no te hará falta la playa

Un verano ‘pasado por agua’: ideas para estar siempre fresquito

¿Verano aburrido? Si tienes poco tiempo y quieres disfrutar de un fin de semana de agosto bien fresquito sin tener que recurrir a la playa, aquí tienes algunas ideas

Foto:

Cuando el calor aprieta y el termómetro pasa de los 40ºC, la mejor opción es salir de casa y disfrutar del aire libre en entornos donde el mercurio sea más benevolente. La agencia de viajes PANGEA ha elaborado una lista de planes por España donde se puede estar ‘fresquito’ aunque sea pleno agosto y no hay quien pare si no es con aire acondicionado. Echa un vistazo a estas propuestas con las que el verano será mucho más agradable y te darás cuenta de que el periodo estival no tiene por qué ser sinónimo de playas.

Travesía en piragua

Nada mejor para bajar la temperatura que estar rodeado de agua. Por ello, a tan solo una hora de Madrid, los ríos Tajo y Guadiela se convierten en los mejores aliados para pasar dos días en plena naturaleza. Una travesía en piragua será la atracción principal de este viaje donde dormirás acampando en la orilla del río en un entorno alejado del ruido y la contaminación de la ciudad.


Pero también habrá tiempo para conocer más la historia de Castilla-La Mancha a través de su pasado. Por ejemplo, conociendo el castillo de Zorita de los Canes y el yacimiento de la ciudad visigoda de Recópolis –ambos enclaves situados en la provincia de Guadalajara– durante una actividad en la que también pueden participar niños a partir de 10 años.

Adrenalina en familia

Aunque el Descenso del Río Sella se celebra el sábado posterior al 2 de agosto, no hay fecha única para disfrutar en familia de este plan tan refrescante. Los que se animen a visitar los Picos de Europa en otras fechas también pueden ser protagonistas de este espectáculo natural y deportivo que ha tomado cariz internacional y ya es uno de los atractivos turísticos más reconocidos de Asturias.

Grandes y pequeños –a partir de seis años– pueden formar parte de los aventureros que desciendan el río Sella en piragua desde Cangas de Onís a Ribadesella. Además, también podréis realizar otras actividades tan adrenalínicas como un descenso de cañones naturales apto para toda la familia.

Buceo ‘tropical’ en España

España no tiene nada que envidiar al Caribe en cuanto a playas se refiere, así que también en nuestro país es posible refrescarse tomando un baño en aguas paradisíacas. Basta dar un paseo por Almuñécar, en Granada, para darse cuenta de que disfrutar de paisajes submarinos tan bonitos como los caribeños es más fácil de lo que te imaginas. Esta bonita localidad costera ofrece un curso de buceo para principiantes, primer paso para obtener el título de buceador profesional.

Si lo prefieres, mucho más cerca de Madrid también puedes aprender a respirar con una bombona de oxígeno a la espalda. Concretamente, en Las Rozas, donde imparten un curso teórico y un bautismo de buceo en piscina cubierta para dar tus primeros pasos subacuáticos. Olvídese del calor surcando los fondos marinos.

Barrancos y kayak para todos

Considerado como uno de los parajes naturales más relevantes de España, el Parque Nacional de Ordesa –en Huesca– despunta como un espacio perfecto para dar rienda suelta a la imaginación y practicar un sinfín de deportes al aire libre. Desde un paseo en kayak sobre aguas tranquilas hasta la bajada de un barranco acuático acompañado en todo momento por guías expertos y titulados.

También los niños a partir de 5 años pueden ser protagonistas de una aventura que incluye el descenso por toboganes y pequeñas cascadas, así como una ruta caminando entre las preciosas paredes del cañón de Anisclo. El descanso tras las actividades corre a cuenta del Hotel Barceló Monasterio de Boltaña que antaño ocupó el monasterio del Carmen, datado en el siglo XVII. Entre sus instalaciones se puede disfrutar de un spa de nada menos que 1.100 metros cuadrados. ¿Quién puede perderse este planazo?

Como un ave sobre el mar

Aunque su verdadero nombre es playa de Aguas Santas, todo el mundo la conoce como Playa de las Catedrales por las singulares formaciones rocosas –grandes como los templos a los que hace alusión– que se esparcen sobre su orilla. En Ribadeo, Lugo, se encuentra este lugar mágico donde todo el mundo queda embelesado ante la belleza del paisaje que se antoja ante sus ojos.

Para disfrutarlo desde otra perspectiva, nada mejor que realizar actividades náuticas en las aguas que bañan esta playa: si el viento sopla fuerte puedes utilizar su fuerza para practicar 'kitesurf', aunque si el mar está más calmado es posible subir sobre una tabla y dirigir tu propio rumbo haciendo 'paddlesurf'. Si las olas lo permiten, un curso de surf tradicional se postula como otra de las opciones con las que poner a tono tu musculatura en un entorno tan maravilloso como la Playa de las Catedrales. No te preocupes si nunca has practicado estas actividades: recibirás clases previas y se te prestará el material necesario.

Viajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios