Toni Kroos apunta a ser uno de los nombres del verano. El Bayern sigue sin acceder a sus peticiones de colocarle a idéntico nivel de Götze o Lewandowski, es decir, cerca de esos diez millones brutos por campaña que uno ya ha percibido y que el otro lo hará en su primera campaña como jugador del equipo bávaro. El centrocampista sigue en el mercado y el Real Madrid es su destino favorito. En los últimos días, además del interés del Manchester United, cuyo técnico Louis van Gaal le hizo debutar en el primer equipo de Bayern, en el horizonte ha aparecido el Chelsea, con una oferta que colma sus peticiones económicas.

El club blanco pretende incorporar a dos centrocampistas. Son varios los nombres que manejan para esa posición. La relación se inicia en Kroos y sigue en Verrati, Ramires (Mourinho ha dicho ayer en Marca que no está en venta) Pogba, Vidal y el último en incorporarse es el portugués William Carvalho, jugador del Sporting de Portugal y que está en Brasil para participar en el Mundial.

José Mourinho ya pidió su fichaje en su última temporada como entrenador madridista. El técnico portugués ve en Kroos el mediocentro ideal, el que es capaz de repartir juego y de destruirlo a imagen y semejanza de Xabi Alonso. Ahora y ante la negativa a firmar la renovación con el Bayern, el exentrenador del Real Madrid ha visto la oportunidad de lograr un fichaje de un jugador que el club de Guardiola está ‘obligado’ a vender ante su negativa a ampliar el vínculo que termina el 30 de junio de 2015.

Mourinho, además de las bondades deportivas de una entidad como el Chelsea, le ha ofrecido un aliciente económico. La propuesta del club inglés es de cinco temporada a 8,5 millones de euros cada una de ellas, dinero que le aleja del Real Madrid y de cualquier otro equipo que pueda estar interesado en el mundialista alemán.  El club blanco, en las diferentes conversaciones mantenidas con el agente del jugador, habla de ofertas que podrían rondar los seis millones de euros, cantidad que podría subir, pero nunca llegar a lo ofrecido por Roman Abramovich.

Kroos es el mediocentro que quiere Mourinho. Se ha hablado de otros jugadores, incluso Khedira o Xabi Alonso, pero el que quiere para esa posición es al alemán.  Incluso, el extécnico madridista ha confesado a los dirigentes del Real Madrid que no piensa tocar a ninguno de los que fueron sus jugadores en el club blanco.

Para la posición de mediocentro ya cuenta con Matic, Ramires, Van Ginkel y Obi Mikel, los dos primeros intransferibles, tal y como ha confesado el entrenador portugués. El técnico quiere contar con cuatro centrocampistas de garantía y cree que Kroos es fundamental para su proyecto.