' El Gran Comediante'

Jesús Gil ('El pionero'): de sus favores a José María García a su guerra con Villarejo

El periodista de investigación Juan Luis Galiacho nos da las claves del ascenso y la caída del imperio de Jesús Gil

Foto: Jesús Gil y Supergarcía. (COPE).
Jesús Gil y "Supergarcía". (COPE).

Este domingo, 7 de julio, HBO ha estrenado el primer capítulo de 'El pionero' Jesús Gil. Una primera entrega de cuatro en la que la voz discordante la ha puesto el periodista Juan Luis Galiacho, director de Elcierredigital. Un acreditado "gilólogo" o experto en gilismo, que le ha pisado los talones "al gordo" desde la llegada al Atlético de Madrid, hasta su ascenso y caída en el ayuntamiento de Marbella.

En 1993, Galiacho publicó el libro 'Jesús Gil: El Gran Comediante'. Un volumen en el que el periodista manchego puso negro sobre blanco en la polémica trayectoria del presidente más extravagante que ha tenido el club rojiblanco. El Confidencial ha hablado con el periodista para escuchar la versión menos dulcificada de Jesús Gil.

Los libros 'Jesus Gil y Gil: El Gran Comediante' (1993) y 'La Farsa Continúa' (1999), de Juan Luis Galiacho.
Los libros 'Jesus Gil y Gil: El Gran Comediante' (1993) y 'La Farsa Continúa' (1999), de Juan Luis Galiacho.

"Cuando llega a Marbella es el momento en el que me empiezo a tomar más en serio al personaje y comencé mis reportajes en la revista Época", explica Galiacho. La idea original de plasmar la trayectoria de Gil en el 'El Gran Comediante' nace de un encargo del grupo Planeta. Sin embargo, la familia Lara no puso toda la carne en el asador con la publicación del libro por miedo a que su relación con Gil pudiera afectar a los propietarios, en aquel momento, propiedad de José Manuel Lara Bosch: "Se acojonaron con Gil".

Muchos periodistas deportivos comen y beben de las manos de los presidentes

"Pasó desapercibido todo lo que pudo, cómo un oasis dentro del desierto", apunta Galiacho. Y es que Jesús Gil supo ver como nadie que el Atlético era un perfecto escudo mediático que más tarde le sirvió "de trampolín para llegar a Marbella".

Su estrecha amistad con José María García

En 1987, Jesús Gil gana las elecciones a la presidencia del Atlético de Madrid tras obtener un 49,85% de los votos. Pero por mucho carisma que tuviera Gil, ¿cómo es posible que un hombre condenado por un delito de homicidio involuntario tras la muerte de 56 personas pudiera llegar a ganar las elecciones del club rojiblanco? Es cierto que Gil prometió y cumplió con la llegada de Futre, estrategia que repetiría Florentino más de una década después con Figo, pero el apoyo mediático en su ascenso fue fundamental.

Galiacho nos explica que muchos periodistas lo veían como el gran salvador: "Muchos periodistas deportivos comen y beben de las manos de los presidentes. Él siempre tuvo el gran apoyo de José María García".

¿Pero fue gratuito este apoyo? Según cuenta Galiacho, el locutor de radio "encumbra" a Gil por un favor familiar: "García le debía un favor a Gil porque el presidente del Atleti había salvado al padre de García de una estafa que tenía, le puso a Sierra".

José Luis Sierra, el brazo ejecutor de GIL

Otra de las figuras fundamentales en la vida de Jesús Gil ha sido Jesús Sierra. El abogado se convirtió en "el brazo armado jurídico" de Gil para poder vivir "al borde de la ley". Un experto en estirar los plazos y en crear caos en los tribunales para poder esquivar la Justicia.

Jesús Gil y José Luis Sierra.
Jesús Gil y José Luis Sierra.

"Las decisiones las ejecutaba Sierra", comenta Galiacho. "Luego Sierra fue el que cantó, pero Sierra siempre fue su brazo armado jurídico", apunta el periodista manchego. El abogado organizó un complejo entramado de empresas que ha ocultado hasta la fecha una gran parte del patrimonio adquirido de la familia Gil.

Mario Conde

Otra de las polémicas figuras que se cruzó en la vida de Gil ha sido Mario Conde. A través del Grupo Dorna, el banquero quería dominar el mundo del deporte: "Esta alianza le ha permitido a Gil muchas cosas que a los demás no se les permitía. Era el gran instrumento que tenía derechos televisivos con Banesto".

Siempre ha colocado a sus hijos porque eran unos cenutrios

Según Galiacho, Mario Conde "se habría quedado con todo de no llegar a caer en declive" tras el caso Banesto. Por su parte, "Gil no tenía ni idea de fútbol, no sabía la diferencia entre un balón de rugby y uno de fútbol, pero tenía claro que era el opio del pueblo". Sin embargo, la idea de entrar en el Atleti surgió de las pretemporadas que realizaba el conjunto colchonero en Los Ángeles de San Rafael.

La vida privada de Gil

"En los años cincuenta y sesenta Gil tenía dinero fresco de la chatarra, y frecuentaba mucho la noche de Madrid en Gran Vía, con coches del desguace que no tenía nadie", explica Galiacho. El periodista asegura que Gil abandonó el calor nocturno de las esquinas callejeras del centro de Madrid tras dejar embarazada a María de los Angeles Marín Cobo, que poco después se convirtió en su mujer.

Jesús Gil y su esposa e hija. (Getty)
Jesús Gil y su esposa e hija. (Getty)

Una humilde dependienta que despertó los celos de la madre de Gil, más conocida como La Guadalupe: "El disgusto de la madre era tal, que no acudió a la boda porque no la consideraba. Siempre ha querido más para su hijo".

Gil era un hombre familiar del que no se conocen aventuras extramatrimoniales: "No era un mujeriego, llegó a tener un club en Blasco de Garay al que acudía con la mujer y el hijo en brazos. Además, Gil no tenía tiempo para esa clase de aventuras".

"Siempre ha colocado a sus hijos porque eran unos cenutrios", nos confiesa Galiacho. El periodista experto en gilismo explica que su primer hijo, Jesús, "le falla como una escopeta de feria": "Lo intentó, pero no le quedó más remedio que dejarlo con lo de los inmuebles en San Rafael".

De izquierda a derecha; Óscar Gil, María Ángeles, Jesús Gil jr, Myriam, Jesús Gil y Miguel Ángel.
De izquierda a derecha; Óscar Gil, María Ángeles, Jesús Gil jr, Myriam, Jesús Gil y Miguel Ángel.

"La hija terminó de secretaria y luego instruyó a Miguel Ángel, que era el más listo de todos. El pequeño lo dejó también en Los Ángeles porque era el más peligroso de todos, igual que el padre, con este estilo bravucón y avasallador".

¿Parecidos con Trump?

Durante las últimas semanas, muchos han comparado la figura de Gil con Trump. Una comparación que para Galiacho no es la más afortunada: "Trump ha creado un emporio que no tiene nada que ver en métodos y en la corrupción".

Y es que Gil no era precisamente un artista de la ingeniería fiscal: "Era mucho más burdo, pueden haber similitudes, pero comparación ninguna". "Jesús Gil es muy repetitivo en sus métodos. Creaba sociedades mixtas para evadir el control. Todas terminaban en 2000: turismo2000, eventos2000, etc...", explica Galiacho. Un modus operandi​ que el presidente del Atleti importó desde San Rafael.

Jesús Gil, en su programa 'Las noches de tal y tal'. (Mediaset)
Jesús Gil, en su programa 'Las noches de tal y tal'. (Mediaset)

Villarejo y la caída de Gil

"Gil tenía tanto poder y fuerza que nadie se atrevía. Arrasaba con todo, con esas maneras llegó a Marbella y el pueblo le seguía, igual que a los grandes dictadores, la mitad del pueblo vive a costa de esa gente", apunta Galiacho.

Sin embargo, el poder de Gil se hizo añicos tras dar el salto a Ceuta y Melilla: "Jesús Gil cae porque la Fiscalía Anticorrupción y por Villarejo. El CNI empieza a investigar a Gil cuando entra en política en Ceuta y Melilla".

"Hasta entonces no hubiera caído. El Estado no podía permitir que territorios tan complicados como Ceuta y Melilla cayeran en manos de un personaje como Gil. Ahí es cuando el CNI empieza a investigar a Jesús Gil", sentencia Galiacho. Unos acontecimientos que se irán desgranando en los tres siguientes capítulos.

Series TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios