ERRORES QUE TE HACEN SER DESCARTADO

Las seis cosas que más molestan a los empleadores en un CV

Se han escrito cientos de consejos sobre la manera en que deben redactarse los currículum vitae, nuestra primera carta de presentación cuando se está buscando un

Foto: Las seis cosas que más molestan a los empleadores en un CV
Las seis cosas que más molestan a los empleadores en un CV
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    Se han escrito cientos de consejos sobre la manera en que deben redactarse los currículum vitae, nuestra primera carta de presentación cuando se está buscando un trabajo, pero solemos centrarnos en las cuestiones de fondo, olvidando en ocasiones las formas. Poco importará que seas brillante en tu trabajo, y tengas buenas recomendaciones, si entregas un currículum mal redactado, escrito con Comic Sans, o en un formato informático que el entrevistador no pueda abrir.  

    A día de hoy los responsables de recursos humanos reciben cientos de currículos y una cosa es segura: no se leen todos en profundidad. Hay una serie de errores que harán que tu CV vaya directamente a la basura tras una lectura en diagonal del responsable de turno.

    1. La fuente es demasiado pequeña

    Para que alguien se lea nuestro currículum debemos asegurarnos, en primer lugar, de que este sea legible. Y aunque parezca un razonamiento de Perogrullo, hay muchos candidatos que envían sus CV con una letra tan pequeña que el entrevistador siquiera se molesta en leerlos. El mínimo tamaño de fuente admisible es 10, y es preferible decantarse por un 12, con el que seguro no tendrás problemas.

    Por otro lado, es recomendable elegir una fuente lo más estándar posible, que no llame la atención y se lea con facilidad. Una Times o una Helvetica, son quizás las mejores opciones.

    2. Has olvidado detallar las fechas

    La parte más importante de un CV es en la que se detalla la experiencia laboral del candidato. Todos los trabajos que hayas realizado deben de incluir una fecha de inicio y final de la actividad. Es un dato que tienen muy en cuenta los empleadores, a los que les gusta saber el tiempo que has pasado en determinada empresa. No incluir esta información, o no hacerlo de forma precisa, puede llevar tu currículo a la papelera de reciclaje.

    3. El nombre induce a error

    Los responsables de Recursos Humanos gestionan todos los días cientos de CV, y lo primero que van a ver es el nombre que has puesto al documento. Siempre se debe poner el currículo con una etiqueta clara, del tipo “Joaquin_Rodriguez_CV”, “J.Rodriguez_CV” o “CV_Joaquin_Rodriguez”. Olvidar poner el apellido en la etiqueta o, lo que es peor, poner solo “curriculum”, es la mejor manera de que nadie encuentre tu presentación.

    4. El documento tiene problemas de formato

    En la actualidad, la mayor parte de los CV se envían por correo electrónico. Procura enviar un formato lo más universal posible. Que tú tengas la suite informática más avanzada no significa que los demás la tengan. Lo mejor es que envíes tu currículum en .doc o .pdf, el resto de formatos pueden dar problemas. Y nadie se va a molestar en llamar a su amigo informático para leer tu candidatura.

    5. No seguir las instrucciones

    Algunos trabajos piden a los candidatos para determinados puestos de trabajo que envíen algunos documentos concretos, como una carta de presentación o una recomendación. Parece mentira, pero muchos candidatos creen que no pasa nada por saltarse las normas y enviar a pelo el CV. Ten la seguridad de que no conseguirás un trabajo con ese tipo de desidias.

    6. Usar un tiempo verbal incorrecto

    Uno de los errores más comunes a la hora de redactar un currículo reside en usar un tiempo verbal incorrecto a la hora de referirte a desempeños laborales anteriores. A veces escribimos en presente trabajos que ya no realizamos, algo que resulta muy frustrante para los responsables de recursos humanos.

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    9 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios