Trump también mete a Xiaomi en una lista negra: por qué no es un nuevo caso Huawei
  1. Tecnología
Y A OTRAS TANTAS COMPAÑÍAS

Trump también mete a Xiaomi en una lista negra: por qué no es un nuevo caso Huawei

El presidente saliente, al que apenas le quedan 7 días en la Casa Blanca, incluye al fabricante en un listado que impide a los estadounidenses invertir en la compañía

placeholder Foto: Lei Jun, fundador de Xiaomi. Foto: Reuters.
Lei Jun, fundador de Xiaomi. Foto: Reuters.

Una de las grandes víctimas del mandato de Donald Trump, al que le queda menos de una semana en la Casa Blanca, ha sido Huawei. Ese ha sido el símbolo de una guerra comercial y tecnológica entre la primera y la segunda potencia mundial que se ha saldado con la compañía de Shenzen, declarada un peligro para la seguridad por parte de Washington, en una delicada situación empresarial después del veto de EE UU. La prohibición, anunciada en mayo de 2019, se saldó con la imposibilidad de hacer negocios, salvo excepciones, con empresas yanquis. Eso empujó a que Google tuviese que cortar los hilos con el que por aquel entonces aspiraba a convertirse en el mayor fabricante del mundo de teléfonos móviles, que desde entonces ha visto cómo se derrumbaban sus cifras de venta.

Foto: Huawei cuenta con tres CEO rotatorios. En la imagen, Ken Hu, el directivo que ocupa el cargo ahora mismo.  (Imagen: Learte / EC Diseño)

Trump ahora mismo es un 'pato cojo'. Así se denomina al presidente saliente de EE UU durante el tiempo que transcurre entre que conoce que no será reelegido y el día que abandona el cargo. Un periodo en el que todavía puede tomar decisiones.

Pues bien, teniendo un segundo 'impeachment' aprobado por la Cámara de Representantes y enviado al Senado, el republicano no ha dudado en agitar el avispero de la industria tecnológica. Ha decidido incluir a Xiaomi y otras ocho compañías como China National Offshore Oil Corporation han sido incluidas en un listado de empresas vetadas, según han adelantado Reuters y confirmado el Financial Times.

A Xiaomi y el resto de empresas se les ha incluido en este registro del Departamento de Defensa, en el que ya estaba Huawei, por su relación con el ejército del país asiático. Esta decisión se basa en la Sección 1237 de la Ley de Autorización de Defensa Nacional del año 1999.

La diferencia es que existe otro listado de empresas vetadas por colaborar con el Ejecutivo chino, en la que también se encuentra la multinacional de Shenzen, que es la del Departamento de Comercio. La decisión de Trump en la recta final de su mandato no tendrá el mismo efecto que en el caso de Huawei.

¿Por qué? Porque en la lista que ha sido incluido Xiaomi solo se prohíbe a fondos y personas estadounidenses realizar inversiones en la compañía. Por tanto, el fabricante asiático podrá seguir accediendo sin restricciones, a diferencia de Huawei, a tecnología tanto de hardware como de software de las empresas estadounidenses o de aquellos proveedores que utilicen tecnología parcial o totalmente desarrollada en aquel país. Eso sí, los inversores estadounidenses deberán deshacerse de sus participaciones en cada una de las empresas incluidas en esta lista negra antes del 11 de noviembre de 2021. Y entre ellos se encuentra Qualcomm, que a través de su brazo inversor, había comprado participaciones en la firma china.

"La Compañía ha cumplido con la ley y ha operado de conformidad con las leyes y regulaciones pertinentes de las jurisdicciones donde realiza sus negocios. La Compañía reitera que brinda productos y servicios para uso civil y comercial. La Compañía confirma que no es de su propiedad , controlada o afiliada a las fuerzas armadas chinas, y no es una “Compañía Militar Comunista China” definida bajo la NDAA La Compañía tomará las acciones apropiadas para proteger los intereses de la Compañía y sus accionistas.

Xiaomi