La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

UN MAPA DE LAS RELACIONES ENTRE SEXOS

"Ligar con un hombre es tan fácil que carece de valor"

En el año 1978, casi cien estudiantes de 22 años de la Universidad de Hawái, hombres y mujeres a partes iguales, fueron abordados por un desconocido
Foto: "Ligar con un hombre es tan fácil que carece de valor"
"Ligar con un hombre es tan fácil que carece de valor"

En el año 1978, casi cien estudiantes de 22 años de la Universidad de Hawái, hombres y mujeres a partes iguales, fueron abordados por un desconocido de su misma edad mientras caminaban sin compañía por el campus. En el caso de los chicos, se trataba de una mujer, y al contrario en el caso de las chicas: dicho compañero, con el que no habían hablado previamente, les proponía la posibilidad de, en primer lugar, concertar una cita; más tarde, ir a su apartamento, y en un último grado, tener sexo con ellos esa misma noche.   

No era el resultado de la locura primaveral ni de una ola de amor libre. Los compañeros no eran más que encuestadores seleccionados por el área de psicología de la Universidad con el objeto de descubrir cómo reaccionaban hombres y mujeres a las mismas propuestas. Y así se llegó a la conclusión que mientras unos y otros aceptaban la cita a partes iguales (alrededor de un 50%), un 75% de los hombres aceptaban la propuesta sexual sin dudarlo… Mientras que un 0% absoluto de las chicas consentían con ella.

Ellas son las que eligen

Se trata de uno de los experimentos más famosos realizados por la célebre psicóloga Elaine Hatfield, y el punto de partida de gran parte de los estudios que han contemplado las diferencias entre hombres y mujeres en cuanto a sus hábitos sexuales. Dejando aparte otras consideraciones obvias (como que "los hombres sienten un riesgo menor que las mujeres al aceptar una invitación sexual"), el estudio concluía que, efectivamente, los varones se encuentran más inclinados que las mujeres hacia el sexo casual.

Las mujeres son vendedoras y los hombres compradores; si no es al revés es porque el hombre devalúa su producto

Esta noción parece explicar aquella idea generalizada entre el género masculino de que, como se dice popularmente, "es más fácil ligar para una mujer que para un hombre". Un axioma que, en términos lógicos, parte de una idea equivocada, ya que por cada mujer que liga, tiene que haber un necesariamente un hombre que también lo haga, siempre y cuando hablemos de relaciones heterosexuales. Y sin embargo, todos coincidimos en que parece ser que el sexo femenino es el que termina eligiendo.

El intercambio sexual no es equitativo

El psicólogo Roy F. Baumeister, de la Universidad de Florida, y la profesora de marketing Kathleen D. Voss, de la de British Columbia, han intentado explicar dicho fenómeno desde el punto de vista del mercado, siguiendo las teorías del premio Nobel Gary Becker, que aplicó las reglas de la economía al comportamiento humano. Según el estudio, las mujeres son las vendedoras y los hombres, compradores. Si no es al revés es porque, precisamente, la inclinación del hombre a aceptar cualquier oferta devalúa el producto: "los sistemas culturales tienden a dotar la sexualidad femenina de valor, mientras que la masculina es tratada por la sociedad como relativamente carente del mismo. Como resultado, el encuentro sexual en sí mismo no es un intercambio equitativo, sino más bien una situación en la que el hombre obtiene algo de valor de la mujer". D. Symons, autor de The evolution of human sexuality, ya había señalado que la inversión biológica de un hombre en su paternidad es casi cero, mientras que el de la mujer es sustancial, lo que lleva a estas últimas a elegir mucho mejor.

La promiscuidad sigue generando un sentimiento de culpa entre las mujeres

Un síntoma de dicha división se refleja en un estudio realizado por Peter K. Jonason y Terri D. Fisher llamado The power of prestige. Why young men report having more sex partners than young women, en el que concluían que los jóvenes tienden a alardear más de sus conquistas que las chicas, ya que "lo consideran una actividad prestigiosa, puesto que se refiere a un recurso limitado: la sexualidad femenina. Las mujeres no comparten esa visión, debido a los altos y constantes niveles de disponibilidad sexual de los hombres".

Malinterpretando intenciones

Además, Catherine M. Grello, de la Universidad de Tennessee, descubrió una relación directa entre la frecuencia del sexo casual y la depresión en las mujeres, pero no así en los hombres. Según su investigación No Strings Attached: The Nature of Casual Sex in College Students, la promiscuidad sigue generando un sentimiento de culpa entre el sexo femenino. Es más, un amplio de porcentaje de mujeres aclararon que no todas sus relaciones esporádicas habían terminado en la cama, mientras que ninguno de los hombres vio necesario aclarar tal punto, probablemente porque la duda favorecía su imagen.

El hombre suele conducirse por la motivación sexual, por lo que considera que la mujer también

Otra idea relacionada con la anterior se encuentra bastante generalizada entre los círculos masculinos: si ya de por sí es difícil atraer a una mujer, ¿por qué en ocasiones las que parecen interesadas al principio terminan rechazando al hombre? La razón es que hay muchos factores que llevan a alguien a flirtear con otra persona, y raramente son compartidos completamente por ambos dos sexos. Según establecen investigaciones como la realizada por la pionera A. Abbey en el Journal of Personality and Social Psychology, en el año 1982, las mujeres suelen responder al mismo tiempo a varios factores, mientras que el hombre suele utilizar la motivación sexual como la única y principal.

Ligar como divertimento es útil

David D. Henningsen propone una taxonomía de seis motivaciones distintas: la meramente sexual, la relacional, la diversión, la exploradora (que busca sondear el potencial de una relación romántica), la que sirve para la autoestima y, por último, la instrumental, que busca que otra persona haga algo por ti. El hombre suele conducirse por la motivación sexual, por lo que considera que la mujer también. Y sin embargo, éstas suelen favorecer el carácter divertido y relacional de dicho acto comunicativo: de ahí las comunes divergencias entre lo que los hombres piensan que las mujeres quieren y lo que éstas desean en realidad.

Otra razón sugerida por Henningsen es que "desde una perspectiva evolucionista, las mujeres necesitan desarrollar un repertorio mayor de estrategias diferentes para captar la atención de buenos objetivos relacionales, por lo que pueden necesitar cierta práctica. Ligar como divertimento puede ser útil para ellas a la hora de distinguir qué estrategias pueden ser más o menos favorables".

La contrapartida negativa es que se piensa que muchas mujeres utilizan dichas estrategias para crecer profesional o socialmente

La última de las funciones del flirteo es la meramente instrumental: debido a que mostrar signos de interés por el otro nos hace deseables, resulta natural que utilicemos dichas estrategias para recabar interés por parte de nuestro entorno, sin que muchas veces seamos consciente de ello. Pero conlleva una contrapartida negativa; la noción de que muchas mujeres utilizan dichas estrategias para crecer profesional o socialmente, un estereotipo extendido e incluso favorecido por autoras como Jenna Goudreau y su polémico artículo Flirting Your Way to the Corner Office, publicado en la revista Forbes, o Nicole Williams, autora de Girl on Top: Your Guide to Turning Dating Rules into Career Success.

Amenazados por nuestros estereotipos

Esta asintonía entre los signos que uno y otro sexo se envían ha provocado lo que Claude M. Steele llama "la amenaza del estereotipo", por el cual los miembros de un grupo socialmente menospreciado adopta un perfil más bajo, menos llamativo, ocasionado por el miedo de confirmar el estereotipo negativo. O, dicho de otra forma, la posibilidad de comportarse según los demás han considerado que las mujeres se comportan, provoca que se intenten eliminar todos los gestos relacionados con tal concepción.

Hace falta un pequeño mapa para no perdernos en el complicado mundo de la comunicación entre hombre y mujer

En Flirting with Threat, Social identity and the perils of the female communality prescription, Avi Ben-Zeev y sus colaboradores señalan que "bajo este tipo de situación, las mujeres experimentan la bifurcación de la identidad: para mantener su perfil como profesionales, las mujeres repudian características femeninas ligadas negativamente con su estereotipo. Por lo tanto, es posible que las mujeres bajo amenaza repriman el flirteo instrumental y se protejan de sus dolorosas ramificaciones". Se trataría del caso contrario al anterior: en lugar de utilizar la coquetería como herramienta para conseguir distintos objetivos, se intentaría restringir cualquier actitud de este tipo para evitar que los demás puedan interpretarla como una forma de medrar.

Es el círculo sin fin de las tensiones entre lo que los demás quieren que seamos, lo que pretendemos ser y lo que no queremos representar para los demás; entre el estereotipo y la especificidad de cada cual. Conocer los procesos mentales que nos llevan a comportarnos  (y con ello, representarnos) de una forma u otra puede ayudarnos a comprender aquellas decisiones que en un pasado parecían arbitrarias, caprichosas e inexplicables. Un pequeño mapa para no perdernos en el complicado mundo de la comunicación entre hombre y mujer.

#11
Compartir
Ya, o sea que lo de que &034;es más fácil ligar para una mujer que para un hombre&034; es &034;un axioma que, en términos lógicos, parte de una idea equivocada, ya que por cada mujer que liga, tiene que haber un necesariamente un hombre que también lo haga&034;

Acojonante &034;razonamiento&034;. O sea que, por analogía, como por cada puesto de trabajo creado debe haber necesariamente un empleador y un empleado, es igual de fácil encontrar un empleado que un empleo, ergo si hay 5 millones de parados es porque estos no quieren trabajar, igual que el que no liga es por que no quiere, no te jode...

No, la verdad está más cerca de las sabias palabras del Marqués de Iria Flavia [QEPD]: &034;en España se folla mucho y bien, pero somos sismpre los mismos&034;.
Ampliar comentario
#10
Compartir
exacto.., es básico basico! jajajaja

_____________
http://www.bankimia.com/depositos
Ampliar comentario
#9
Compartir
3 Un tipo que piensa en pisos en vez de en sexo, es que no es un tío. O está para el manicomio. De qué planeta se ha caído usted, debe ser muy chiquitín.
Ampliar comentario
#8
Compartir
A mi si me ha gustado el artículo, especialmente esto que extraigo:
. David D. Henningsen propone una taxonomía de seis motivaciones distintas: la meramente sexual, la relacional, la diversión, la exploradora [que busca sondear el potencial de una relación romántica], la que sirve para la autoestima y, por último, la instrumental, que busca que otra persona haga algo por ti. El hombre suele conducirse por la motivación sexual, por lo que considera que la mujer también. Y sin embargo, éstas suelen favorecer el carácter divertido y relacional de dicho acto comunicativo: de ahí las comunes divergencias entre lo que los hombres piensan que las mujeres quieren y lo que éstas desean en realidad.
Puedo afirmar sin rubor de vanidad que he conocido esas fases cuando las he vivido.
Ampliar comentario
#7
Compartir
Esto es muy sencillo:

- Flirtear
- Sexo
- Contarlo

Inicialmente, los adolescentes adoran el punto 2, independientemente del sexo. Luego, la mujeres descubren el placer del punto 1 y del 3 combinados [digan lo que digan, el 1 sin el 3 se queda en poca cosa] mientras que los hombres descubren quue 2 y 3 les hace felices.

Según pasan los años, las mujeres se van cada vez más al punto 1 y los hombres al punto 3, llegando a una edad donde 1 y 3 son las únicas opciones reales.

Tan obvio y sencillo como el mecanismo de un chupete.
Ampliar comentario
#6
Compartir
Qué malos son estos artículos de psicología de El Confidencial.

Aparte de que siempre dicen cosas obvias, la ciencia y los estudios que pretenden usar de respaldo son lamentables.

Y para colmo siempre tienen un tufillo femenino, de psicóloga en prácticas detrás.
Ampliar comentario
#5
Compartir
En este artículo acaban de descubrir la pólvora.
Ampliar comentario
#4
Compartir
3 Porque me imagino que no les iría con el cuento de la burbuja-pirámide generacional inmobiliaria , los inmomutilados y tal y tal...

Digo yo.

¿O eran cardos?
Ampliar comentario
#3
Compartir
3 Todo eso está muy bien, pero ¿a cuántas de sus jefas, compañeras y subordinadas se tiró?
Ampliar comentario
#2
Compartir
Pues yo creo que unas cuantas lo tienen complicado...

Y además no olvidemos, respecto a las guapas,la vieja reflexión: &034; detrás de cada tía buena hay un tipo cansado de....&034; y es que es verdad, todo cansa, y eso abre mercados

Ampliar comentario
#1
Compartir
Por favor, no pasen por alto los intersantísimos estudios de la prestigiosa Univesidad de &034;elestudiomáschorragana&034; College:
- ¿El agua moja? Arrojaron un cubo de agua encima de las cien primeras personas que atravesaron una puerta, no les cuento más...

-Estudio dermatológico del plomo derretido en la espalda...y

-Si pongo Mourinho en el título,¿voy a los diez más vistos?.
Ampliar comentario