Marta Nebot, la reportera estrella de Ana Rosa Quintana: "Soy roja, pero no podemita"
  1. Televisión
ENTREVISTA

Marta Nebot, la reportera estrella de Ana Rosa Quintana: "Soy roja, pero no podemita"

La periodista de 'El programa de Ana Rosa' se estrenó como directora en 'Buena vida', un programa de radio sobre temas muy diversos en la Cadena Ser

Foto: Marta Nebot, la reportera estrella de Ana Rosa Quintana: "Soy roja, pero no podemita"
Marta Nebot, la reportera estrella de Ana Rosa Quintana: "Soy roja, pero no podemita"

Marta Nebot es sinónimo de reporterismo político en España. La periodista de 'El programa de Ana Rosa' se ha estrenado como directora de 'Buena vida', un nuevo programa de radio para la Cadena Ser.

Corcuera y Marta Nebot en 'El programa de Ana Rosa'.
Corcuera y Marta Nebot en 'El programa de Ana Rosa'.

EL CONFI TV ha tenido la oportunidad de hablar con la joven periodista para repasar los momentos que han marcado su carrera en el mundo de la información. Marta nos ha hablado de su experiencia junto a Ana Rosa, de la magnífica cantera de 'Estas no son las noticias', de su clásico rifirrafe con Aznar y por supuesto de la actualidad política.

¿De qué trata 'Buena vida' y que podemos esperar del nuevo programa?

El reto es convertir los contenidos de la revista 'Buena vida' en un programa de radio. La experiencia está siendo maravillosa porque, aunque había hecho radio como colaboradora o en cosas concretas, es la primera vez que dirijo un programa.

Estoy muy contenta por tener la oportunidad de hacer algo propio y de investigar en otros temas a los que no estoy acostumbrada tocar. Reconozco que este tipo de trabajo te aporta mucho en la vida personal y puedes hablar con gente muy interesante.

¿Qué tal llevas lo de compaginar tu aventura radiofónica con la televisión?

Ahora en verano muy bien porque no estoy haciendo televisión, cuando llegue el invierno ya veremos. En principio es un proyecto veraniego y está todo por ver.

Recuerdo mucho el casting de 'Estas no son las noticias' cada vez que veo a Morgade, Broncano y Anna Simon

Como son las cosas, al final te vas a cruzar con Ququé y Broncano en la Cadena Ser, ¿Qué destacarías de aquella etapa?

Me hace mucha ilusión coincidir con ellos. Es increíble que de este programa saliera tanta gente tan buena. Escuchando a Quequé el otro día me acordé del casting de 'Estas no son las noticias' y de la cantidad de gente que ha estado con él y ha saltado a la palestra.

La historia del casting comenzó tras una crisis en Globomedia cuando nos enteramos de que Eva Hache no iba a presentar el programa por no llegar a un acuerdo. En ese momento Globomedia se asustó y terminó apostando por gente nueva.

Me acuerdo de que en una reunión con el director del programa, Edu Arroyo, le sugerí que montara un casting. Recuerdo muchísimo ese momento cada vez que veo a Anna Simon, a Broncano, a Morgade, fíjate lo que salió de ese casting. Había tanta gente tan buena que no sabían por quién decidirse y al final el programa tuvo casi nueve presentadores, no había narices de decidir quien se quedaba o no, fue una buena cantera.

Ana Rosa sale de todo y de lo siguiente, tiene una capacidad de recuperación en directo fuera de lo normal

¿Qué es lo que más te gusta de trabajar en el programa Ana Rosa Quintana?

Lo que más me gusta de trabajar en este programa es la libertad absoluta desde el minuto uno. Desde un principio Juanra Gonzalo me ficha para hacer lo que yo siempre he hecho. La verdad es que voy a mi aire, y es lo que he hecho en los últimos 5 años. A mí no me dicen lo que tengo que preguntar, esa libertad trabajando en información política es casi algo único, estoy muy agradecida.

¿Qué has aprendido de Ana Rosa Quintana durante estos 5 años?

Par mí lo más valioso de Ana Rosa Quintana, en el plano profesional, es ver como se sobrepone a lo que venga, lo que sea. Esta mujer sale de todo y de lo siguiente, tiene una capacidad de recuperación en directo fuera de lo normal. Parece que tiene la chistera de un mago y siempre guarda un conejo. Tiene una capacidad de adaptación y de improvisación que admiro.

Muchas veces al información parlamentaria y política se hace previsible, ¿Cuáles son tus trucos para que un político te cuente algo diferente?

Trato de pensar cómo lo haría mi madre o cómo piensa la gente en su casa, más allá de los exámenes sesudos que hacemos los periodistas, trato de simplificarlo a la esencia de la cuestión y trato de poner al político entre la espada y la pared para intentar sacar respuestas. La gente agradece que vuelvas a preguntar aunque saben que no responderán, pero que quede clarísimo y fotografiado que no responden.

El PSOE ha cambiado y parecía que Podemos solo podría pactar con el partido socialista con una bota encima de su cabeza

¿Qué opinión te merece la evolución de la figura del tertuliano en televisión?

Yo he flipado y alucinado mucho. La profesión de tertuliano es muy compleja, pero por otro lado muy simple. Hay gente que trata de hacerlo con honestidad y otra que adopta un papel como el de los actores. Consiste en defender determinados argumentos e ir en contra de otros sistemáticamente. Me da mucha pena porque es gente mucho más inteligente que eso, pero profesionalmente te das cuenta de que podrían hacer muchas cosas mejores con esa cabeza. Esperemos que el pensamiento crítico avance y los tertulianos influyan menos. Si a un periodista le pillan mintiendo en Reino Unido no le vuelven a llamar, sería impensable darle trabajo a alguien que miente o dice medias verdades.

¿Cómo ves a la izquerida española?

A estas alturas de la película, tras 12 años en esto, me doy cuenta de que las cosas no son de una manera ni para siempre, cosas que parecían inviables y al final se han llegado a acuerdos, prueba de ello han sido los Ayuntamientos. El PSOE ha cambiado y parecía que Podemos solo podría pactar con el partido socialista con una bota encima de su cabeza. El tiempo lo dirá, solo espero que la izquierda aprenda de sus errores y lleguen a acuerdos entre ellos o la derecha va a gobernar siempre.

Pacma me parece más una ocurrencia que un partido político

Ha llegado el momento de Aznar y el bolígrafo, ¿Estás orgullosa de tu reacción?

La gracia de la reacción es que me di la vuelta y lo conté a cámara, y gracias a eso tiene credibilidad el vídeo, porque se ve regular y sin ningún corte lo cuento a cámara, si hubiera reaccionado de otra manera no se hubiera enterado nadie.

¿Qué habrías hecho si no hubiera habido cámaras en ese momento?

Sin cámaras me hubiera enfrentado a él.

¿Se están dando las condiciones adecuadas para que surga un partido feminista en España?

Va a sonar horrible, pero no creo mucho en la política, no creo que sirviera de mucho. No lo veo porque no creo que el feminismo sea una cosa aislada, igual que no me gusta, aunque los entiendo, a los partidos que defienden los derechos de los animales como Pacma, me parece más una ocurrencia que un partido político. La política tiene que ser algo más gordo que eso y más global que implique muchas más cosas. Es cierto que las minorías están consiguiendo unas cuotas de poder impensables, y a lo mejor por ahí se logran más derechos para los animales y las mujeres, pero el feminismo no lo veo como una idea política en sí misma. Ojalá consiguieran algo si apareciera ese partido, pero creo que las mujeres que están en los partidos se tienen que empoderar y conseguir cosas desde ahí.


¿Con que entrevistas has disfrutado más?

Una fue con Ana Botella, me sorprendió que dijera que un tesorero del partido que hubiera estado más de 20 años en las cuentas robando a sabiendas o a escondidas tenía que tener consecuencias políticas. No esperaba que reconociera eso. También con Alfonso Guerra. No esperaba que supiera quien soy yo, se lo pedí por email y me respondió al momento, me sorprendió que estuviera tan al día una persona que recomendaba leer libros en lugar de periódicos. Los políticos son gente curiosa, siempre me quedo con la idea de que es la primera división de la dialéctica, si consigues jugar a eso estás compitiendo con los que están ahí arriba, y todos los días hay partido.

¿La que menos?

Más allá de las evidentes, una de las peores es la de Corcuera. Me llamó podemita y le pedí que se disculpara, cuando terminé me di cuenta de que salió en directo en 'Al rojo vivo'. Fue una entrevista tensa y difícil. Al día siguiente acudió al programa y dijo que habían determinados partidos que tenían conmigo derecho de pernada. Utilizó un lenguaje decimonónico y faltón, era muy triste, sobre todo que un socialista confunda rojo con podemita.

Tengo una ideología bastante clara y se nota en mis reportajes, no lo oculto, soy una rojilla pero no podemita. De ser rojilla a podemita hay una distancia bastante grande y me dolió que no fuera capaz de verlo.

Ana Rosa Quintana Telecinco Mediaset Globomedia
El redactor recomienda