Miranda se quiere ir del Atlético de Madrid. Y los dirigentes del club rojiblanco se remiten a los 30 millones de euros que figuran en la cláusula de rescisión. El Manchester United es el equipo que más interés está mostrando, pero el Barcelona, en su búsqueda desesperada de dos centrales que acompañen a Piqué y Bartra, no ha descartado al brasileño.

Jorge Mendes, agente del central rojiblanco, está siendo el encargado de negociar con los dos clubes. El Manchester United es el que más interesado está y el que ya ha trasladado una oferta concreta al brasileño. El equipo que dirige Van Gaal ofrece al defensa cuatro años de contrato con 5'5 millones de euros limpios por temporada, multiplicando casi por tres lo que percibe en el Atlético de Madrid.

El problema llega a la hora de negociar con el Atlético. Gil Marín sólo permitiría su salida a cambio de la cláusula. El Manchester no llega a los 30 millones de euros, pero sí que estaría dispuesto a incluir jugadores en la operación. El portugués Nani, el mexicano Chicharito Hernández y el centrocampista Anderson son los que el club inglés pondrá sobre la mesa.

La decisión de Miranda es firme y así se lo ha hecho saber Mendes a Gil Marín. La situación se ha vuelto tensa porque la operación salida que ha diseñado el agente portugués deja muy tocado al Atlético, de ahí que el consejero delegado reaccione de esta manera. Defensa personal que se dice. El Barcelona está a la espera. Sigue pendiente de varias operaciones y entre ellas figura, además del rojiblanco, Mathieu. El francés gusta por su versatilidad ya que puede jugar tanto de central como de lateral, pero Miranda siempre ha sido la primera opción para un puesto que ha sido maldito en los últimos años en la entidad azulgrana.