NO SE PRESENTA AL JUICIO

Piden 4 años de cárcel para François Gallardo, excolaborador de 'El chiringuito de Jugones'

Según Gallardo, "el juicio se suspendió" y, por lo tanto, "no puede haber sentencia". Asegura que ninguna de las dos partes se ha podido explicar

Foto: François Gallardo, en una imagen de archivo en 'El chiringuito de Jugones'
François Gallardo, en una imagen de archivo en 'El chiringuito de Jugones'

François Gallardo, extertuliano de Josep Pedrerol en el programa 'El chiringuito de Jugones' (Mega), podría entrar en prisión tras no presentarse a un juicio este martes ante la Audiencia de Barcelona. Gallardo está acusado de estafa. La Fiscalía solicita 4 años de cárcel y una multa de 6.000 euros por haberse apropiado presuntamente de un total de 12.000 euros de un compañero de tertulias radiofónicas, según ha publicado 'El Mundo'.

Según este medio, François Gallardo ha alegado que estaba enfermo, por lo que el tribunal se habría visto obligado a suspender el juicio hasta el próximo mes de mayo. Juan Javier Antequera, abogado de la víctima, ha anunciado que pedirá a los magistrados que ordenen el ingreso en prisión de Gallardo hasta que se celebre el juicio.

Sin embargo, el propio Gallardo asegura a 'TP' que "el juicio se suspendió, por lo que ninguna de las partes ha podido explicarse". Afirma, además, que no ha recibido "ninguna información sobre la próxima fecha" en la que se celebrará el juicio. Por lo tanto "y hasta que el juzgado no cite, no puede haber sentencia". Gallardo adquirió una gran popularidad hace unos años tras formar parte del equipo de tertulianos habituales de Josep Pedrerol. En 2015 el programa dejó de contar con sus colaboraciones.

François Gallardo, extertuliano de Pedrerol
François Gallardo, extertuliano de Pedrerol

Prometió 90.000 euros

Según el fiscal, François Gallardo y la víctima mantenían una relación de confianza en el año 2013. Gallardo habría recibido tres entregas de 21.000 euros entre abril y julio de ese mismo año con la condición de devolver una cantidad todavía mayor en seis meses. Al parecer, el procesado le prometió entonces que recibiría unos 90.000 euros.

El fiscal recoge que Gallardo actuó "guiado por el propósito de obtener un ilícito enriquecimiento patrimonial y aparentando una solvencia y seriedad profesional de la que carecía, haciéndose pasar por agente FIFA y fingiendo ser administrador" de una empresa. Tras una larga insistencia, la víctima logró recuperar solo 9.000 euros en 2014, una cantidad lejana a la inicialmente pactada.

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios