tierna infancia

El dato de la infancia de Christian Gálvez que nunca había contado en televisión

El presentador de 'Pasapalabra' abrió su corazón con Bertín Osborne y le confesó datos de su infancia que nunca había contado en televisión

Foto: Bertín y Christian Gálvez. (Mediaset)
Bertín y Christian Gálvez. (Mediaset)

Christian Gálvez, presentador de 'Pasapalabra', acudió este viernes a 'Mi casa es la tuya' y reveló datos de su infancia en su entrevista con Bertín Osborne. Según Gálvez, fue una etapa muy feliz de su vida, aunque también tuvo sus altibajos, que no dudó en darlos a conocer por primera vez en televisión. "Con 13 años pasé a escuchar hard rock y heavy, si quería tener el pelo largo o ponerme pendientes, ellos me lo permitían. Siempre he notado su cariño y flexibilidad".

[Christian Gálvez destrona a Pablo Motos como ' El rey de los Minutos de Oro']

Su madre es enfermera y su padre trabaja en la farmacia del Samur, pero lo que dejó sin palabras a Bertín fue que su hermana trabajó en Telecinco con María Teresa Campos y ahora lleva la gira del grupo 'Los Secretos'. "Es la crack de la familia", afirmó Gálvez.

"De pequeño, recuerdo flashes como el primer regalo de Papá Noel o la comunión, donde me quedé dormido y encima iba vestido de calle, más feo que un pie sin uñas. Mis padres alquilaron una cámara de VHS y me pillaron dando cabezazos. Cuando me tocaba leer siempre me trababa en la misma palabra: perseverancia. Desde ese día la puse en práctica toda mi vida y, al final, ha sido todo un late motiv para mí".

Christian Gálvez en 'Mi casa es la tuya'. (Telecinco)
Christian Gálvez en 'Mi casa es la tuya'. (Telecinco)

Gálvez confesó que en el colegio era responsable, pero un alumno normalito, de 6 como nota media. Al hablar de su paso a la adolescencia, se atrevió a relatar un episodio un poco más duro de esa etapa de su vida que nunca antes había contado. "Crecía muy rápido y con 13 años ya medía mucho. Debido al crecimiento tenia tendencia a abrir los pies y me tuvieron que poner unos aparatos en las piernas como los de Forest Gump para dormir. En el colegio bajé el rendimiento, pero mis padres, en vez de echarme la bronca a mí, lo entendieron. No podía dormir y se pasaba mal".

"Era un niño cabroncete pero miraba a los profesores con ojitos y se lo tomaban a bien. A día de hoy mantengo contacto con muchos de ellos, como con el de literatura, que incluso estuvo invitado a mi boda y ha colaborado en algunos de mis libros. Curiosamente me llevo mejor con los que en su día consideraba que peor me trataban", concluyó el presentador.

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios