INVENTA CARAS NO REALES

Desarrollan una Inteligencia Artificial que crea fotografías a partir de caras pixeladas

Esta tecnología es capaz de crear rostros fotorrealistas a partir de unos pocos puntos y añade rasgos como pestañas y arrugas que no se encuentran en el original

Foto: Una foto a partir de una cara pixelada con PULSE. Foto: Youtube
Una foto a partir de una cara pixelada con PULSE. Foto: Youtube

Investigadores de la Universidad de Duke (Estados Unidos) han desarrollado una Inteligencia Artificial (IA) que es capaz de crear rostros fotorrealistas a partir de unos pocos puntos pixelados, añadiendo rasgos como pestañas y arrugas que no se encuentran en el original.

No, no te asustes, no se trata de una pixelación inversa que puede revelar la identidad de la persona que se esconde tras los pixeles: las caras que la IA inventa son artificiales, no pertenecen a personas reales. No obstante, se trata de un gran avance tecnológico con respecto a lo que este tipo de tecnología ha sido capaz de hacer hasta la fecha.

El sistema, denominado PULSE (Photo Upsampling via Latent Space Exploration o Muestreo de fotos a través de la exploración del espacio latente), puede producir fotos con una resolución hasta 64 veces mayor que las imágenes de la fuente, que es ocho veces más detallada que los métodos anteriores.

"Nunca antes se habían creado imágenes de superresolución con esta resolución y con tanto detalle", explica la informática Cynthia Rudin, de la Universidad de Duke, a Science Alert.

Lo que hace PULSE es trabajar al revés, generando fotos de alta resolución de rostros que se verían como los originales borrosos cuando se pixelan, en lugar de empezar con la imagen borrosa y tratar de añadir detalles para encontrar una coincidencia. Una cuadrícula de 16 x 16 píxeles puede convertirse en una imagen de 1.024 x 1.024 en segundos, con más de un millón de píxeles añadidos.

Aplicaciones en astronomía

El sistema hace uso de una red generativa antagónica o GAN, que, esencialmente, pone dos redes neuronales (complejos motores de aprendizaje de IA diseñados para imitar el cerebro humano) una contra la otra, ambas entrenadas en el mismo conjunto de fotos. Una genera la cara y la otra decide si la cara es lo suficientemente realista.

Parte del éxito del sistema se debe a la forma en que busca cualquier imagen que se parezca a la original, en lugar de tratar de encontrar la única imagen "verdadera" que se ajuste a la fuente. Rápidamente prueba toda una serie de opciones hasta que encuentra una coincidencia.

Se pueden producir múltiples caras a partir de la misma imagen de origen, y la misma idea se puede aplicar para crear fotos de cualquier cosa a partir de una imagen. Este aspecto podría hacerlo adecuado para su uso en todo tipo de otras áreas, incluyendo la medicina, la microscopía, la astronomía y las imágenes de satélite.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios