UN ANDROID MUY ESPERADO

Google mete un radar en su 'smartphone': así son los nuevos Pixel 4 y Pixel 4XL

Los teléfonos del buscador apuestan ahora por una doble cámara y una pantalla de 90 HZ como novedades. Sin embargo, el sistema 'Motion Sense' es lo que más te va a sorprender

Foto: Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

'Made by Google'. Hecho por Google. Y eso significa Pixel. El buscador, que de lo que vive en realidad es el 'software' y la publicidad, ha celebrado este martes su gran evento de 'hardware'. Los protagonistas, sus móviles que han estado acompañados de un nuevo portátil y algún que otro altavoz. Los herederos de los míticos Nexus son uno de los móviles que más ruido generan en este tramo final del año, aunque sus ventas no sean las esperadas para una multinacional de este tamaño, que tampoco hace apenas esfuerzos en lo que se refiere a la promoción.

Apenas unas cuantas marquesinas de la mano de Orange, su web y, recientemente, una campaña en la serie 'Élite' , donde todos los protagonistas llevaban un Pixel. ¿Por qué son importantes a pesar de no ser un terminal de masas? Pues básicamente porque ofrecen la visión de los de Mountain View de las posibilidades que tiene Android. Pero no todas sus bazas son las del sistema operativo. También importan las novedades palpables. Las que se tocan. Su cámara ha sido una de las mejores en los últimos cursos y, en esta ocasión, apunta a que volverá a estar entre las mejoras.

Cambios de diseño

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

El Pixel 4 viene, nuevamente, acompañado de una versión XL. En el caso del modelo de menor tamaño, tenemos un terminal con una pantalla OLED de 5,7 pulgadas, que ocupa el 81% de la frontal. El otro monta un panel del mismo material de 6,3 pulgadas que ocupa el 82% de esta cara. Nos volvemos a encontrar con un diseño algo conservador, más propio de hace un par de años que ahora. ¿Por qué? Por los marcos. El año pasado fue la doble cámara frontal la que le obligó a colocar un 'notch' generoso y ahora ha sido su 'Motion Sense' el que le ha condicionado a la hora de meter unos bordes algo más gruesos.

En la parte trasera también hay cambios. La espalda a dos acabados da paso a una única textura. En el caso del modelo blanco será mate. El negro, brillante. Habrá una edición naranja en el caso del modelo pequeño que también será mate. Un tacto muy suave y agradable. El metal de los bordes es pulido. Tendremos la clásica distribución de botones, con el de desbloqueo y los de volumen. Además, se ha mejorado la tecnología de los bordes activos, esos que con un apretón te sirven, por ejemplo, para activar el asistente de voz.

El Pixel sigue jugando con las texturas de su parte trasera y teniendo demasiado borde en su frontal

No habrá ni jack para auriculares ni tampoco bandeja para microSD, como ya viene siendo clásico en esta gama de dispositivos. Tendrá dos altavoces estéreo, compatibles con Dolby Atmos. En el campo del audio cabe hacer mención a la función 'Está sonando', que reconoce automáticamente las canciones que el teléfono escucha a su alrededor.

Diferentes resoluciones

Entre ambos modelos, hay algunas diferencias más allá de las que puramente se deben a la diferencia de tamaños. Por ejemplo, la resolución. Mientras que el Pixel 4 se queda con Full HD+, el modelo XL opta por subirse hasta resolución QHD+. Mayor resolución y mayor tamaño de pantalla significa que habrá un mayor consumo de batería. Hay que ver cómo optimizan el consumo, pero la autonomía es uno de los grandes misterios de estos terminales. En ambos casos tendrá una tasa de refresco de 90 herzios, con una diferencia a lo que hemos visto hasta el momento: se adaptará automáticamente al contenido.

El modelo grande cuenta con 3.700 mAh, un valor por debajo de lo que estamos acostumbrados en terminales de esta pulgada. Pero en el caso del pequeño hablamos de 2.800 mAh. Es cierto que el Pixel es el único Android donde su creador controla el 'software' y el 'hardware' al 100% y esto le da más juego a la hora de optimizar recursos, pero no deja de ser una cifra por debajo a lo que estamos acostumbrados. Sirva como apunte que estas cifras en muchos casos sirven más bien de poco. Tendrá carga inalámbrica así como carga rápida de 18W. Por cierto, que ambos modelos gozarán de IP68.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Snapdragon 885 y Neural Core

En su interior contaremos con un motor de sobra conocido: el Snapdragon 855 de Qualcomm. Ahora que realme o OnePlus han sacado pecho con el + (las mejoras no son tan significativas), Google ha optado con el que lleva desde principio de año en el mercado. La RAM sube hasta 6GB. Un tándem que sobre el papel, partiendo del detalle que aquí no hay capa de personalización ninguna, debería dar una potencia de sobra.

A esto hay que sumarle la inclusión del Pixel Neural Core, el reemplazo del Visual Core. Tal y como el nombre indica, hará uso de redes neuronales para el procesamiento de las imágenes. Esto, el procesamiento de las fotografías, había colocado al Pixel como una de las mejores cámaras del año pasado a pesar de tener una sola lente. Ahora prometen mejorar el resultado.

Antes de entrar a comentar la cámara, varios apuntes. El primero es que habrá nuevamente versiones de 64GB y de 128. No puedes usar tarjetas externas pero tendrás, como compensación, 3 años de almacenamiento en la nube. Funcionará con Android 10 y aseguran, al menos, tres años de actualizaciones, incluyendo las del sistema operativo así como las de seguridad mensuales, siendo los primeros en recibirlo. También montará el chip de seguridad Titan M. Contará con USB tipo C, Wifi 801.11ac, NFC y Bluetooth 5.0.

¿La mejor cámara?

Respecto a la cámara hay dos cambios importantes. En la parte delantera perdemos la segunda lente. Solo habrá una de 8 megapíxeles y de mayor apertura de lo que estamos acostumbrados para compensar la pérdida del gran angular para 'selfies'. Lo que te quitan por delante te lo dan por detrás. En la parte traserá habrá dos sensores. Uno estándar de 16 megapíxeles y un telefoto de 12, que ofrece 1.8 aumentos ópticos, así como grabación en 4K. Ambas lentes cuentan con estabilizar óptico y estarán acompañados por un sistema de profundidad, bautizado como Ultradepth.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Además de las mejoras en las piezas, también hay mejoras en la aplicación de cámara. Por una parte, su modo noche (el mejor sin duda del pasado año) ha sido mejorado y ahora permite sacar 'astrofotografías'. Aunque no lo percibamos, a la hora de tomar una foto de este tipo, con larga exposición, las estrellas suelen 'desplazarse' unos cuantos píxeles, el Pixel 4 y el Pixel 4XL corrige, mediante procesamiento, ese desplazamiento y fija los elementos en su lugar.

La otra novedad quizás sea menos impresionante pero será mucho más útil. Imaginaos que vais a sacar una foto de vuestra pareja con el atardecer de fondo. Es probable que toques la exposición. Pero los cambios que hagas se lo tendrás que aplicar a toda la imagen. Lo que ganas en un lado, lo pierdes en el otro. Aquí, sin embargo, podrás aplicar un nivel a una parte de la imagen y otro al fondo. Algo muy práctico. A esto hay que sumarle otras funciones como el Live HDR+.

Radar

El Pixel 4 elimina el lector de huellas. Lo cambia por reconocimiento facial. Hace como Apple. Solo la cara o código. Nada de dos opciones. Sin embargo, Google no quiere hacer un reconocimiento facial como el que los fabricantes Android han popularizado en los últimos meses, que peca de sencillo y, por tanto, menos seguro.

'Motion Sense' crea una esfera alrededor del teléfono y detecta todo lo que ocurre ahí

En este caso se apoya en 'Motion Sense', que es una suerte de radar, cuyo funcionamiento, salvando las distancias, es similar al que rige los aeropuertos, pero en miniatura. Crea una esfera de unos 60-70 centímetros alrededor del teléfono y detecta los movimientos que ahí se producen. Puede detectar tu brazo acerándose al teléfono para 'precalentar' el sistema de reconocimiento facial y así obtener un desbloqueo más rápido. Pero también puede detectar gestos para pasar de canción o detener la alarma sin tocar la pantalla.

Precios del Pixel 4 y Pixel 4 XL

Google ha intentado ser conservador con los precios. Después de haber creado una versión 'low cost' con el Pixel 3a y el Pixel 3a XL, han querido estar en línea de lo que encontramos en el mercado. En el mercado de alta gama, un matiz que no se nos puede escapar.

- Pixel 4: Versión de 64GB de memoria, 749 euros. Versión de 128GB, 859 euros.
- Pixel 4 XL: Versión de 64GB de memoria, 899 euros. Versión de 128GB, 999 euros.

El Pixel 4 y el Pixel 4XL saldrán a la venta, en España, el próximo 21 de octubre.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios