Lloret de Mar, en pie de guerra por un programa que les presenta como ciudad de turismo de borrachera
  1. Televisión
TELEVISIÓN

Lloret de Mar, en pie de guerra por un programa que les presenta como ciudad de turismo de borrachera

El Ayuntamiento de Lloret de Mar (Girona) ha hecho llegar una protesta formal a la cadena televisiva alemana Prosieben por la emisión de un programa titulado

El Ayuntamiento de Lloret de Mar (Girona) ha hecho llegar una protesta formal a la cadena televisiva alemana Prosieben por la emisión de un programa titulado We love Lloret, en el que promocionan el llamado turismo de borrachera, y no descarta emprender acciones legales.

Fuentes del Ayuntamiento de Lloret de Mar han informado a Efe de que están estudiando emprender acciones legales contra la cadena de televisión alemana por los daños de imagen causados a esta localidad turística de la Costa Brava.

En las últimas semanas, la cadena alemana ha emitido ocho capítulos, el último esta semana, de un reality tipo Jersey Shore, en el que 8 o 9 concursantes se alojan en una casa de lujo de Lloret de Mar, "Villa Favorita".

La actuación de los protagonistas de la serie representa una fiesta permanente en la que se bebe alcohol sin moderación en los locales nocturnos de Lloret. El ayuntamiento, una vez informado de la emisión de este programa, hizo llegar la semana pasada a la cadena televisiva una queja oficial en forma de carta, por considerar que "este programa supone un prejuicio para la imagen de Lloret de Mar y su política turística".

"Por este motivo, el ayuntamiento de Lloret de Mar está estudiando emprender las acciones legales pertinentes a fin de penalizar los daños que la emisión de este programa ha ocasionado a nuestro destino".

El caso de Lloret recuerda al de la localidad valenciana de Gandía, la cual está en pie de guerra por la grabación de Gandía Shore. En ese caso, el grupo municipal del Ayuntamiento de Gandía Bloc-Verds: Compromís se ha estado quejando de las facilidades que el Gobierno de la localidad le está otorgando al equipo del programa. El concejal nacionalista Facund Puig fue el que encendió la mecha cuando acusó al Ayuntamiento de prestar luz pública al programa.