una serie que está dando de qué hablar

'Sex Education' (Netflix): masturbación, frigidez o aborto. La serie sin tabúes sexuales

La serie británica, que triunfa en todo el mundo por hablar abiertamente de temas como la masturbación, la eyaculación o la homosexualidad entre adolescentes, ya ha sido renovada

Foto: Imagen promocional de 'Sex Education'. (Netflix)
Imagen promocional de 'Sex Education'. (Netflix)

Si todavía eres de los pocos que no han oído hablar, ni visto 'Sex Education', el último gran pelotazo de Netflix, ya estás tardando. Esta serie, que arrasa en todo el mundo y que ya sido renovada por una segunda temporada, tiene la gran virtud de que todo el que la ve, de una u otra manera, se siente identificado con las situaciones que viven los protagonistas, envueltos en un mar de dudas en torno a cuestiones sexuales que en la adolescencia a todos se nos hicieron muy cuesta arriba. Quien diga lo contrario, miente.

[Tráiler de 'Sex Education', la serie de Netflix sobre el despertar sexual de los adolescentes]

Retrotráete a esos 'maravillosos', por decir algo, 15 años en los que una espinilla de más en medio de una mejilla, ya de por sí poblada de granos, se convertía en una auténtica tragedia. En medio de esa adolescencia que todos odiábamos seguro que, más de una vez, fuiste incapaz de masturbarte o eyacular, empalmarte te costó más que subir el Everest o puede que incluso fingieras un orgasmo antes de que tu novio, el guapo de la clase, cayera en manos de tu íntima amiga, aquella 'lagarta' que no le quitaba el ojo de encima. A ello añádele un profundo desconocimiento en materia sexual.

Otis Milburn (Asa Butterflield) y Maeve Wiley (Emma Mackey). (Netflix)
Otis Milburn (Asa Butterflield) y Maeve Wiley (Emma Mackey). (Netflix)

Todo eso, y mucho más, encontramos en 'Sex Education'. El éxito de la serie de Netflix, ya renovada, no es lo que cuenta, sino cómo lo cuenta, quitándole importancia a un tema tabú y con el que todos hemos tenido algún tipo de conflicto, sobre todo de adolescente. 'Sex Education' se ha atrevido a hablar de sexo sin tapujos y sin pelos en la lengua. Homofobia, aborto, 'bullying', homosexualidad, travestismo o acoso son solo algunos de los temas que llenan los deliciosos 8 capítulos de la primera temporada, bajo la atenta mirada de un grupo de adolescentes llenos de ternura, inocencia y mucho humor.

El éxito de la serie radica en tratar, abiertamente y sin tapujos, tabúes sexuales nunca antes vistos en televisión

Ya era hora de que la televisión ofreciera una nueva perspectiva sobre el sexo y la educación sexual, sin tapujos, con humor y con una visión progresista. Es la principal intención de 'Sex Education', una comedia sobre las primeras experiencias sexuales, los complejos de los adolescentes y el salto a la edad adulta.

Otis, junto a Maeve, en una imagen promocional de 'Sex Education'. (Netflix)
Otis, junto a Maeve, en una imagen promocional de 'Sex Education'. (Netflix)

El peso de la historia recae en Otis (Asa Buttefield), el niño de 'El pijama a rayas', un joven adolescente con mil complejos y una pesada mochila a sus espaldas, su alocada madre, de profesión terapeuta sexual (Gillian Anderson). Olvídate de la sosa de la Dana Scully, de 'Expediente X'. Anderson es de lo mejor de la serie y uno de sus grandes reclamos.

Otis, a pesar de ser virgen, terminará por abrir un consultorio sexual en el instituto. El joven se unirá a Maeve, una audaz chica mala, y a su mejor amigo Eric (Ncuti Gatwa). Juntos crearán una especie de clínica de terapia sexual clandestina para tratar los extraños y maravillosos problemas de sus compañeros.

Imagen de la serie 'Sex Education'. (Netflix)
Imagen de la serie 'Sex Education'. (Netflix)

Dramedia adolescente

¿Es una comedia sobre adolescentes y sus problemas sexuales?, ¿es un drama sobre la aceptación personal?, ¿o es una serie 'teenager' al uso que tan de moda y tan bien hace Netflix? Pues sí y no, es todo en uno.

'Sex Education' es, ante todo, una dramedia adolescente que aborda el sexo de manera natural, sin ningún tipo de tabú, ni tapujo, tanto en el lenguaje de los protagonistas como en las escenas que aparecen en la pantalla. No es algo obsceno, todo lo contrario. 'Sex Education' se convierte en la clase de educación sexual que no nos dieron en nuestra época de adolescente y, aunque ahora llega un poco tarde, es una lección que todos deberíamos escuchar, y en este caso ver. Muchas de sus escenas sexuales, aunque son bien explícitas, no resultan ni obscenas ni mucho menos fuera de tono.

Ncuti Gatwa interpreta a un joven gay en 'Sex education'. (Netflix)
Ncuti Gatwa interpreta a un joven gay en 'Sex education'. (Netflix)

Pero si ya estás pensando en ponerte 'morado' viendo escenas subidas de tono en la serie, olvídate y mejor pásate a alguna web para adultos. Primero porque las escenas de sexo están exquisitamente cuidadas y justificadas y, segundo, porque en todas y cada una de ellas hay un trasfondo de comedia, tristeza y emociones, difíciles de conjurar en este tipo de secuencias de alto voltaje.

A largo de la serie son muchas las secuencias de contenido sexual, pero todas están exquisitamente cuidadas y tratadas con elegancia

'Sex Education' ha roto esquemas a la hora de enfocar los temas. La homosexualidad está completamente representada en la serie, desde el lado de la aceptación hasta el otro extremo: la burla, el odio, la discriminación e, incluso, la violencia. La masturbación femenina rompe con todas sus connotaciones de vergüenza y se convierte en una práctica tan habitual como la masculina. Otro claro ejemplo del cambio en el sistema patriarcal es acabar con la idea de que única misión de la mujer en el sexo es la de aportar placer al hombre.

Las ETS y las enfermedades sexuales, como el vaginismo o la ausencia de eyaculación no se juzgan. De la misma manera que el aborto, se normaliza el travestismo, sin necesidad de cuestionar la razón que lleva a una persona hacia esas vías o caminos. Nada se juzga, cada cual es libre de hacer lo que quiera, siempre que no haga daño a nadie. Todo un ejemplo de libertad individual y de conciencia.

Imagen de 'Sex education'. (Netflix)
Imagen de 'Sex education'. (Netflix)

Ya ha sido renovada

Todos estos elementos, unido a que se calcula que 40 millones de hogares en el mundo ya la han visto desde su estreno a mediados de enero, han hecho que la plataforma Neffix anunciara a través de un 'teaser' su renovación por una segunda temporada. Por el momento, los detalles son escasos, tan solo se sabe que empezará a grabarse en primavera.

Si se cumplen todos los planes, la segunda temporada podría estar lista para finales de 2019, o principios de 2020. La compañía también ha confirmado que todo el reparto volverá y que de nuevo estará encabezado, cómo no, por Otis (Asa Buttefield) y Gillian Anderson.

Series TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios