Trichet anuncia barra libre de liquidez para los bancos en subastas a 3 meses

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, anunció hoy que la entidad dará a los bancos comerciales toda la liquidez que necesiten en las

Foto: Trichet anuncia barra libre de liquidez para los bancos en subastas a 3 meses
Trichet anuncia barra libre de liquidez para los bancos en subastas a 3 meses

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, anunció hoy que la entidad dará a los bancos comerciales toda la liquidez que necesiten en las operaciones regulares de refinanciación con tres meses de vencimiento.

 "Hemos decidido adoptar un procedimiento de subasta a tipo fijo con adjudicación plena en las operaciones de refinanciación a tres meses correspondientes al próximo 28 de julio, 25 de agosto y 29 de septiembre", informó Trichet en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno del BCE .

Trichet destacó que el máximo órgano ejecutivo del BCE tomó hoy esta decisión por unanimidad. El presidente del banco europeo hizo hincapié en que se mantienen las tensiones en algunos segmentos de los mercados financieros.

Por otro lado, el máximo responsable de la política monetaria de la zona euro reconoció que la elevada cifra depositada por los bancos comerciales de la eurozona en el BCE constata que el mercado monetario "no está funcionando perfectamente".

La reaparición de tensiones en los mercados de dinero por la crisis de endeudamiento de Europa ha obligado al BCE a frenar la estrategia de retirada de las medidas extraordinarias aplicadas tras la quiebra de Lehman Brothers para facilitar liquidez a los bancos.

La facilidad de depósito del BCE remunera el dinero depositado diariamente por los bancos de la eurozona al 0,25%, muy por debajo del 1% del precio oficial del dinero, lo que constata la creciente desconfianza entre los bancos, que optan por la mayor seguridad del banco central en vez de prestarse entre ellos y obtener un mayor rendimiento.

De este modo, los bancos acumulan diez sesiones consecutivas en las que sus depósitos diarios en el BCE han resultado superiores a 300.000 millones.

Asimismo, el BCE informó de un acusado incremento en el uso de la facilidad marginal de préstamo, por la que las entidades obtienen liquidez de emergencia a un tipo de interés del 1,75%, que alcanzó ayer los 1.327 millones de euros, frente a los 29 millones de la jornada anterior y los 8 millones del pasado lunes.

Defiende las compras de bonos

Por otro lado, el banquero galo insistió en que la decisión del BCE de adquirir bonos soberanos de los países de la zona euro en los mercados secundarios no representa un cambio en la política del BCE" y precisó que la medida fue adoptada para asegurar el funcionamiento correcto de la política monetaria.

"El programa fue adoptado para asegurar el correcto funcionamiento del mecanismo de transmisión de la política monetaria", dijo Trichet, quien afirmó que la decisión se vio precipitada por las tensiones sufridas en los mercados el jueves y viernes posterior a la anterior reunión del Consejo de Gobierno de la entidad, que "amenazaron no sólo el funcionamiento de la economía europea, sino de la economía global".

Sin embargo, el banquero rehusó proporcionar más detalles sobre este programa de compra de deuda pública, como su duración o el volumen previsto del mismo, que por el momento asciende a 40.500 millones de euros.

Trichet descartó que la entidad no tiene planes inmediatos de vender certificados de deuda que absorban el exceso de liquidez, aunque reconoció que la institución maneja todas las opciones posibles.

Estamos examinando todos los instrumentos posibles, pero por el momento no hay nada inmediato en este campo", dijo Trichet.

Mejora sus previsiones de crecimiento para la eurozona

Por otro lado, el Banco Central Europeo muestra un optimismo contenido. A pesar de las turbulencias provocadas por la crisis de la deuda europea en los pasados meses, ha revisado a alza sus previsiones de crecimiento en 2010. Sin  embargo, ha bajado sus pronósticos de cara al próximo año.

El presidente del BCE, Jean Claude Trichet explicó que la entidad pronostica ahora que la economía de la zona euro crecerá entre el 0,7% y el 1,3% en 2010 frente al 0,4% y el 1,2% que auguraron el pasado mes de marzo.

Sin embargo, de cara al próximo ejercicio las proyecciones de los economistas del Eurosistema son menos optimistas que las de los del BCE en marzo al augurar un crecimiento del PIB de entre el 0,2% y el 1,2%, frente a la horquilla de entre el 0,5% y el 2,5% anteriormente prevista.

Respecto a la política monetaria, Trichet aseguró que la institución emisora no se plantea modificar su actual política monetaria, después de volver a mantener los tipos de interés en el 1%, en consonancia con el Banco de Inglaterra y la Reserva Federal de EEUU.

Así, el banquero galo afirmó que la eurozona registrará bajas presiones inflacionistas en el horizonte relevante, ya que las expectativas de inflación a medio y largo plazo permanecen "firmemente ancladas" de acuerdo con los objetivos de estabilidad de precios de la entidad.

No obstante, los economistas del Eurosistema ajustaron al alza las previsiones de inflación para 2010, hasta un rango de entre el 1,4% y el 1,6%, frente a la anterior horquilla de entre el 0,8% y el 1,6%, debido al encarecimiento de las materias primas por la depreciación del euro, mientras que de cara a 2011 los pronósticos sitúan el incremento de precios entre el 1% y el 2,2%, frente al 0,9% y el 2,1% de las previsiones de marzo.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios