La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

TRAS LA POLÉMICA DESATADA POR LA MANO DE HENRY ANTE IRLANDA

Los diez escándalos más famosos del fútbol

La mano de Thierry Henry ante Irlanda, que sirvió para clasificar a su equipo para el Mundial de Sudáfrica de 2010, ha levantado mucha polémica durante
Foto: Los diez escándalos más famosos del fútbol
Los diez escándalos más famosos del fútbol

La mano de Thierry Henry ante Irlanda, que sirvió para clasificar a su equipo para el Mundial de Sudáfrica de 2010, ha levantado mucha polémica durante estos días. Incluso desde algunos sectores del país británico se ha llegado a solicitar la repetición del partido. El propio Henry ha salido al paso de toda polémica, declarando que, en su opinión, "repetir el partido sería la solución más equitativa". Pero en el mundo del fútbol, estas situaciones están a la orden del día. Por ello, El Confidencial ha reunido los diez mayores escándalos balompédicos:

 

Rodríguez Santiago la 'lió parda' en la Copa de la UEFA

 

Corría el año 2005 cuando Julián Rodríguez Santiago fue designado para arbitrar el partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa de la UEFA entre el Olympique de Marsella y el Dinamo de Bucarest. Los franceses ganaban por 2 a 1, resultado que les daba el pase a octavos de final, pero un tanto rumano daba el pase a los visitantes.

 

En el minuto 91, a punto de concluir el partido, los defensores del Olympique se pasaban el balón unos a otros para mantener el resultado. Sin embargo, los rumanos se hicieron con el esférico y dispararon desde media distancia, superando a un Barthez muy adelantado, lo que suponía el segundo tanto del Dinamo. Sin embargo, Rodríguez Santiago, de manera incomprensible, pitó el final del partido cuando el balón volaba en dirección a la meta gala, quedando invalidado dicho tanto.

 

 

Al-Ghandour y los 'robos' de Corea

 

Árbitro de ingrato recuerdo para los españoles, el egipcio Gamal Al-Ghandour destrozó las aspiraciones mundialistas de la selección española durante la Copa del Mundo de 2002. El trencilla anuló dos goles legales a los españoles -uno de ellos suponía la clasificación de España a semifinales, al ser un ‘gol de oro’-, lo que provocó que el partido llegara a la tanda de penaltis, donde Corea se clasificó a la siguiente ronda, 'curiosamente', en su Mundial.

 

Sin embargo, España no fue la única perjudicada durante el Mundial de Corea y Japón. Hasta tres de los equipos que se cruzaron con Corea durante la cita mundialista sufrieron arbitrajes que favorecieron claramente a los organizadores: además de España, Italia y Portugal fueron víctimas de la 'ligereza visual' de los colegiados. Aún recuerdan los aficionados españoles las sonrisas de Guus Hiddink y Al Ghandour durante el partido ante España.

 

 

Maradona y su 'Mano de Dios'

 

Una de las ‘trampas’ más famosas de la historia del fútbol. Sucedió durante el Mundial de México 1986, en el partido de cuartos de final que enfrentaba a Argentina e Inglaterra. Ambas selecciones empataban a un gol cuando Steve Hodge, en su afán por despejar el balón, lo desvió bombeado hacia su portería. Maradona, en fuera de juego, se encontraba habilitado por esta acción y, ante la salida de Peter Shilton, consiguió contactar con el balón y hacer gol.

 

Pero algo raro había sucedido. Shilton, bastante más alto que Maradona y ayudado de sus manos, se veía superado por un ‘bajito’ como el argentino. En la repetición se pudo observar claramente cómo Maradona logró el gol ayudado por su mano, una situación que Ali Bennaceur, árbitro de la contienda, fue incapaz de ver. "Fui ayudado por la mano de Dios", dijo Maradona al acabar el partido. Minutos más tarde de este gol con la mano, haría uno de los goles de más bella factura de la historia del fútbol. De villano a héroe en menos de 90 minutos 

 

 

Inglaterra se llevó su Mundial con un gol fantasma

 

La selección inglesa se alzó con el campeonato del mundo de 1966 después de derrotar por 4 a 2 a Alemania en la final. El partido finalizó sus noventa minutos reglamentarios con empate a 2, por lo que ambos equipos se vieron abocados a jugar la prórroga. En ella, tuvo lugar uno de los ‘goles fantasma’ con más polémica de la historia de las finales de un Mundial.

 

Durante la primera parte del tiempo extra, Inglaterra montó un contraataque por banda derecha, el balón fue a parar a Geoff Hurst y éste, tras un gran control, golpeó el esférico a la media vuelta y el balón, tras impactar en el larguero, botó en la línea de gol de la meta defendida por Hans Tilkowski. El árbitro suizo Gottfried Dienst se acercó a su juez de línea para consultar, y éste dio por válido un gol que nunca fue. Así, Inglaterra encarriló la final del Mundial en el que ejercía como anfitriona gracias a un tanto que nunca fue.

 

 

"Rafa no me jodas", una frase para el recuerdo

 

Quizá sea una de las frases más repetidas en el fútbol español. Sucedió en 1996 durante la disputa de un Zaragoza-Barcelona en La Romareda. Figo botó una falta y Juanmi atrapó el balón, pero en la disputa, Couto golpeó a Aguado y su compañero Solana respondió con un manotazo sobre el portugués. El lío estaba armado y Rafa Guerrero, hasta entonces un juez de línea desconocido, pasaría a la historia por una frase que Mejuto González nunca dijo.

 

El asistente llamó a Mejuto para señalarle que lo sucedido en el área era "penalti y expulsión". "Vaya, joder Rafa, me cago en mi madre, ¿expulsión de quién?", contestó Mejuto. Ésta es la verdadera respuesta y no el mítico "Rafa no me jodas", expresión que se ha convertido en vox populi. A pesar de todo, no supo sancionar la patada de Couto, anterior al penalti y, lo que es más grave, expulsó a Solana en lugar de a Aguado.

 

 

Alemania-Austria, un empate pactado

 

Sucedió durante el Mundial de España 82. Alemania y Austria se enfrentaban en el último partido de la fase de grupos, y los teutones necesitaban ganar para seguir con sus esperanzas mundialistas. Austria tampoco podía permitirse una derrota superior a 1-0, un resultado que clasificaría a ambas selecciones y dejaría fuera de la competición a Argelia, con un triple empate a cuatro puntos.

 

A los diez minutos de partido el delantero alemán Horst Hrubesch adelantaba al conjunto germano... y ya no hubo más partido. Los ochenta minutos restantes fueron un auténtico bochorno, un rondo entre ambos equipos sin ningún tiro a portería. Algunos jugadores alemanes, como Hans-Peter Briegel, reconocieron públicamente que se había llegado a un acuerdo para finalizar el partido con el resultado de 1 a 0.

 

 

Sándor Puhl no quiso ver el codazo de Tasotti a Luis Enrique 

 

El Mundial de Estados Unidos de 1994 volvió a dejar a España en la cuneta en los cuartos de final. La selección nacional se enfrentaba a Italia, en un partido que dejó una imagen para el recuerdo que resumió la impotencia española: la nariz ensangrentada de Luis Enrique. Dino Baggio adelantó a los italiano, Caminero logró la igualada y Roberto Baggio volvió a poner a los transalpinos por delante. España, tras los clamorosos fallos de Julio Salinas, trataba de empatar el partido a la desesperada, y entonces llegó el codazo de Tasotti.

 

Corría el minuto 94 de partido, cuando la selección española intentaba igualar la contienda. Tras un medido centro desde la banda derecha, Mauro Tasotti, ni corto ni perezoso, propinó un codazo a Luis Enrique cuando se aproximaba a rematar el balón. Sándor Puhl, colegiado del partido, con una perfecta perspectiva, no quiso ver esta clara agresión, con lo que España se marchaba, una vez más, de vacío para casa. El llanto de Luis Enrique, mezclado con la sangre que manaba de su nariz, fue el llanto de toda una nación.

 

 

El portero que quiso engañar a medio mundo

 

Corría el 3 de septiembre de 1989. Brasil y Chile jugaban en Maracaná uno de los partidos más importantes para la clasificación al Mundial de Italia 90. Los cariocas vencían por 1 a 0, y los chilenos, que se jugaban su presencia mundialista, se veían incapaces de hacer daño a los brasileño. A falta de 20 minutos para el término del partido, una bengala cayó en el área de Roberto Rojas. El meta se llevó las manos a la cara y, tras quitárselas, su rostro apareció cubierto en sangre.

 

El portero fue sacado del campo en camilla ante el asombro de propios y extraños. Los jugadores chilenos, algunos sabedores de lo que estaba ocurriendo, increparon al público brasileño. Finalmente, Rojas confesó haberse cortado la cara con un bisturí que llevaba oculto en uno de sus guantes, artimaña preparada de antemano para que a Brasil le dieran el partido por perdido: "Soy culpable. Yo me corté en Maracaná", confesó a un diario chileno. El meta fue suspendido a perpetuidad por la FIFA, y a Chile se le prohibió jugar la Copa del Mundo de 1994.

 

 

 

Reina recibió un gol ilegal por culpa de un globo

 

Hace escasas fechas tuvo lugar un peculiar suceso con el guardameta español Pepe Reina como principal protagonista. Se jugaba el Sunderland-Liverpool de la Premier League, en un encuentro en el que los locales se llevaron la victoria después de un gol de Darren Bent más que curioso y, cuanto menos, discutible. El delantero del Sunderland disparó desde la frontal y el balón pegó en un globo que estaba suelto en el área del Liverpool, cambiando su trayectoria para meterse en la red de Reina

 

Las imágenes televisivas demostraron que este globo fue lanzado al campo por un joven espectador del Liverpool que, por su acción, provocó la derrota de su equipo. Sin embargo, a todas luces el gol no debería de haber subido al marcador ya que, según el reglamento, el árbitro debería haber detenido el partido y haberlo reanudado con un bote neutral. Sin embargo, el tanto fue dado por válido, y el Liverpool consumó su derrota.

 

 

Bahrein-Uzbekistán: una repetición 'técnica'

 

Ambas selecciones se enfrentaban en partido valedero para la clasificación al Mundial de Alemania 2006. El colegiado japonés Toshimitsu Yoshida señaló un penalti a favor de Bahrein y, en el momento del lanzamiento, el área fue invadida por jugadores de ambos equipos. El nipón, en lugar de mandar repetir la pena máxima, señaló libre indirecto dentro del área para Bahrein ante la incredulidad de sus jugadores.

 

La FIFA tomó cartas en el asunto y mandó repetir el encuentro, en el que Bahrein se llevó la victoria. Este caso ha sido comparado con la mano de Henry que tanta polémica ha levantado. Sin embargo, entonces, "el árbitro vio lo ocurrido y no aplicó bien el reglamento. En este caso -Francia-Irlanda- no vio lo que sucedió", declaró un portavoz de la FIFA. La diferncia es más que evidente.

#12
Compartir
Y lo del húngaro con Italia, igualmente. ¿Así que cuando falla Julio Salinas la culpa es del árbitro?¿Es el árbitro el que nos metió los goles?¿Hubiera cambiado algo si hubiera echado a Tassoti, que sí, estoy de acuerdo que se tenía que haber ido a la calle?

De vergüenza sí me parece lo de Rodríguez Santiago, eso sí que es de traca y de inhabilitación. Eso sí. ¿Repetición del Francia Irlanda? Venga ya. Listo Henry, como listo fue Maradona y como listos han sido otros tantos...

Siempre llorando, España siempre llorando. Por cierto, ya que somos campeones del Mundial sin que este haya ni empezado, ¿nadie se acuerda de la tomadura de pelo contra USA?¿Sigue Sergio Ramos en la selección?
Ampliar comentario
#11
Compartir
Pues nada, de fútbol y de medicina todo el mundo opina. España - Corea: la selección española jugó un partido horrible, igual que en el partido previo [¿fue contra una Irlanda], no me acurdo] donde lo hicimos de pena. Ni robo del &034;Gandúl&034; ni leches. La prensa española de vergüenza, como siempre, ya que nos pusimos las medallas con anticipación y nos dieron los coreanos la del pulpo.

En el fuera de juego que no fue ya damos por supuesto que íbamos a meter gol. Jugadas así hay unas cuantas en los partidos. Nada.

El balón que no sale por el córner, no sale, pero &034;Gandúl&034; pitó y los coreanos se quedan quietos, vean el vídeo. No salta el defensa y el portero se queda parado con un balón que le pasa al lado. Si no pita y sigue la jugada Morientes [creo] nunca hubiera marcado gol.

En el gol que hay falta, creo que de Helguera, &034;Gandúl&034; pita antes y sí, hay falta. No hay problema.

Y, seguramente fue &034;Gandúl&034; el que hizo que Joaquín -creo- tirara un &034;penalty&034; horrible, que ni en alevines.

Jugamos de pena. Pero nada de autocrítica. También jugamos de pena en el Europeo. Y España fue campeona. ¿Esto sí mola?
Ampliar comentario
#10
Compartir
Creo que la motivacion real del autor de este articulo no es la mano de Thiery o el Iranda - Francia, sino una escusa para meter dos partidos de la seleccion Española en el mundial dentro de la lista. En ambos casos, tanto lo que paso en correo o EEUU, solo cierto sector del publico Español los ve como injusto. Si un equipo es suficientemente potente y superior, no se hunde en su propia rabia por una decision arbitral que tampoco son maquinas. Yo vi el España y Correa mientras vivía en EEUU - por lo que me ahorré los comentarios de TVE - y me parecío que los Korreanos corrían mas y estaban mejor físicamente. No se va mejorar echando la culpa a otros.
Dario Madrid - sitio
Ampliar comentario
#9
Compartir
3 Eire es la Repúlica de Irlanda. La independiente. La del norte que pertenece a GB se llama Irlanda del Norte o Ulster [aunque Ulster no es correcto del todo].
Ampliar comentario
#8
Compartir
5 Vale, eso ya lo sabemos. Que los irlandeses dicen ser diferentes de los británicos. Lo mismo que los catalanes o vascos diferetes de los andaluces. Nada. Y oapara un extranjero, menos aún. son lo mismo, una variación regional y mucha guerra histórica pero en la práctica, son idénticos.
Ampliar comentario
#7
Compartir
Anda que se lo ha currado el becario. Todas estas ya no las sabemos de sobra, a ver si trabajmos un poquito porque ha habido escándalos mucho peores fuera de España. Por cierto, no hubiera estado de más incluir el robazo del Barça al Chelsea [5 penalties no pitados, récord del mundo] o el cantazo del robo a Yugoslavia en nuestro mundial 82 con aquel penalty pitado que fue dos metros fuera del área y nos dio la clasificación y les mandó a ellos a casa. Por ejemplo.
Ampliar comentario
#6
Compartir
Por cierto, se me olvidó decir que dos de los mayores atracos en la liga española y que parecen ignorar los periodistas fueron las dos ligas robadas al Madrid en Tenerife. Todo para complacer a los catalanes y a su historico compejo de inferioridad frente a Madrid y el Real Madrid.
Ampliar comentario
#5
Compartir
Un irlandés no es britanico. La unica razón por la que geograficamente puedan haber sido bautizadas omo tal es que solo hasta 1921 Irlanda no se independiza de Inglaterra. No me extrañaria que el error solo exista en España porque en el s.XIX se hicieron traducciones de areas geograficas de forma erronea, como el Canal de la Mancha [entre Francia e Inglaterra] cuyo nombre en original en frnaces es Manche [manga] y aqui se tradujo como Canal de la Mancha y asi se ha quedado. Existen otros casos similares.
Ampliar comentario
#4
Compartir
Vamos a ver:

Las dos islas forman las Islas Británicas, así denominadas geográficamente.

Políticamente hay dos Estados: El Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte [Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte], con un sistema de Monarquía Parlamentaria. Y la República de Irlanda -Eire-

La menor de las Islas Británicas está pues dividida en dos, por cuanto la Irlanda del Norte pertenece al Reino Unido, siendo esto el origen de un antiguo conflicto territorial.
Ampliar comentario
#3
Compartir
Los dos tienen razon
Gran Bretaña =[Inglaterra + País de Gales + Escocia.] Reino Unido= Gran Bretaña + Irlanda del Norte [Eire]
Ampliar comentario
#2
Compartir
1 Perdone, pero islas británicas son las dos, que fueron las que siempre habitaron los bretones, que también pasaron al continente y dejaron su nombre a lo que hoy es una región de Francia.
Si el Reino Unido ocupa la Gran Bretaña es porque hay otra isla un poco más pequeña, aunque sea totalmente adorable y respetable y la quieran llamar Eire o Erín.
Ampliar comentario
#1
Compartir
Irlanda no es un &034;país británico&034;, pues sólo es &034;británico&034; lo que pertenece a Gran Bretaña y Gran Bretaña es Inglaterra + País de Gales + Escocia. Dicho de una manera que cualquiera pueda entender: la isla de la izquierda en el mapa [Irlanda] no forma parte de la isla de la derecha [Gran Bretaña].
Ampliar comentario