LORENZO Y ROSSI NO SE ENCUENTRAN CÓMODOS

Márquez mosquea a Viñales tras perseguirle y espiarle: ya es su gran preocupación

Maverick Viñales, el chico nuevo en Yamaha, ha logrado acaparar la atención de esta pretemporada siendo la principal preocupación del actual campeón del mundo, Marc Márquez

Foto: Maverick Viñales está siendo la sensación de la pretemporada.
Maverick Viñales está siendo la sensación de la pretemporada.

Según avanza la pretemporada de MotoGP se van encajando las fichas. Después del trabajo de tanteo realizado en noviembre, las pruebas de este mes en Sepang y Phillip Island han definido claramente la situación. A día de hoy, Maverick Viñales y Marc Márquez están por delante. Viñales es, de largo, el más rápido de MotoGP, como lo demuestra el hecho de que ha sido el primero en los tres entrenamientos realizados: Cheste, Sepang y Phillip Island. Márquez, por su parte, a pesar de las dudas generadas en Honda, se muestra como el más consistente, con un ritmo demoledor.

[¿Y si Viñales se sube a las barbas de Rossi?]

Más temprano que tarde tenía que suceder lo que sucedió en Australia: que alguno de los dos fuera a buscar al otro para medirse con él. Y fue Márquez quien tomó la determinación de buscar la rueda de Viñales para comprobar su rendimiento y el de la Yamaha. Es algo habitual. No basta con mirar la tabla de tiempos: un par de vueltas a rueda de tu rival da mucha información sobre su rendimiento y capacidad. Así que Márquez, con ese descaro tan natural del que hace gala, no dudó en coger el rebufo de Viñales, aún sabiendo que la situación no agradaría al piloto de Yamaha.

“Durante una tanda vi que pasaba Maverick. Conseguí alcanzarlo y le seguí un par de vueltas”, reconoció sin reparos Márquez. “Siempre es interesante ver motos diferentes. También he seguido a alguna Ducati y las Suzuki. Yamaha tiene una moto muy competitiva, como el año pasado. Aunque los ‘tests’ son algo diferente, creo que tanto Viñales como Rossi estarán delante”, dijo sin darle mayor importancia al asunto.

“El próximo día me toca a mí molestarle”

Pero a Viñales no le gustó: “La pista tiene cuatro kilómetros de largo. Es extraño que él siempre estuviera donde estaba yo”, dijo con ironía. “Me marcaron todo el rato que lo tenía detrás. No quería parar, pero el próximo día que haga una tanda larga me tocará a mí molestarle un poco”, se quejó Viñales. “No lo he entendido. Estás haciendo tu trabajo, tu tanda larga, no puedes apretar. No voy a dar rueda, está claro. Tanto si es Marc, Valentino, o los pilotos rápidos. Es difícil ir apretando cuando lo tienes detrás y te puede ir estudiando, así que he tenido que abortar la tanda larga”, dijo Viñales, que después de cinco vueltas optó por parar en “boxes”.

El hecho de que Viñales no ocultara su malestar puede interpretarse como una pequeña victoria personal de Márquez, que logró descentrar a su rival, aunque fuera momentáneamente, pero el piloto de Yamaha pudo realizar posteriormente dos simulacros de carrera, a un ritmo excelente. No es Viñales un piloto que se acalore con facilidad; si por algo se caracteriza es por su frialdad, porque siempre se muestra muy sereno en todo momento, y en eso Viñales y Márquez son muy parecidos.

Rossi y Lorenzo, por detrás

Lo cierto es que Viñales tiene claro que el hombre a batir es Marc. “Márquez es el primer rival”, dijo Maverick sin tapujos hace unas semanas. Y ahora, tras el paso por Phillip Island, está más que claro, porque los demás, de momento, están un paso por detrás.

Esta situación puede ser un anticipo de lo que nos espera esta temporada. Viñales ha adoptado un papel protagonista en Yamaha, y mientras él disfruta de un momento dulce, a Valentino Rossi se le atragantó el paso por Australia. Lejos de liberarse de la presión de tener al lado a Jorge Lorenzo, Rossi se encuentra ahora con un nuevo guisante bajo su colchón llamado Viñales. Mientras que en Sepang, Rossi se mostraba satisfecho con el rendimiento de la Yamaha, en las pruebas de Australia estuvo mucho más discreto y terminó los entrenamientos bastante preocupado.

[Marc Márquez y el dilema de Honda]

Las pruebas de pretemporada sirven para esto, para medirse en pistas diferentes. Si algo funciona en lugares tan dispares como Sepang y Phillip Island, eso quiere decir que se va por el buen camino. No es que Yamaha se haya perdido, porque ahí está Viñales para demostrar que no es así, pero no cabe duda de que el hecho es que Maverick llega con la mente abierta y dispuesto a enfrentarse a una moto diferente, mientras que Rossi intenta ganar confianza con una vieja conocida que, como dijo, Kouichi Tsuji, máximo responsable técnico de Yamaha, es “completamente diferente a la de 2016”. Rossi sigue buscando una puesta a punto que le permita cuidar el neumático trasero, porque de momento, con gomas gastadas, todavía no es efectivo.

[Lea más noticias de motociclismo]

Jorge Lorenzo, por su parte, sigue buscando esa confianza que todavía no tiene en la Ducati Desmosedici GP17. En Phillip Island progresó, pero no de la misma manera que lo hizo en Sepang, y se quedó muy lejos de Viñales y Márquez. Prosigue en su proceso de adaptación, pero reconoce las dificultades. La desaparición de los alerones afecta al comportamiento de la Ducati. “En Qatar, sin los alerones, será difícil ganar”, dijo Lorenzo, en su primer comentario sobre esa sustancial modificación que antes daba cierta ventaja a la Ducati. Lorenzo sigue trabajando en la adaptación de su estilo, pero el progreso es lento. Márquez y Viñales se le escapan.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios