La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

LA VERDAD ESTÁ… EN UN PDF DE LA CIA

Los secretos del Área 51, ¿finalmente al descubierto?

De la gran cantidad de historias sobre ovnis y avistamientos alienígenas, no hay otra con tanta difusión en la cultura popular como la del área 51.
Foto: En Roswell existe un 'museo de los ovnis' visitado por 1.000 personas al día. (Corbis)
En Roswell existe un 'museo de los ovnis' visitado por 1.000 personas al día. (Corbis)

De la gran cantidad de historias sobre ovnis y avistamientos alienígenas que han alimentado durante el siglo XX las teorías de la conspiración, no hay otra con tanta difusión en la cultura popular como la del Área 51 y el llamado incidente Roswell, que cuenta cómo el 7 de julio de 1947 una presunta nave extraterrestre se estrelló en mitad del desierto, cerca de esa pequeña localidad de Nuevo México, en Estados Unidos. Sin embargo, cada vez más datos desmontan la versión ufológica del asunto y da más razones a aquellos que señalan que, efectivamente, el Área 51 existió y en él se realizaron diferentes experimentos secretos, pero que estos no tenían nada que ver con habitantes de otros planetas, sino con la prueba de nuevas aeronaves por parte del ejército estadounidense.

El último grano de arena de esta montaña lo ha aportado un informe de los Archivos de Seguridad Nacional que acaba de ser desclasificado por la CIA y que la Universidad George Washington ha puesto a disposición de manera libre, en el que se explica, entre muchas otras cosas las pruebas que se realizaron con el avión U-2 en la llamada área 51, en el lago Groom, como también es conocida. Se trata de un documento llamado La Agencia de Inteligencia Nacional y el reconocimiento desde las alturas: los Programas U-2 y Oxcart, escrito por Gregory W. Pedlow y Donald E. Welzbenach que, en sus más de 400 páginas, puede arrojar una nueva luz a las prácticas realizadas en dicho complejo de Nevada que, efectivamente, eran y son top secret. Pero no por las razones que muchos pensaban.

Sobre ovnis y efectos ópticos

El informe indica en su página 85 que “las alturas a las que se probaban los U-2 provocaron un efecto colateral inesperado, un tremendo aumento de los avistamientos de objetos voladores no identificados (ovnis)”. Como explica dicho informe, el ciudadano estaba acostumbrado a ver vueltos comerciales que alcanzaban una altura de entre 10.000 y 20.000 pies, mientras que los U-2 lo hacían tres veces más alto, a los 60.000. También se afirma cuál es el momento en el que se producen el mayor número de estos avistamientos: a la hora del anochecer, y sobre todo, por parte de pilotos de aerolíneas que viajaban del este al oeste. La confusión se producía, explica el informe, por el efecto que la luz reflejada en dichos aviones producía, y que provocaba que dichas naves pareciesen “objetos ardientes”.

En esa época, nadie pensaba que fuese posible realizar un vuelo tripulado por encima de los 60.000 piesLo cual, no obstante, no explicaría la gran cantidad de ciudadanos de Nevada que llamaron consternados a las autoridades tras haber visto algo sospechoso en los cielos. Como deja entrever el documento, la proliferación de avistamientos probablemente tuvo que ver con el hecho de que nunca ninguna persona, hasta la fecha, había visto nada semejante, lo cual suele conducir a la atribución de un origen paranormal o extraterrestre a lo que realmente ha nacido por la mano del hombre. A tal respecto, Pedlow y Welzenbach indican que “en esa época, nadie pensaba que fuese posible realizar un vuelo tripulado por encima de los 60.000 pies, así que nadie esperaba ver un objeto a tal altura en el cielo”.

El Área 51, vista por Google Earth. (Google)
El Área 51, vista por Google Earth. (Google)
El proyecto Aquatone

Muchos de estos avistamientos aparecen recogidos en el llamado Proyecto Libro Azul, una recopilación de estudios realizados entre 1952 y 1969 por la Fuerza Aérea Americana con el objetivo de determinar la veracidad y peligrosidad de cada uno de los avistamientos realizados en el cielo de Estados Unidos. La mayor parte de estos avistamientos fueron descartados. Como señala el informe, “los U-2 y los posteriores vueltos OXCART formaron más de la mitad de los informes de avistamientos ovni entre finales de los años cincuenta y la mayor parte de los años sesenta”.

Bill Clinton intentó investigar el Área 51, pero no encontró más que 'cosas aburridas' relacionadas con defensaEl proyecto que puso en marcha la aparición de los célebres aviones de reconocimiento estratégico U-2 es el conocido como Aquatone, desarrollado en el área 51 a partir del año 1955. El encargado de encontrar el lugar ideal para realizar las pruebas fue Richard M. Bissell Jr., que pensó en el lago Groom como el lugar ideal para establecer la nueva base de pruebas. El informe señala, en palabras del ingeniero Kelly Johnson, que era “el perfecto campo de aterrizaje natural, tan suave como el tapete de una mesa de billar y totalmente natural”. Con posterioridad, el programa CARRETA daría lugar al SR-71 Blackbird, y el OXCART, al Lockheed A-12.

Lo que ya sabíamos, lo que nunca sabremos

La existencia de la llamada Área 51 no es nada nuevo. El propio expresidente demócrata Bill Clinton reconoció durante una visita a Hong Kong que había destinado parte de sus esfuerzos a conocer lo que ocurría en la famosa zona conocida también como Dreamland o Paradise Ranch. Y no se encontró con nada misterioso o revelador sino, más bien, con algo “aburrido”. “Intenté averiguar si había algún documento gubernamental secreto que revelase algo”, explicó. Pero sólo se encontró con que se realizaban “trabajos de defensa”. Sin embargo, ello no le eximió de redactar durante su mandato una exención que abolía la obligación de que el Área 51 hiciese públicos sus informes de impacto en el medio ambiente.

Aunque aquellos que prefieran seguir creyendo en la teoría alienígena, pueden seguir haciéndolo. En un documento del FBI de la época, y al que se puede acceder libremente tras su desclasificación en el año 2011, el agente Paul Ryan explica cómo un compañero del CSI le comentó cómo la noche del 30 de enero de 1949 observó cómo un “objeto volador” explotó en mitad del cielo y sus fragmentos cayeron diseminados por la zona. Claro que ello no contradice la hipótesis escéptica, es decir, que el presunto platillo volante no fuese más que una nave del ejército americana filtrada por la imaginación de una población, la americana, que comenzaba a consumir con asiduidad, espoleada por la Guerra Fría, películas y novelas de ciencia-ficción.

#12
En respuesta a innominado

 

Buenas me podria decir que pasaba en el Area 51? 

Ampliar comentario
#11
En respuesta a innominado

 

 

Cuente por favor, que estas cosas nunca pueden probarse y hay muchos que sí le van a creer.  No sea tímido.

Ampliar comentario
#10

Soy ingeniero de caminos, minas, canales y puertos con doble nacionalidad, trabajé durante 10 años en el Área 52 que es la verdaderamente secreta (el Área 51 es un señuelo para Cuarto Milenio y similares) y no me voy a molestar en contar nada de lo que ví porque ni puedo probarlo ni nadie me iba a creer. Buenas tardes.

Ampliar comentario
#9
En respuesta a anonymo

 "las normas para los soldados en el area 51 Son mui extrictas" en cuanto a seguridad, supongo, porque en cuanto a ortografía me parecen bastante laxas

Ampliar comentario
#8

Aquí hablan de dos estados diferentes: Nevada y Nuevo México. Lejos de aclarar, demuestra que la conspiración para seguir ocultando lo que allí sucede se mantiene en pie. Conspiración que sigue intacta, como siempre.

Ampliar comentario
#7

Un coronel del Ejército del Aire, ya retirado, contaba hace 30 años cómo un compañero, piloto, oficial, padre de familia, hecho y derecho, vio cosas durante un vuelo (en caza), que le hizo volver CAGADO EN LOS PANTALONES. Pero de estas cosas no se habla, y si se habla es para ridiculizar el tema. Buen día a todos, terrestres o no.

Ampliar comentario
#6

Hola, me llamo gabri estuve en el area 51 de piloto, lo que os puedo decir esque en el area 51 no hai nada alienigenas. Solo experimentan con naves nuevas para el ejercito y alguna que otra arma nuclear por eso hai tanta exageracion en vigilancia cuando entras en el recinto, no dentro del area si no que del recinto, salen dos aviones a observar vuestros movimientos y en una colina ay una ranchera con 4 soldados dentro para vigilar el segundo recinto. Si alguna vez en vuestra vida vais, recordad que si os acercais os daran un solo aviso y ninguno mas. Los pilotos entrabamos mui poco dentro del area de las instalaciones subterrania y demas, solo deveis saber que lo que os digo es mui importante, solo os daran un aviso, al segundo abriran fuego ya que las normas para los soldados en el area 51 Son mui extrictas.

 

 

Saludos.

Ampliar comentario
#5

La primera noticia escrita de un bombardeo nuclear está recogida en Génesis 19. La zona, que era un vergel antes de lanzar los extraterrestres los artefactos destructores, por la violación de dos de los suyos,que bajaron a la ciudad,hoy es el Mar Muerto.

Ampliar comentario
#4

La dificultad lógica en el tema del 'Roswell Park UFO' sería que, en ese caso o en otro similar, enviaron a seguir a un objeto volador extraño un caza Mustang P-51, que acabaría destruido, falleciendo el piloto, cuando se aproximó al elemento aéreo de carácter ignoto. Documentos o reseñas de antes de 1980 hablaban de que se encontraron algunos restos del P-51 con pequeños agujeros en la chapa con la que estaba fabricado el avión, y con bastante posterioridad a aquella cita al estilo de los '4000 holes in Blackburn, Lancashire', Scientific American publicó un artículo con el título:  'Armas de haces de partículas', entonces en estudio y experimentales, pero que producían precisamente ese mismo efecto de convertir en colador una pieza metálica. La duda está servida.

Ampliar comentario
#3

La verdad está ahí afuera...

Ampliar comentario
#2

A tí te van a contar lo que hay allí y en otros sitios, sobre todo debajo, donde las cosas no se ven, sitio ideal para los lagartis.

Ampliar comentario
#1

Kelly Johnson era el diseñador de ese avión y de muchos otros. No el piloto.

Ampliar comentario