'En pocas palabras' (Netflix): ¿por qué los hombres no tomamos la píldora?
  1. Televisión
  2. Programas TV
'EL SEXO, EN POCAS PALABRAS'

'En pocas palabras' (Netflix): ¿por qué los hombres no tomamos la píldora?

Esta serie documental de Netflix aborda los riesgos de algunos métodos anticonceptivos y se cuestiona el motivo por el que no se ha desarollado una píldora para los hombres

Foto: 'En pocas palabras' (Netflix): ¿por qué los hombres no tomamos la píldora?
'En pocas palabras' (Netflix): ¿por qué los hombres no tomamos la píldora?

Parece que Netflix sigue apostando fuertemente por las series documentales. Tras el éxito de las anteriores entregas de 'En pocas palabras' ('Explained'), la plataforma de 'streaming' ha inaugurado el año lanzando una temporada especial centrada únicamente en el sexo y todo lo que ello engloba.

Los cinco capítulos, de en torno a 20 minutos de duración, están narrados por la cantante y actriz Janelle Monáe y en cada uno se aborda un tema: las fantasías sexuales, la atracción, el control de la natalidad, la fertilidad y el parto. El tercer episodio, dedicado al control de la natalidad, arroja una pregunta que muchas mujeres se hacen diariamente: ¿Por qué los hombres no toman la píldora anticonceptiva?

El origen de la píldora

Tal y como se narra en el documental, la anticoncepción es una constante en la historia de la humanidad. Muchas mujeres que no deseaban quedarse embarazadas se las ingeniaban para impedirlo, con métodos de lo más rudimentarios como preservativos fabricados con tripas de animales o introduciendo en sus vaginas lana, plantas trituradas y estiércol animal.

"La vasectomía es el único método efectivo para frenar la fertilidad de los hombres, pero su práctica es menos común que la ligadura de trompas"

A mediados del siglo pasado, la comunidad científica mostró interés en desarrollar anticonceptivos hormonales, destinados únicamente al consumo por parte de la mujer. La primera píldora anticonceptiva fue creada en 1957. Esta modificaba artificialmente los niveles de estrógeno y progesterona, lo que impide la ovulación.

'El sexo, en pocas palabras'. (Netflix)
'El sexo, en pocas palabras'. (Netflix)

La píldora comenzó a comercializarse en la década de los 60 y el mundo se transformó, literalmente. El control de la natalidad fue clave para acabar con la sobrepoblación de algunas zonas más pobres, lo que permitió a muchas familias poder vivir más holgadamente. Pero, como subraya el documental de Netflix, todo tiene un precio: muchas mujeres que comenzaron a tomar la píldora sufrieron efectos secundarios como aumento de peso, dolores de cabeza, náuseas, acné, cambios de humor, crecimiento del vello e, incluso, depresión.

Aunque han pasado más de sesenta años desde su creación, su fórmula no se ha mejorado en exceso, por lo que muchas de sus consumidoras continúan sufriendo sus desagradables efectos. De hecho, el documental rescata algunos escándalos como el que involucró a la empresa farmacéutica Bayer en una dura batalla legal por su píldora anticonceptiva YAZ, tras centenares de denuncias por haber provocado, supuestamente, coágulos sanguíneos muy graves.

Foto: ¿Una píldora anticonceptiva que se tome una vez al mes? Su desarrollo, cada vez más cerca

En los años 70 se creó otro método anticonceptivo muy popular hoy en día, el DIU. Sin embargo, este también nació con polémica, ya que uno de sus primeros modelos, el llamado escudo de Dalkon, tenía un defecto de diseño y la rugosidad de su cuerda provocó que las bacterias subieran al útero y originasen un gran número de infecciones. Tuvo que ser retirado del mercado a los 4 años de su lanzamiento y su fabricante se arruinó. Al menos 18 mujeres murieron por su culpa. El DIU es hoy uno de los métodos más eficaces para evitar embarazos.

El escudo de Dalkon en 'El sexo, en pocas palabras'. (Netflix)
El escudo de Dalkon en 'El sexo, en pocas palabras'. (Netflix)

¿Qué pasa con los hombres?

Parece que la mayor parte de la sociedad sigue interpretando que la responsabilidad de la gestación la tienen únicamente las mujeres, por lo que el peso de las acciones anticonceptivas recae fundamentalmente en ellas. La narradora de 'El sexo, en pocas palabras' explica que la vasectomía es, al margen del preservativo, el único método efectivo para frenar la fertilidad de los hombres, pero su práctica es mucho menos común que la ligadura de trompas, su equivalente femenino. ¿Asumen los hombres su responsabilidad?

Según se cuenta en el documental, los científicos descubrieron hace décadas cómo manipular el sistema reproductivo de los hombres con métodos reversibles como la píldora. De hecho, nos muestran a varios presentadores de televisión de las cuatro últimas décadas anunciando la llegada inminente de una píldora anticonceptiva para hombres. Sin embargo, nunca ha llegado. ¿Cuál es el motivo?

'El sexo, en pocas palabras'. (Netflix)
'El sexo, en pocas palabras'. (Netflix)

Al parecer, los efectos secundarios probados como cambios de humor o pérdida del apetito sexual frenaron las investigaciones, a pesar de que las mujeres siempre han sufrido los mismos síntomas. El verdadero problema es que las grandes compañías farmacéuticas no creen que estas píldoras vayan a encontrar un hueco en el mercado al interpretar que los hombres se negarán a consumirlas, por lo que no invierten en su desarrollo y perfeccionamiento.

'El sexo, en pocas palabras' muestra testimonios de varios hombres que aseguran que estarían dispuestos, al menos, a probarlas. ¿Ha llegado el momento de lanzar una píldora para la población masculina?

Otra opción en desarrollo es la vasectomía no quirúrgica, una inyección de un gel en el tubo que transporte el esperma que lo mata para impedir que llegue a su destino. Se está estudiando en laboratorios de India una segunda inyección que disolvería el gel, y las primeras pruebas están siendo satisfactorias. Parece que, de una vez por todas, estamos cada vez más cerca de una forma más igualitaria de entender la anticoncepción.

Netflix Documental