¿Qué tienen en común picasso, einstein y freud?

Las cinco características que cumplen todos los genios (sin excepción)

¿Qué hace a un genio ser un genio? Es una pregunta que nos hemos hecho a lo largo de toda la historia. No son los genes, son determinadas actitudes
Foto: Pablo Picasso inmortalizado por Ruben Brenner.
Pablo Picasso inmortalizado por Ruben Brenner.
Fecha

¿Qué hace a un genio ser un genio? Es una pregunta que nos hemos hecho a lo largo de toda la historia. Todo el mundo aspira a alcanzar la excelencia pero muy pocos la logran y, en la mayoría de ocasiones, no entendemos cómo una u otra persona ha logrado lo que ha logrado. ¿Cómo consiguió Picasso mantener siempre un altísimo nivel en su inmensa obra pictórica? ¿De dónde sacó el tiempo Stockhausen para componer un total 363 obras? ¿En qué momento se le ocurrió a Einstein formular la teoría de la relatividad?

Hay quien piensa que un genio nace, no se hace: sencillamente, tiene el talento para una actividad concreta y le basta con desarrollarla para alcanzar la excelencia. Pero esto es una visión muy simplista de la realidad y, además, como han comprobado numerosos estudios, falsa. No cabe duda de que un genio es talentoso por naturaleza, pero el talento no es ni de lejos la característica más importante del mismo. Estos son las cinco cosas que, sin excepción, cumplen todos los genios. Y no todas son agradables para el común de los mortales.

1. Son curiosos e impulsivos

Para elaborar su libro Creatividad (Paidós, 2008), el profesor Mihaly Csikszentmihalyi entrevistó a 91 genios, de todas las disciplinas, incluyendo a 14 premios Nobel. Una de sus principales conclusiones es que las personas con mentes privilegiadas, que logran creaciones excepcionales, tienen dos cosas en abundancia: curiosidad y determinación. “Están absolutamente fascinadas por su trabajo y, aunque haya otras personas más brillantes, su enorme deseo de lograr lo que se proponen supone el factor decisivo”, asegura Csikszentmihalyi.

2. Lo importante no es la educación, son las horas que dedican a su especialidad

Solemos asociar el expediente académico con la excelencia, pero son cosas que no siempre están relacionadas. El profesor de la Universidad de California en Davis, Dean Keith Simonton, realizó un estudio en que analizó los expedientes académicos de más de 300 genios nacidos entre 1450 y 1850, entre ellos gente como Leonardo da Vinci, Galileo, Beethoven o Rembrandt. Determinó cuánta educación formal había recibido cada uno y midió sus niveles de eminencia a través de sus obras de referencia. Sus resultados fueron sorprendentes. La relación entre educación y excelencia, al trasladarse a un gráfico tenía forma de campana: los creadores más destacados eran aquellos que había recibido una educación media, algo así como una diplomatura. Los que habían recibido una mayor y una menor educación eran menos creativos.

Los creadores más destacados son siempre aquellos que más han trabajado en su especialidad y han dedicado su vida a ella

No cabe duda de que los genios más destacados seguían estudiando, pero eran autodidactas y, sobre todo, unos adictos al trabajo. “Los genios son todos iguales”, explicaba el crítico literario V.S. Pritchett, “nunca dejan de trabajar, no pierden un minuto. Es deprimente”.  La realidad es que, sin esfuerzo, el talento importa poco. Los creadores más destacados son, siempre, aquellos que más han trabajado en su especialidad, han dedicado su vida a ella, han aprendido todo lo que se podía aprender, y han llevado su pasión al límite.

3. Son muy críticos con su trabajo

Según el psicólogo Howard Gardner, Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales en 2011, los grandes genios como Picasso, Freud o Stravinsky tenían un patrón similar de trabajo, que se basaba en el ensayo y error: analizaban un problema, creaban una solución, la probaban y generaban una retroalimentación constante. “Los individuos creativos”, asegura Gardner, “emplean una considerable cantidad de tiempo en reflexionar acerca de lo que quieren alcanzar, si han tenido éxito o no y, si no lo han logrado, qué deben hacer diferente”.

Las mentes creativas son también las más metódicas.

4. Son sacrificados, solitarios y, en ocasiones, neuróticos

Los genios están todo el rato pensando en su obra y esto tiene múltiples desventajas. Dedicar todo tu tiempo al trabajo implica un sacrificio inmenso y una merma en las relaciones sociales. Según Csikszentmihalyi, la mayoría de genios son marginados durante la adolescencia, en parte porque “su intensa curiosidad e intereses muy focalizados resultan extraños a sus compañeros”, en parte porque los adolescentes demasiado gregarios no están dispuestos a gastar tiempo, en soledad, para cultivar su talento. “Practicar música o estudiar matemáticas requiere una soledad temible”, asegura el profesor.

En ocasiones, el sacrificio necesario para ser un genio puede rozar lo patológico. La entrega puede tornarse en obsesión: las personas excelentes no son necesariamente felices. Basta ver el ascetismo que alcanzaron Freud, T. S. Eliot o Gandhi, o la soledad autoimpuesta que desarrolló Einstein. Muchos genios desarrollan, además, una personalidad neurótica: su trabajo les volvió maniáticos y egoístas.

5. Trabajan siempre por pasión, nunca por dinero

Los verdaderos genios se desviven por su trabajo y, en ningún caso se entregan a éste por dinero, sino por pasión y vocación. “Los artistas que han desarrollado su pintura y escultura por el placer de la actividad en sí más que por las recompensas extrínsecas, han producido un arte que ha sido reconocido socialmente como superior”, asegura el pensador y escritor Dan Pink en su libro La sorprendente verdad sobre qué nos motiva (Gestión 2000). “Además, son aquellos a los que motivaba menos las recompensas extrínsecas los que, finalmente, las recibían”. 

Alma, Corazón, Vida
Comparte en:
Sigue esta sección:

El redactor recomienda

#19
Compartir

Eso que no lo entrevistaron a Kiko Rivera...el hijo de la Pantoja. Rompía todos los moldes del conocimiento.

Ampliar comentario
#18
Compartir

Por cierto, todos nacemos "genios", lo dificil es sobrevivir al entorno...familia, educación, jefes...

https://www.youtube.com/watch?v=nPB-41q97zg

Ampliar comentario
#17
En respuesta a rdcraon
Compartir

El Señor gates es autor de uno de los lenguajes de programación mas usados en sus tiempos, como es el Basic, no solo eso, sino que lo desarrollaron en apenas 30 días...si eso no es ser un genio, ya me diras...a continuación, un extracto de la historia de Altair...

Alrededor de este tiempo Roberts recibió una carta de la compañía Traf-O-Data en la que se le preguntaba si él estaría interesado en adquirir una variante del lenguaje de programación BASIC para la máquina. Él llamó a la compañía y se encontró con un hogar privado, en donde nadie había oído hablar de algo como el BASIC. De hecho la carta había sido enviada por Bill Gates y Paul Allen del área de Boston, y no tenían ningún lenguaje BASIC que ofrecer. Cuando ellos llamaron a Ed Roberts, él expresó su interés, y los dos comenzaron el trabajo en su intérprete BASIC usando un simulador hecho por ellos mismos para el 8080 en una minicomputadora PDP-10. Ellos calcularon que tenían 30 días antes que algún otro hiciera el primer movimiento decisivo, y una vez que tuvieron una versión funcionando en el simulador, Allen voló a Albuquerque para entregar el programa en una cinta de papel, el cual era el Altair BASIC (también conocido como MITS 4K BASIC). El software funcionó en la Altair en la primera vez que se ejecutó, y Gates pronto se unió a él y crearon la empresa Micro-Soft, hoy conocida como Microsoft.

Ampliar comentario
#16
Compartir

Es tan absurdo que ni me voy a molestar en ir punto por punto, sería escribir un artículo a mi vez, simplemente es todo falso. Soy psicólogo y he tenido la suerte de conocer a unos seis o siete genios, no solo superdotados "normales" sino del tipo especial del que se habla. Eso sí, los talentos especiales para algún arte no son propiamente genios, aunque puede que igualmente lo sean porque no son rasgos incompatibles.

Ampliar comentario
#15
Compartir

Sin ir más lejos, aquí en EC hay mucho genio enmascarado en avatares diversos.

Hay genios que tienen demasiados avatares diría yo y de distintos géneros, hasta neutro.

Hay más genios entre los foreros que en los autores de los artículos.

Y no voy a seguir porque al abrir esta puerta entra frío.

Ampliar comentario
#14
En respuesta a tatoon
Compartir

 

Buenas, yo a Gates no lo pondría como que surgió de las cenizas, ya venía de una familia bastante pudiente y disfrutaba de mucho dinero siendo jovenzuelo. Esto no quita que sea un genio, quizá no tecnológico en si pero con una gran visión para lograr sus objetivos con ésta. Es uno de mis personajes modernos favoritos, sin ya meternos en si Windows patatín patatán... Feliz Año.

Ampliar comentario
#13
Compartir

¿Por qué diablos toda la juventud y otros tantos "mayorcitos" como los que escriben los subtitulos para sordos de las peliculas no saben calificar más que de "genial" cualquier expresión, acto, etc. positivo ?

Aqui tenemos la riqueza de nuestra lengua:

gracioso

ingenioso

ocurrente

perspicaz

maravilloso

estupendo

magnífico

extraordinario

espléndido

excelente

agudo

divertido

formidable

 

Ampliar comentario
#12
En respuesta a aristip
Compartir

 

 

Voy a enlazar el tema, si no le importa, por si alguien siente curiosidad

 

Viatge a Itaca. Lluis Llach.

 

http://www.youtube.com/watch?v=B2G4FQby7bM

 

(seguramente no entran dentro de la categoría de genios todos, pero quienes con sus creaciones artísticas nos emocionan -músicos, escritores, pintores...- tienen algo especial que yo desde luego les agradezco)

 

 

 

 

Ampliar comentario
#11
Compartir

Esos "genios" no lo son tanto para depende qué personas. Para mí un genio mi amigo Manolo que se quedó en el paro, se divorció y se fue a trabajar en verano a una empresa de alquiler de barcos en Ibiza y en septiembre se fue al Caribe y allí sigue y parece que de momento no vuelve...

Ampliar comentario
#10
Compartir

...Y, para añadir otro toque exótico, nos faltaban...

 

¡¡¡Las serendipias!!! (¿Lo qué...?)

 

¡¡Sí!! Eso que, en castizo de toda la vida, le llamaríamos de chiripa.

 

El descubrimiento de los antibióticos (la penicilina) fue de pura chiripa... Incluso, el propio Einstein reconoció que algunos de sus hallazgos fueron pura serendipia. En la historia de la ciencia son frecuentes las serendipias. 

Ampliar comentario
#9
En respuesta a m-150
Compartir

 

Eso de que el placer está en el camino me recuerda la poesía de Kavafis (Itaca). Pero en ella no aparece la neurosis ni las obsesiones. Pero sí mucha retroalimentación positiva en forma de experiencias.

Por cierto que Lluis Llach hizo un LP muy bonito llamado "El viatge a Itaca".

Ampliar comentario
#8
En respuesta a el sabiondon
Compartir

 

Y ¿por qué no escribe usted un comentario genial para deleitarnos y satisfacer nuestra curiosidad? Ánimo hombre!

Ampliar comentario
#7
Compartir

El quinto punto me parece muy debatible. Es verdad que muchos genios murieron pobres, pero tb hay casos opuestos: Bill Gates, Steve Jobs, Julio Verne, Edison y un largo etcetera.

 

Seguro que tenian pasion, pero tb el dinero lo tenian muy en mente.

Ampliar comentario
#6
Compartir

Quizá la cosa es más sencilla:

http://antoniopriante.wordpress.com/2013/01/15/que-es-un-genio/

Ampliar comentario
#5
Compartir

Desde luego, el artículo no ha sido escrito por un genio....

Ampliar comentario