LA ÚLTIMA MODA EN DEPORTE INVERNAL

De Grandvalira a Sierra Nevada: las mejores pistas para esquiar de noche

Con la llegada de las últimas nevadas, es tiempo de desenfundar los esquíes y las tablas para deslizarse por las pistas. En ellas se concentra una moda en auge: esquiar de noche

Foto: Esquí nocturno en Sierra Nevada (Facebook).
Esquí nocturno en Sierra Nevada (Facebook).

A nadie se le escapa que este invierno no está respondiendo al guión habitual, algo que han padecido especialmente los aficionados al esquí y todos aquellos que viven y dependen de los deportes de nieve. Con la llegada de las últimas nevadas, es tiempo de desenfundar los esquíes y las tablas para deslizarse por las pistas de las estaciones que se encuentran dentro de nuestras fronteras. En ellas se concentra una moda en auge: esquiar de noche. No se trata de una práctica arraigada en todos los destinos invernales, pero la oferta -combinando tanto la faceta deportiva como la gastronómica y de ocio- que ponen sobra la mesa Sierra Nevada, Grandvalira y La Masella es capaz de satisfacer a los más exigentes. Abríguense bien, ahora lo que se lleva es deslizarse sobre la nieve cuando el sol se pone.

[Lea aquí: Masella, o el mejor esquí nocturno de España completamente rodeado de pinos']

Hay que viajar hasta Granada para encontrar la estación pionera en esto del esquí nocturno. Cuando los relojes de Sierra Nevada señalan las siete de la tarde, los focos se encienden para alargar la práctica deportiva por espacio de tres horas con el telecabina Al-Andalus como hilo conductor. Es la Pista del Río (entre Borreguiles y Pradollano) la encargada de ofrecer 3,5 kilómetros con un desnivel de 600 metros, propicio para un esquí de velocidad. Con el Mulhacén como testigo de excepción, las bajas temperaturas ayudan a que la nieve se recupere. Y si ésta es abundante, los esquiadores verán cómo aumenta la oferta con la Pista Maribel: más corta que la del Río, transcurre paralela a ésta y, prácticamente, desemboca en los locales de ocio nocturno que dan fama al buen ambiente de Sierra Nevada. Eche un vistazo a los hoteles más baratos en destinos de esquí (incluido Sierra Nevada).

De Grandvalira a Sierra Nevada: las mejores pistas para esquiar de noche

Otra de las opciones es viajar hasta Andorra. Allí es donde su estación más grande, Grandvalira, también se une al último grito en esquí. La Solana, en Pas de la Casa, ofrece un abono exclusivo para deslizarse por sus pistas bajo las estrellas aunque lo cierto es que el acceso es posible con todos los forfaits. Por si esto fuera poco, el nivel del trazado lo hace accesible para todos los públicos. Lo cierto es que, con permiso de La Solana, la gran apuesta de Grandvalira pasa por su snowpark, situado en el sector Grau Roig. La instalación está enfocada al freestyle por lo que no sólo lo frecuentan virtuosos de la tabla, también de los esquíes. Se trata de una cita obligada aunque el único pero es su nivel medio-alto, garantiza el espectáculo aunque, de cierta manera, acota el acceso.

[Lea aquí: 'Reclamaciones en estaciones de esquí: lo que puedes y no puedes hacer en la nieve']

Sin duda alguna, la mejor oferta la encontramos en Cataluña. Cerca de La Molina, es La Masella la estación que, desde hace tres años, ha hecho del esquí nocturno una de las bases de su negocio apostando por la calidad y la cantidad. Así las cosas, los aficionados a la nieve podrán disfrutar de 13 pistas y 34 kilómetros para esquiadores con nivel medio-alto hasta la hora del cierre: 21:30. La Pleta marca el inicio y Pla de Masella dibuja el final del mayor espacio dedicado al esquí nocturno dentro de las fronteras nacionales. A esta combinación añadan un snowpark, no podía faltar, y el escenario que rodea a la estación: bosques y pueblos de montaña en los que hacer una parada cuando la (amplia) jornada toque a su fin.

Esquí

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios