BUEN SUELDO, POCA EVOLUCIÓN

Por qué los profesores españoles se queman con los años, según los datos de la OCDE

El último informe de la organización sugiere que la de profesión de profesor es económicamente atractiva de entrada, pero su desarrollo posterior es limitado

Foto: El 'Panorama de la Educación' detalla el estado de los profesores y alumnos españoles. (Efe)
El 'Panorama de la Educación' detalla el estado de los profesores y alumnos españoles. (Efe)

El informe 'Panorama de la Educación' publicado por la OCDE es uno de los más útiles para entender la situación educativa de un país más allá de las simples evaluaciones de PISA, ya que proporciona un completo retrato sobre aspectos que suelen pasar desapercibidos. La edición de 2016 acaba de publicarse y ofrece interesantes datos sobre la situación de los profesores, la igualdad entre hombres y mujeres o el importante papel que juega la Educación Infantil, una de las grandes desconocidas en nuestro país.

A nivel global, la tendencia entre los países de la OCDE es la privatizadora, como sugiere el resumen ejecutivo. Aunque dichos países gastan un 5,2% de su PIB en educación (un 4,2% en el caso de España), cada vez más financiación se recibe de bolsillos privados, especialmente en lo que se refiere a la educación universitaria. “Para aliviar la carga en los presupuestos públicos ya muy ajustados, la mayor parte de países están trasladando el coste de la educación terciaria desde el gobierno hasta los hogares individuales”, señala el informe.

La diferencia entre los sueldos iniciales y los máximos en España es apenas del 30%, lo que da lugar a "escalas salariales muy comprimidas"

Una asignatura pendiente es la igualdad entre géneros, ya que, a pesar de que el número de mujeres con estudios universitarios supera al de hombres, están siguen estando poco representadas en campos como la ciencia y tecnología o son menos las que cursan doctorados. Además, el número de mujeres profesoras desciende a medida que el nivel educativo se eleva, por lo que hay muchas en Educación Infantil pero menos en las aulas magnas de las universidades.

Ahora bien, ¿qué está ocurriendo en España?

El círculo vicioso del profesor

Los datos presentados por el informe nos permiten hacernos una buena idea de las ventajas y problemas de ser profesor en España. A simple vista, parecen vivir mucho mejor que sus colegas de la OCDE: los salarios iniciales para los docentes en nuestro país se encuentran en los 32.000 euros anuales, muy por encima de la media, 24.700. En países como Polonia o Brasil el sueldo inicial se halla por debajo de los 13.400. Esta alta retribución –hay que tener en cuenta que se tienen en cuenta todos los perfiles profesionales– provoca que sea una profesión atractiva de entrada.

La situación cambia, no obstante, a medio y largo plazo, ya que en España, como ocurre en otros países como Dinamarca, Finlandia o Noruega, los sueldos iniciales son altos, pero los máximos se encuentran por debajo de la media. La diferencia entre los sueldos mínimos y máximos en España es apenas del 30% (la más baja de todos los países de la OCDE, por encima de Eslovenia y Grecia), lo que da lugar a “escalas salariales muy comprimidas”. Es decir, la carrera del profesor y su posibilidad de desarrollo es muy limitada, algo de lo que se han quejado repetidamente los propios docentes. Tras quince años de experiencia, el sueldo es de 37.300 euros anuales.

Algo a lo que hay que añadir otro factor importante: la carga lectiva de los profesores españoles es muy superior a la del resto de países de la OCDE. Los profesores de primaria españoles enseñan 880 horas al año, 100 más que la media de la OCDE. Además, estas horas se concentran en menos días, lo que provoca que las jornadas sean mucho mayores en nuestro país: 5 horas frente a la media de 4,3. España es también uno de los países donde más carga lectiva tienen los cuerpos directivos, ya que el 71% de ellos tienen obligaciones de esta índole, frente al 33% de la OCDE.

El informe, no obstante, añade que España es, junto con Portugal, uno de los países que soportan una mayor carga salarial docente por estudiante, con un 10% del PIB per cápita en primaria y un 13% en secundaria, mientras que la media de la OCDE se encuentra en un 8 y 9% respectivamente.

La Educación Infantil, nuestra gran baza

(Oliver Rossi/Corbis)
(Oliver Rossi/Corbis)

Una de las peculiaridades de las que más puede presumir nuestro país es del gran peso que tiene la educación entre 0 y 3 años en el sistema educativo. Algo que, como pone de manifiesto el informe, es de vital importancia en el posterior desarrollo del alumno. Mientras que en la media de los países de la OCDE el 71% de los niños de tres años y el 86% de los de cuatro acude a la escuela, en España el porcentaje asciende hasta el 96 y el 97% respectivamente, lo que nos convierte en "uno de los pocos países de la OCDE con una matriculación casi completa en programas de educación temprana". La mayor parte de estos niños forman parte del sistema público, al contrario de lo que ocurre en los países de nuestro entorno donde generalmente esta formación se encuentra en manos privadas.

¿Estudios contra el paro?

España ha sido también uno de los países en los que mayor crecimiento ha experimentado la educación universitaria, donde se ha pasado desde el 29% del año 2005 al 35% del 2015 (en la media de la OCDE). Si el ritmo se mantiene, se espera que el 59% de los actuales jóvenes terminen graduándose en un programa de educación superior en algún momento de su vida. España es uno de esos países en los que el nivel de desempleo se ha disparado, con un 20,5% entre aquellos que terminaron la secundaria frente a la media del 7,7% de la OCDE (y del 9,1% de la Unión Europea), una cifra tan solo superada por Grecia (27,3%). El paro se reparte en todos los niveles de la educación, pero como es de esperar, aquellos que terminaron la secundaria tienen una tasa de paro menor (22,9%) que los que se quedaron en la educación básica (23,8%). 

Al contrario de lo que ocurre en otros países, son los gobiernos regionales (y no el central) los que más dinero aportan a los colegios

La particularidad económica española

El informe pone de manifiesto otro factor que distingue a nuestro país de los de nuestro entorno: la manera en que el sistema educativo se financia, y que responde a una realidad en la que las competencias educativas están transferidas a las comunidades autónomas.

Al contrario de lo que ocurre en otros países, son los gobiernos regionales los que más dinero aportan a los colegios, con un 80% (muy lejos del 22% del resto de países). El gobierno central juega un papel mucho menos importante, con un 15%, frente al 55% del resto de la OCDE. 

Independientemente de la manera en que este dinero se reparte, el gasto total en educación ha descendido, y seguimos gastando menos que los países cercanos. En total, un 8% del gasto público frente al 11% de media.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios