican] delitos, y han evitado muchas muertes por ejemplo, en atentados. Todos los ciudadanos tienen la obligación de comunicar las infracciones de las que han sido testigos. Este se señor, en suiza no podía hacerlo, ya que cuando entro a trabajar en HSBC tubo que firmar el articulo 47 de la ley bancaria suiza, que le castigaría con carcel por hacerlo. En España no es así. Si tu jefe viola a su secretaria y tu eres testigo tu deber es denunciarlo, pero claro, según tu argumentación caerías a la categoría de soplón.

Tercero, para que la justicia española pueda actuar, necesita indicios, y si no tiene indicios no puede actuar [y mucho menos pedir informacion a un juez en Suiza]. Descalificar a la justicia española por esto, es de Majaderos [como he mencionado antes].

La mayoría de los problemas que tiene la justicia española son deribados de gente como usted. Yo vivo en Suiza, y le puedo asegurar, que aqui, si alguien es conocedor de una infracción, automaticamente lo van a poner en conocimiento de las
Ampliar comentario
#12
11


...al FISCO ESPAÑOL
Ampliar comentario
#11
Como mínimo a este CALLERO Y SEÑOR los españoles le DEBEMOS AGRADECIMIENTO

Tal como le informo ayer el Sr. Ocaña UN PROFESIONAL COMO LA COPA DE UN PINO a los juez la información de este señor le supuso al fiasco
Unos

INGRESOS DE TRESCIENTOS MILLONES DE EUROS

Que ciudadanos canallas como el Padre de Mas y los Hermanos Botín tienen sus dineros en Suiza

....y como dijo la fiscal. &034; y lo que te rondare morena&034; lo queda por descubrir
Ampliar comentario
#10
Este señor, con peluca incluida, es la mejor representación de EL FRACASO DE LA JUSTICIA ESPAÑOLA, de su desidia e incompentencia.

Que un chivato sea considerado un heroé es porque las autoridades, judiciales incluidas, NO HAN HECHO SU TRABAJO.

Cuando para pinchazo telefónico, realizar un registro o investigar unas cuentas, necesitas docenas de justificiones y embarcarte en un procedimiento farragoso, lento y lleno de cortapisas a la mínima [Garantia y protección de los derechos individuales suelen justicar] no es de recibo que despues consideremos un heroe a un soplón. ¿Por que narices no fabricamos un sistema judicial agil y eficiente y nos dejamos de soplapolleces para despues refugiarnos bajo la bragueta de un delator?.

Por cierto los datos suministrado NO SE HAN UTILIZADO EN NINGUN JUICIO. No valdrian [otra vez las soplapolleces] por no tener la autorización previa [que por otra parte nunca la darian] de los jueces.

La gente ha pagado para evitarse la publicidad negativa. Por otra parte visto el esperpento y burla del juicio de la Pantoja [años y toneladas de papel para parir un ratón] tal vez seria lo mejor.
Ampliar comentario
#9
6 ¿Y por qué no nos ilumina? ¡No se lo guarde para usted solito! ¡No sea egoista!...
Ampliar comentario
#8
3 No se olvide de Pujol y Mas...
Ampliar comentario
#7
El mundo al revés: este hombre es un héroe y deberían poner su nombre a una calle de todos los países que no sean paraísos fiscales. Y en cambio, los Bárcenas, etc ,esquiando; llevamos muchos años... ya en su momento el hermano de AlfonsoBGuerra, tenía un patrimonio de tres pares de narices...y eso estando en el paro. Ver para creer. Saludos cordiales
Ampliar comentario