La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

FRANÇOIS CHESNAIS CREE QUE LA SITUACIÓN ES DESESPERADA

"España tiene que seguir el ejemplo argentino y negarse a pagar la deuda"

“En situaciones de alarma social, como hoy en día en España, se puede declarar que una deuda es ilegítima y no pagarla”. Así de contundente se
Foto: "España tiene que seguir el ejemplo argentino y negarse a pagar la deuda"
"España tiene que seguir el ejemplo argentino y negarse a pagar la deuda"
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    “En situaciones de alarma social, como hoy en día en España, se puede declarar que una deuda es ilegítima y no pagarla”. Así de contundente se expresa François Chesnais, veterano economista francés profesor de la Universidad de Paris 13, que ha venido a Madrid a presentar su último libro, Las deudas ilegítimas (Clave Intelectual), un manual económico que busca explicar de dónde vienen las deudas europeas, por qué una parte de ellas se podrían considerar ilegítimas y qué mecanismos se pueden usar para no tener que afrontar el pago.  

    El primer paso, según Chesnais, es declarar una “moratoria obligatoria para examinar el contenido de la deuda y la identidad de los acreedores”. En su opinión, es inconcebible que se hayan hecho tres o cuatro auditorías a los bancos y ninguna a la deuda, algo que debería ser una gran “demanda popular”. Después de esto habría que analizar detenidamente de dónde surge cada deuda y ver cuáles de ellas no responden al bien común, objeto último por el que el estado contrae una obligación. En opinión del economista, si la deuda no responde al interés de los ciudadanos es ilegítima, y se debe renunciar a su pago. 

    Para Chesnais la situación española “es un desastre” y tiene claro por qué hemos llegado a este punto: “No sé quién es realmente responsable de este proceso, pero sí sé que el sector inmobiliario se convirtió en el motor de un país que hace 30 años tenía una base industrial importante en Cataluña, el País Vasco y Madrid, que se ha liquidado casi por completo”.

    Hay una relación directa entre las condiciones de salud de los niños, la deuda y la situación de los bancosPese a que los análisis de Chesnais son fundamentalmente económicos ­–su libro es un duro tratado sobre la deuda, difícil para un lector no especializado– su crítica es en esencia política. Para el economista francés el trabajo de análisis detenido de la legitimidad de la deuda tiene que hacerse país por país, pero está estrechamente vinculado a dimensiones políticas relacionadas con el contenido mismo de la palabra democracia: “¿Qué es una democracia en la que los políticos explican sus políticas de forma engañosa y donde los grandes medios son controlados por intereses financieros? Todo esto crea unas condiciones de culpabilización. Una situación donde no se ponen en relación cosas que están totalmente relacionadas. Hay una relación directa entre las condiciones de salud de los niños y la deuda y la situación de los bancos”.

    Mirando a Europa y América Latina

    Para Chesnais, la salida de la crisis sólo llegará mediante el “trabajo político” y deja claro que este no se puede dejar en manos de los mercados, que “sólo piensan en sus propios intereses, los de la burguesía financiera, que está cometiendo unas agresiones bestiales y de forma consciente”. Chesnais reconoce que España depende de lo que pase en Europa, pero es muy crítico con la gestión del Gobierno: “Lo que llama la atención realmente cuando uno llega a España es el increíble grado de dependencia de este Gobierno hacia el alemán. Ayer todos los periódicos llevaban en portada la misma foto de Rajoy con Merkel, como un hijito con su madre. No pueden no depender de Europa, pero podrían aprovechar otras oportunidades acercándose a otras países”.

    Latinoamérica es la única región del mundo con experiencia real a la hora de declarar deudas ilegítimasAl margen de nuestra dependencia lógica a lo que pase en Europa, el economista cree que la solución a nuestros problemas a largo plazo pasa por buscar nuevas medidas en las que colaboren pensadores críticos de todas las naciones. En concreto Chesnais insiste en su libro en los ejemplos que se pueden encontrar en Latinoamérica, la única región del mundo con experiencia real a la hora de declarar deudas ilegítimas. En su opinión, debemos dejar de “ver a América Latina como unos locos, para verles como unas sociedades en torno a las cuales se han dado procesos de resistencia social y se han propuesto formas distintas de encarar algunas gestiones”.

    Chesnais recuerda el ejemplo de Argentina y Ecuador, dos países que han dejado de reconocer parte de sus deudas y se han negado a pagarlas. Aunque insiste en la necesidad de que cada país encuentre soluciones adecuadas para su caso, cree que se puede aprender de estas experiencias. En la conversación aparece sin remedio el polémico caso de la nacionalización de Repsol. El economista francés no se corta: “Si se nacionaliza YPF significa que se puede renacionalizar la banca o Telefónica. Sería bueno para España”.

    ¿Se puede ser marxista hoy en día?

    Chesnais, además de ser un destacado economista, es un importante activista político, consultor de la Asociación por la Tasación de las Transacciones Financieras y por la Ayuda a los Ciudadanos (ATTAC) ­–una importante organización que tomó mucha fuerza en el movimiento antiglobalización y actualmente en nuestro país ha estado muy vinculada con el 15-M– y reconocido pensador marxista.

    La pregunta es inevitable, ¿de verdad se puede seguir siendo marxista hoy en día? El economista es claro al respecto: “El marxismo como punto de apoyo para un pensamiento de resistencia a esta barbarie sigue totalmente vigente”. En su opinión sigue siendo imprescindible, pero debe ser revisado en profundidad. “Paradójicamente”, explica, “uno de los lugares donde el pensamiento marxista está más vivo es en EE.UU”. La clave, insiste, es pensar la organización económica de una forma totalmente distinta, pero desde la democracia: “No se puede repetir la economía planficada, ni la colectivización, pero se puede defender una organización democrática de la producción y la vida social”.  

    #34
    Compartir
    32 &034;Habría que hacer un RESET GLOBAL DE LA DEUDA y empezar de nuevo.&034;

    Fantástico, me apunto, pero espera un poco, que voy a ver si consigo antes unos cuantos préstamos por ahí...
    Ampliar comentario
    #33
    Compartir
    Sin comentarios, el artículo es de risa, un saludo
    Ampliar comentario
    #32
    Compartir
    Eso lo pensamos muuuchos españolitos..., que la gran deuda es pura ingeniería financiera al servicio del PODER, que busca la dominación absoluta por el empobrecimiento global. Y nuestros pol
    Ampliar comentario
    #31
    Compartir
    28 No se puede no pedir deuda. Si no, por ejemplo, una persona no podría comprarse una casa, o un estado, realizar proyectos de inversión.
    Sí se puede sacar una ley que implique que cada vez que se acuda a pedir deuda, se especifique claramente para qué proyecto es, cómo y cuando se va a pagar, quién la solicita y se responsabiliza de ello, y qué rentabilidad futura se espera sacar del proyecto.
    Ampliar comentario
    #30
    Compartir
    500 si no quieres pagar el tipo de interés que te piden, es bastante sencillo, no pidas créditos, ajústate a tus posibilidades económicas, y si no puedes con tus posibilidades vivir en una casa de 200.000 euros, confórmate con una más barata, y si aún así no puedes hay casas prefabricadas, y si aún así no puedes comprarla, puedes pillar una caravana, y si aún así no puedes te queda alquilar, y si aún no puedes, espera a tener los recursos para poder.
    Ampliar comentario
    #29
    Compartir
    Argentina no pagó, automáticamente se cerró su crédito...y Cristina, para seguir subvencionando televisores de plasma para las masas, nacionalizó los planes de pensiones. Mientras el precio de soja iba bien, el peronismo ha ido bien. Pero ahora hace falta recuperar las empresas que se cedieron en su día a extranjeros cuando los argentinos eran incapaces de gestionarlas [entonces Cristina y su marido se embolsaron las mismas comisiones que de nuevo generará la reventa de estas empresas a quién sabe quién]. Y vamos, el marxismo se extiende por EE.UU. En las últimas elecciones, el American Socialist Party, primo hermano de nuestro PCE de IU, recibió unos 750.000 votos. Hessel, Sampedro, Carrillo, Mayor Zaragoza y este Chesnais se refugian en el 15M para mantener viva su &034;revolución pendiente&034;. Prefiero la sensatez del &034;abuelo&034; Mario Vargas Llosa.
    Ampliar comentario
    #28
    Compartir
    El problema con la deuda pública es que, si nos ponemos puristas, toda ella es ilegítima. Que un Estado contraiga deuda generalmente significa que un político ha prometido hacer cosas que, en lugar de ser pagadas por quienes las van a disfrutar y votan a ese político, serán pagadas en el futuro, a menudo no necesariamente por quienes pusieron a ese político en su puesto y disfrutaron de lo financiado por esa deuda. Cuando llega la hora de pagar, ni siquiera estamos en condiciones de pedirle explicaciones por su gestión al político que contrajo la deuda porque seguramente ya estará jubilado en un consejo de administración de una multinacional amiga.

    Sería paradójico que en un país en el que no se juzga al político por contraer deuda ilegítima se declare ésta como tal y no se pague a quien prestó el dinero.

    La deuda es, por tanto, antidemocrática, pues quienes toman la decisión de generarla no tienen que responder por sus errores / crímenes. La solución pasaría por el equilibrio presupuestario por ley.

    Un país que no quiera parecer una república bananera, pagará su deuda y acto seguido prohibirá la adquisición de deuda nueva, todo lo demás es echarle cara al asunto.
    Ampliar comentario
    #27
    Compartir
    De todas las cosas que dice este hombre desde su visión de izquierda marxista solo hay una que es cierta. Lo importante es el bienestar de la mayoría de la población del Pais, el resto es secundario. A alguien le importa que el tratado de Utretch no concediese aguas a Inglaterra, que Israel construya colónias en zonas que no le pertenecen, que Alemania o Francia se saltasen el pacto de estabilidad del euro cuando les convino? Los españoles solemos ir de quijotes o de pícaros, pero siempre con la justicia como frontera ya sea para respetarla o bordearla. Si es bueno para los españoles porque no salirse del euro, dejar de pagar la deuda, dejar quebrar los bancos. Ya se que cada una de esas cosas no tiene que ser buena, pero lo que quiero decir es que hay que dejar de restringirse dentro de lo políticamente correcto, para grandes problemas.
    Por cierto casi niña estoy de acuerdo con 500 pero hoy dice algunas cosas veraces. En España los ciudadanos no son los que dejan de pagar las hipotecas si mantienen el trabajo, aunque hayan metido el coche en la misma o su casa valga menos. Lo que no se puede es pedir menos salario y respetar las deudas. Subir impuestos, luz, gas y pedir consumo
    Ampliar comentario
    #26
    Compartir
    24

    ...Por cierto, éste país está lleno de gente CUMPLIDORA que se han pasado años PAGANDO PUNTUALMENTE las cuotas de sus hipotecas, y que al perder sus trabajos el banco que en su día se la concedió solo ha necesitado meses para QUITARLES LA VIVIENDA y dejarlos en la calle...

    -
    Ampliar comentario
    #25
    Compartir
    24

    &034;...los tipos de interés con ser ligeramente altos actualmente 6% distan mucho de los tipos del 18 al 20%...&034;


    Claro,claro...pero es que ese dinero que esos &034;santos verones&034; nos prestan tan &034;altruísticamente&034;, ellos también lo &034;compran&034; 3 veces más barato [o más], que cuando cobraban los intereses al 18-20%.

    El caso es que en la actualidad ellos &034;compran&034; el dinero a un 1% ó 2%, y nos lo &034;venden&034; a un 6%. Ello supone un MARGEN DE BENEFICIO de un
    Ampliar comentario
    #24
    Compartir


    En situaciones de alarma social, como hoy en día en España, se puede declarar que una deuda es ilegítima y no pagarla

    Totalmente de acuerdo:

    Aumentar los intereses de la deuda de un país, en función de la pobreza de éste, es una invitación a que los USUREROS arruinen países enteros y sus poblaciones para ganar MÁS DINERO...Es un GENOCIDIO en toda regla, basado en la USURA.


    -
    Ampliar comentario
    #23
    Compartir
    Osea que este Sr. apuesta por la seguridad Jurídica. Seguro que el grueso de sus alumnos procede de Universidades Argentinas y Venezolanas. Si es que....
    Ampliar comentario
    #22
    Compartir
    Mira que sois malos, si el hombre lo único que quiere es vender libros, pues nada, el que no quiera que no se lo compre y andando, tener en cuenta que para &034;vender la moto&034; hay que decir muchas cosas que ni uno mismo se cree, pero eso no son más que tácticas de mal vendedor y nada más, no os enfadeis con el chico y que venda muchos.[libros me refiero]
    Ampliar comentario
    #21
    Compartir
    Oye Ayuso, te parece divertido burlarte de nosotros?, te parece que los tiempos estan para chorradas?, porque no te vas abajo de un puente y preguntas por ahi opiniones.... este es un sitio serio y los lectores de El Confidencial mas, vete con tu agita-prop ya sabes adonde.....
    Ampliar comentario
    #20
    Compartir
    Premio Nobel para este clarividente. Mamarracho. Espero que no haya ido mucha gente a la presentación de su absurdo libro.
    Ampliar comentario