La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

LA CREATIVIDAD ES LA CLAVE

Los valores en la educación: cómo dejar de arruinar el talento de los niños

Guillermo silba una dulce melodía mientras se habla de él. Tiene doce años y desde muy pequeño disfruta cantando. “Su clase preferida es música”, dice Luisa,
Foto: Los valores en la educación: cómo dejar de arruinar el talento de los niños
Los valores en la educación: cómo dejar de arruinar el talento de los niños
Autor
Tags
    Tiempo de lectura7 min

    Guillermo silba una dulce melodía mientras se habla de él. Tiene doce años y desde muy pequeño disfruta cantando. “Su clase preferida es música”, dice Luisa, su madre. “Habitualmente toca la flauta, ahora empieza a manejar otros instrumentos, pero lo que más le gusta es ensayar con sus compañeros la canción que cada semana elige uno”. El rendimiento de este adolescente cambia notablemente de las asignaturas comunes a su favorita. “Le encanta”, tanto, que a menudo, con aplastante lógica pregunta a los de su alrededor por qué no hay más días de esta materia.

    La música es la pasión de Guillermo y, además, como cree su madre, tiene talento. Ken Robinson, gurú en educación, diría que este muchacho ha encontrado su Elemento: “El punto de encuentro entre las aptitudes naturales y las inclinaciones personales”. El autor británico ha difundido su crítica a la educación convencional por entorpecer la creatividad de los más pequeños y reprimir su motivación para aprender. Por un lado, encuentra un problema en la jerarquización de las asignaturas, ya que se relegan las artes y se separa de las ciencias. Y por otro, ve anacrónicos los programas basados en moldear personas para el sistema productivo.

    Rara vez, como en el caso de Guillermo, los niños gestan su talento en la escuela. Los colegios son lugares donde se evalúa a las personas según su capacidad matemático-verbal. Otras aptitudes ni se valoran ni se incentivan. La estandarización de las pruebas pretende homogeneizar a los niños sin tener tampoco en cuenta la heterogeneidad de sus habilidades y las diversas formas de manifestarse. Carolina Bermúdez, maestra de teatro del Colegio Ignacio Zuloaga, considera que a los alumnos se les carga de mucha información y no se confía en las cualidades internas que tienen.

    “En el colegio hay pocos espacios donde las niñas y los niños puedan dar otro tipo de cosas, las que son de uno mismo”, asegura Bermúdez. En su opinión, está todo tan reglado que no hay lugar para la imaginación y libertad, para que cada uno busque y descubra su talento. Las materias lectivas “están más orientadas a que hagan lo que tengan que hacer sin preguntarse. ¡Vas, te sientas, escuchas y haces! Queremos amoldar al niño para que no moleste ni grite, no importa que esté en otro mundo mientras esté en silencio. Eso no son niños, son robots”.

    Las actividades extraescolares

    El aburrimiento en las aulas es algo manifiesto. Probablemente, el tedio rutinario produce la desmotivación del escolar por aprender. El perjuicio será aún mayor si se decide saturar con clases de apoyo o refuerzo curricular, lo que habitualmente sucede con las clases extraescolares. José Luis Pazos, presidente de la Federación de la comunidad de Madrid Asociaciones de Padres y Madres del Alumno (FAPA) Giner de los Ríos, sostiene que la misma actividad extraescolar puede ser contraproducente. “Se trata de tener un complemento que, por supuesto, tenga más parte lúdica que disciplinaria”.Hay que buscar un punto de encuentro entre las aptitudes naturales y las inclinaciones personales

    La sola preocupación por los resultados frustra a muchos adolescentes hasta que eligen abandonar el colegio o instituto. Legisladores, profesores, alumnos son responsables de tal desgana; igualmente lo son los padres y madres que, obsesionados por el futuro incierto en una sociedad fragmentada y competitiva, meten a los hijos en clases extraescolares para complementar su currículum. Carlos Fernández, Coordinador de Actividades Extraescolares Madrid, cuya empresa oferta este tipo de actividades a las asociaciones de padres y madres, comenta que, además de deportes, se demandan bastante los idiomas, sobre todo el inglés, “y ahora están pidiendo mucho chino”.

    Las clases extraescolares tratan de conciliar la vida laboral de los progenitores con la familiar alargando el horario escolar de los niños. Como asegura Fernández, ha descendido la demanda por obligación: “La gente en paro tiene más tiempo libre y no se deja tanto a los niños en estas actividades”. No obstante, Pazos piensa que también se debe a que son un simple relleno. Había familias que decidían que su niña o niño hiciese actividades extraescolares “porque todos los demás lo hacían y el suyo no fuera menos que nadie, sin importar si esas clases aportaban mucho”.

    En cambio, si los pequeños se inclinan por algo, el solo ejercicio puede combatir su aburrimiento e incrementar sus cualidades. En el AMPA del Colegio Zuloaga comentan que en ocasiones deciden los niños a qué apuntarse. “Los papás quieren inglés y los niños prefieren fútbol, multi-danza o cosas más divertidas”. Concretamente son las más artísticas, las que permiten a los escolares explorar con su desbordante imaginación. El dilema es que no siempre se completan los grupos para poner en marcha actividades como el “taller de creatividad o de jóvenes talentos”.

    Creatividad y autonomía

    Realizar cualquier actividad con gusto abre una puerta a la curiosidad. “La gente dice inglés, inglés, inglés, porque el niño de pequeño aprende la lengua”, observa la profesora de teatro Bermúdez. Pero critica que no se haga lo mismo con la creatividad. Los niños no están estimulados en este aspecto y “no saben qué hacer cuando pasan a improvisar”. Así que enseña “juegos que realmente aprendan a conocerse, a expresarse con su cuerpo, a trabajar con las emociones”.Los niños rara vez gestan su talento en la escuela

    Al final, la profesora contempla toda una explosión de sentimientos. Ahora bien: “No saben qué hacer con el afecto, los chicos no quieren hacer un juego donde se tienen que dar un beso para salvar al otro. También se ponen nerviosos porque no saben qué hacer con el cuerpo del otro cuando los pongo en el suelo a hacerse masajes. Les da miedo porque están acostumbrados a escuchar y tragar”. Aun así, Bermúdez cree que todos tienen condiciones, “únicamente hay que encontrar lo que a cada uno le estimula”.  También, aprecia que los más problemáticos en horas lectivas son los que más talento tienen en su hora de teatro.

    Según decían en el colegio, Mariana tenía problemas de atención. Desde que va a taller de arte sus capacidades fluyen más que nunca. Sus padres le han cambiado de francés a clases de manualidades impartidas en la asociación vecinal de su barrio, lo cual parece que incentiva a la pequeña. Eduardo cree que su hija está mejorando su confianza para aprender por su cuenta, y encima, sus obras encantan a todos. La semana pasada terminó de moldear un original búho que servirá de hucha. Lo más positivo, mantiene Eduardo, es que durante ese rato sale todo de ella, de sus manos: “Se expresa con la arcilla, y en casa pasa ilusionada imaginando la próxima figura que creará”.

    El reto de estimular la creatividad

    La educación escolar, como proceso planificado de aprendizaje,  pretende individuos para el mercado laboral y no tanto el desarrollo íntegro de personas. Bien claro lo tiene el ministro de Educación, José Ignacio Wert: “Los estudiantes no tienen que estudiar lo que quieren, sino lo que es necesario y propicie su empleabilidad”. Entre las concepciones funcionales y tan utilitaristas aparece alguna más romántica.  Al mismo tiempo que la falta de recursos se ve reflejada en prescindir de las supuestamente improductivas actividades, se nota cierta necesidad de expresarse libremente.Muchos pueden hallar y ampliar su talento lejos de aburridas aulas

    En este sentido, las artes requieren una gran capacidad creadora pero toda disciplina, incluidas las ciencias, necesitan de creatividad. “El hecho es que se puede ser creativo en cualquier cosa, ―escribe Ken Robinson―: cualquier cosa que requiera inteligencia”. Es más, como el talento “se expresa de forma diferente en cada individuo” se debe ser creativo para buscar cada uno el suyo. Previsiblemente, lejos de aburridas aulas, muchos pueden hallar y ampliar su talento.

    El aprendizaje en las escuelas rara vez es libre y espontáneo. Así, se presenta el reto de recuperar y crear formas lúdicas fuera de los centros que motiven la imaginación de una criatura. Un buen ejercicio para ponerla en marcha es la improvisación, afirma la profesora Bermúdez: “Improvisar es dificilísimo, cuando nosotros los mayores vamos a las clases de teatro, tenemos que recuperar el niño para ello. Pero hoy lo estamos perdiendo antes de que crezca”. Ya que el futuro es de los niños, lo más prudente sería dejarlo correr con ilusión.  

    #4
    Sólo le ha faltado nombrar al sistema educativo de Finlandia para colarnos el mismo rollo ¿de verdad era necesario un artículo para esto?

    Por cierto los que tanto anhelan el sistema de Finlandia, que tengan también en cuenta que su nivel de vida incluye ser los terceros productores de petroleo del mundo y un reparto de la riqueza entre cinco millones de habitantes, por lo que las virtudes de sus ingreso no son por su alto nivel intelectual o que alquien me nombre productos novedosos que tengan en
    el mercado famosos por su exportación además del petroleo.

    Los países nórdicos también tienen un sistema educativo similar pero con estudiantes muy light, así que dejen de soñar en iluminaciones porque la realidad es que en las mejores escuelas del mundo es donde se buscan a los mejores estudiantes y estos lo son porque estudian y le ponen pasión, sin tantas pamplinas.

    Ampliar comentario
    #3
    Ampliar comentario
    #2
    Tengo dos hijos a los que les encanta la música y le dedican parte de su tiempo, pero en absoluto estoy de acuerdo con los criterios buenistas del artículo.
    Lamentablemente, nuestros hijos están obligados a ser autónomos, a buscarse la vida, a encontrar un hueco en la sociedad, y de ahí la necesidad de contemplar el &034;utilitarismo&034; de la educación no como algo negativo sino como algo totalmente necesario.
    Seguro que una gran mayoría de los niños de 8 años estarían encantados de seguir sus gustos &034; hacia donde les lleven&034;, y a mí me parecería muy bien siempre y cuando luego no pidan al resto de la sociedad que subvencione sus gustos o directamente les paque una pensioncita porque no encuentran trabajo &034;de lo suyo&034;.
    Ampliar comentario
    #1
    Popularmente, se entiende por Marías aquellas asignaturas cuya superación no ofrece ninguna dificultad, es decir, aquellas que son fáciles de aprobar; léase Educación Física, Educación Plástica o Música. Son adornos del currículo para sugerir que se persigue una educación integral, pero pocos padres se preocupan si sus hijos tienen en ellas algún problema.
    Esto establece una distinción entre asignaturas de primera y segunda categoría que, de alguna manera, también alcanza a sus profesores. Con lo que puede darse el caso de que algunos no se sientan lo suficientemente valorados.
    Sin embargo, lejos de sentirse víctimas, todos ellos deberían sentirse agradecidos, porque son unos privilegiados, ya que tienen muchas más opciones de desarrollar una verdadera pedagogía, no condicionada por el utilitarismo y las expectativas de éxito. Tienen la posibilidad de llevar a cabo lo que podríamos llamar una pedagogía aventurera, asentada en el gozo de encaminar el aprendizaje allá donde nos lleve.
    http://www.otraspoliticas.com/educacion/el-privilegio-de-impartir-una-maria
    Ampliar comentario