prepara tus botas de montaña

Tenerife para senderistas: la cara menos conocida de la isla canaria

No todo va a ser playa y mojo picón, esta isla es una gran desconocida en la que practicar deportes, tanto acuáticos como terrestres

Foto:

El mojo picón, las piscinas del lago Martiánez, las pirámides de Güímar, el Teide, las papas ‘arrugás’… Con todas estas pistas, ya habrás adivinado que estamos hablando de Tenerife. Sin embargo, tal y como asegura la agencia de viajes Pangea, esta maravillosa isla canaria ofrece mucho más que una exquisita gastronomía y paisajes de ensueño. Su terreno es perfecto para todos aquellos amantes del senderismo que quieren caminar sobre tierras volcánicas.

Aunque el turismo tradicional ha visto en Tenerife un destino de sol infinito y playas para perderse, poco a poco son muchos los que se animan a hacer de sus 22ºC de media anual los compañeros de paseo ideales. Con esta temperatura, el senderismo es una actividad que va cogiendo fuerza en una isla que dispone de 1.500 kilómetros de senderos, entre los que ya están homologados y los que actualmente se encuentran en proceso de homologación.

Te será difícil escoger qué ruta seguir. En Tenerife, las rutas se esparcen por un total de 43 espacios naturales protegidos, una cifra muy elevada teniendo en cuenta que casi la mitad de la isla —el 48%— queda representada en esta superficie. Ponte las botas, échate protector solar y prepárate para respirar aire puro. Mientras caminas, saldrán a tu paso la flora y fauna autóctonas, así que presta atención al paisaje para no perderte ni una sola de estas maravillas tinerfeñas.

Senderos para ‘amateurs’ y expertos

El turismo en Tenerife ofrece caminos para todo tipo de público: desde rutas de bajo nivel, que en algunos casos son accesibles en sillas de ruedas, hasta caminos donde habrá que poner a prueba los músculos para ascender por sus empinadas cuestas o trepar por algunos riscos. Los que aún no tengan demasiada experiencia disfrutarán con senderos de poca dificultad, como el de Las Escaleras o el del Monte del Agua —con un trayecto de 3,1 km y 2,5 km respectivamente—. Si buscas algo un poco más ‘experto’, no dudes en iniciar tu marcha por Los Silos o Cumbres de Ucanca —de 11,7 km y 8,1 km respectivamente—.

Las Moradas. (Shutterstock)
Las Moradas. (Shutterstock)

Son tan especiales que querrás hacerlos todos. Uno de los más afamados es el que atraviesa la isla de norte a sur. Se conoce con el nombre de Gran Recorrido 131, y en su trazado de 83 kilómetros se pasea por lugares tan emblemáticos como el Teide. A los pies de sus más de 3.700 metros, te darás cuenta de la belleza del parque nacional, con una extensión de casi 190 km², que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Un paraíso para los deportistas

Además de senderismo, Tenerife se descubre como la isla perfecta para la práctica de otros deportes como el golf o el parapente. Aunque está rodeada de mar por todas partes y por eso es ideal para las actividades acuáticas —buceo, windsurf, vela, kite surf y kayak están a la orden del día—, el ejercicio de ‘secano’ también encuentra un buen aliado en su superficie.

Echa un vistazo a esta amplia oferta que, seguro, aumentará tus ganas de visitar Tenerife.

  • Barranquismo: las características geográficas de la isla la proveen de multitud de barrancos donde poder practicar este deporte. Su tipología es muy variada y encontrarás desde altísimas gargantas hasta grietas cubiertas de vegetación. Tanto el barranquismo como la escalada y la espeleología necesitan permisos especiales para su realización en función de los niveles escogidos.
  • Escalada: junto con el barranquismo, la escalada va ganando cada vez más adeptos en Tenerife. La roca volcánica de la isla crea paisajes preciosos para disfrutar en diferentes niveles de dificultad.
  • Espeleología: si te gusta la espeleología, Tenerife es el destino que estabas buscando. En esta isla se encuentra la Cueva del Viento, el mayor tubo volcánico de Europa, que suma nada menos que 27.000 años de antigüedad. Reserva dos horas para recorrer parte de sus 17 kilómetros de longitud y no te arrepentirás.
  • Sobre pedales: tanto si te gusta el ciclismo como si lo tuyo es la ‘mountain bike’, en Tenerife podrás subirte a la bici y recorrer sus rincones. En el caso de la bicicleta de montaña, la isla dispone de 200 kilómetros de rutas señalizadas y nada menos que 2.000 kilómetros de pistas forestales para explorar.
Viajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios