El fin de las tarjetas de crédito: comienza la guerra por el pago a través del móvil

Quien golpea primero lo hace dos veces. Eso es lo que piensan las multinacionales financieras y los grupos de telecomunicaciones que han empezado a tomar posiciones de
Foto: El fin de las tarjetas de crédito: comienza la guerra por el pago a través del móvil
El fin de las tarjetas de crédito: comienza la guerra por el pago a través del móvil

Quien golpea primero lo hace dos veces. Eso es lo que piensan las multinacionales financieras y los grupos de telecomunicaciones que han empezado a tomar posiciones de cara a la nueva era de pago que se avecina. El crecimiento de las ventas de los 'smartphones' y las previsiones que auguran que en 2013 la mayor parte de la gente que entre a Internet lo hará a través de dispositivos móviles, está provocando un revuelo de acuerdos y pruebas piloto para cambiar la forma en la que realizamos las transacciones ordinarias.

El fin de las tarjetas de crédito parece estar a la vuelta de la esquina. Las grandes empresas de pago que esperan implantar las transacciones a través de dispositivos móviles de forma masiva en un período entre 3 y 5 años. Un asunto que tiene mucha trascendencia, teniendo en cuenta que sólo Visa tiene 419 millones de tarjetas de crédito, débito y de empresas funcionando en toda Europa. Los primeros estudios vaticinan que sólo en Estados Unidos el pago a través de dispositivos móviles podría generar hasta 22.000 millones de dólares en transacciones en 2015, un auténtico 'boom' teniendo en cuenta que actualmente la cifra de negocio que mueve es despreciable.

La tecnología que se está imponiendo es el pago sin contacto, un nuevo sistema que permite autorizar transacciones con sólo acercar nuestro dispositivo móvil por en terminal de venta –se podrá encontrar en tiendas o comprar como periférico a nuestro ordenador- y sin necesidad de ingresar ningún número de PIN. En muy pocos meses, comprar un café o una hamburguesa podría ser tan sencillo como sacar un teléfono del bolsillo y autorizar la compra. Todo gracias a la tecnología NFC (Near Field Communications), un avance que según Chalotte Hill, portavoz de  Paypal, “está acaparando la atención de las compañías”. De momento, Visa, MasterCard, Bank of America, Citi Group o Google ya están haciendo pruebas con este tipo de sistemas de pago.

Pero al margen de las empresas de servicios financieros, las teleco también quieren sumarse al carro de la nueva moda de pago. En Estados Unidos AT&T, T-Mobile y Verizon han firmado un acuerdo con Discover y Barclays para desarrollar Isis, un sistema de pago que permite almacenar varias tarjetas y elegir la cuenta de cargo en el mismo momento de efectuar la operación.

Apple tampoco quiere quedarse atrás y ha confirmado que incorporará este sistema para su iPhone 5 y su iPad 2 que se lanzarán a lo largo de este año, según publica Bloomberg. Algunas fuentes apuntan a que la compañía que preside Steve Jobs podría estar pensando en distribuir de forma masiva este terminal a establecimientos situados en Estados Unidos para promover el uso de este servicio entre los usuarios.

Mientras llegan los nuevos terminales de Apple, Visa Europe ya ha tomado la delantera gracias a un acuerdo con Wireless Dynamics por el que desarrollarán una solución de pago móvil sin contacto para los usuarios de iPhone en Europa. Los clientes del smartphone de Apple tendrán que conectar el accesorio iCarte que cuenta con una antena y un chip de seguridad y descargarse la aplicación 'Visa Móvil para iCarte App' para poder disfrutar de sus posibilidades.

Telefónica, impulsora en España y Latinoamérica

En España, Visa Europe, Telefónica, Samsung y La Caixa son las impulsoras de este nuevo sistema. Tras el fin de Paybox y el cierre de Mobipay –participada por BBVA, Santander y las compañías de telefonía móvil- hace ahora un año, estas entidades se han volcado con el desarrollo de esta aplicación.

En febrero del año pasado pusieron en marcha una la ‘primera gran experencia en compras’, una prueba piloto en la localidad catalana de Sitges en la que facilitaron a 1.500 personas teléfonos móviles con el sistema NFC que podían pagar en 500 comercios adheridos a este proyecto. El resultado fue de un usuo del 60% en compras de menos de 20€ y una valoración de los clientes de 8 puntos sobre 10. Se prevé que este nuevo sistema se popularice en nuestro país en un período entre 3 y 5 años.

Al margen de esta tecnología, Telefónica ha creado una empresa conjunta con Mastercard para ofrecer soluciones financieras a través del móvil en los doce países de Latinoamérica en los que la multinacional española opera a través de la marca Movistar. De esta forma, los más de 87 millones de usuarios actuales de la multinacional española en Latinoamérica, podrán utilizar el teléfono móvil para, entre otras operaciones, hacer transferencias de dinero a otras personas, pagar facturas, recargar el tiempo de uso y efectuar compras en comercios y tiendas.