EL VIERNES SE PUEDE RESERVAR

Ventas bajas y retrasos: el iPhone X puede ser el mayor problema de Apple en 10 años

La baja aceptación del iPhone 8, contratiempos con los componentes y una demanda de Qualcomm pueden limitar la disponibilidad del teléfono estrella de la compañía

Foto: El iPhone X, un dolor de cabeza incluso antes de llegar al mercado. (Reuters)
El iPhone X, un dolor de cabeza incluso antes de llegar al mercado. (Reuters)

El día 3 de noviembre está marcado en rojo. Al menos para gran parte de los fieles de Apple. Muchos de los que engrosan la ingente parroquia de seguidores corrieron a señalar la fecha en su agenda y calendarios el pasado 12 de septiembre. Aquel día, en el flamante Steve Jobs Theather, Tim Cook anunciaba que esa era la fecha en la que saldría a la venta en 55 países el iPhone X, el último teléfono de la manzana. Vista la repercusión alcanzada, probablemente el iPhone X ha sido lo mejor que le ha pasado al iPhone desde que es iPhone.

Es el dispositivo más ambicioso que los de Cupertino han hecho en la década que llevan construyendo teléfonos, exceptuando el primero de la serie, el terminal que marcó una era y supuso el pistoletazo de salida al gobierno de los 'smartphones'. Lo demuestra un precio sin complejos. No ha habido ningún reparo a la hora de pulverizar la barrera de los mil euros con un modelo básico que costará 1.150 euros. Eso se llama confianza.

Sin embargo, todo no está siendo tan plácido como se esperaba. Y es que a falta de dos días para que se abra el periodo de reservas, parece que la mayor apuesta en diez años de Apple puede convertirse en su mayor dolor de cabeza.

El 'efecto pinza' y el iPhone 8

El iPhone 8 Plus, expuesto en una tienda de Chicago. (Reuters)
El iPhone 8 Plus, expuesto en una tienda de Chicago. (Reuters)

Aunque durante varios meses las filtraciones y la rumorología se movían en torno a un solo terminal durante meses, finalmente hubo dos cabezas de cartel. Se presentó el iPhone 8 y el iPhone 8 Plus. Veinte minutos después, el iPhone X. Una bicefalia inédita en la estrategia de Apple que corre el riesgo de convertirse un fuerte dolor de cabeza.

¿Me compro el iPhone 8, el Plus o espero al X? Esa pregunta se ha repetido desde el principio. Sin embargo, la bajada de precio de las generaciones anteriores y la enorme expectativa por el modelo superior ha generado un 'efecto pinza' que puede hacer que este terminal caiga en tierra de nadie.

La rebaja de los modelos previos y la expectación del iPhone X, le han hecho la 'pinza' al iPhone 8

Y es que este iPhone parece tener la peor acogida en años de un nuevo modelo de teléfono de la manzana. La alarma la levantaron dos de las mayores operadoras de Norteamérica. Por un lado Verizon explicó que el número de personas que habían realizado pedidos para actualizarse a la nueva familia de dispositivos había caído en 900.0000 clientes respecto al pasado año. En Canadá, el gigante Rogers Communication se limitó a tildar de 'anémicas' las reservas.

Hasta el iPhone 6s funcionó mejor

En el mercado 'yanki' se ha dado una situación muy curiosa. El iPhone 6s era hasta el momento el que gozaba del dudoso honor de ser el terminal que menos entusiasmo había generado cuando se estrenó.

Tras un mes en el mercado la cuota del iPhone 8 ( y de su modelo Plus) es, según las estimaciones de la consultora Locatys, de tan sólo 2,4%. Casi dos puntos menos que el iPhone 6S (que se logró 4,3% en las cuatro primeras semanas a la venta en 2015). Quedan más lejos aún del iPhone 7 del pasado año (5,1%) y del iPhone 6 de 2014 (7%).

Rumores de retrasos y problemas con los suministros

La pantalla OLED de Apple, uno de los mayores retos que la marca ha tenido con sus proveedores. (Apple)
La pantalla OLED de Apple, uno de los mayores retos que la marca ha tenido con sus proveedores. (Apple)

Apple ha tenido que dar un paso adelante. Ha tenido que asegurar, a menos de diez días para el estreno de su iPhone X que habría disponibilidad en las tiendas del día 3 de noviembre. No ha concretado nada más. El objetivo parece buscar calmar los ánimos y acallar los rumores de los últimos días que habían revivido las conjeturas de que el teléfono podría retrasarse. "En las tiendas de muchos países, el iPhone X estará disponible para los clientes sin cita, a los que se recomienda que lleguen temprano", reza el comunicado de la compañia.

El suministro de las pantallas OLED fue desde el principio uno de los problemas más comentados

Es un asunto que ha acompañado al terminal desde antes de su presentación. Es el primer dispositivo de la marca con pantalla OLED, más difícil de producir que una LCD a la que estamos acostumbrados. Esto ha hecho que Apple se asocie con su eterno rival, Samsung, que le proveerá de estos paneles. Sin embargo, la capacidad de producción no ha parecido suficiente y ha tenido que buscar refugio en otra marca surcoreana. Concretamente en LG, cuya división 'Display' también ha recibido el encargo de fabricar estas pantallas, según han confirmado fuentes cercanas a la firma asiática a Teknautas.

Controlado el OLED, toca el turno al sensor 3D

(Reuters)
(Reuters)

Controlado el problema de los paneles OLED, tanto el Wall Street Journal como Nikkei han abierto un nuevo frente. El sensor 3D. La avanzada tecnología que sustenta Face ID parece haber supuesto un nuevo contratiempo a la hora de conseguir todas las piezas necesarias y montarlas. Un analista de la firma KGI Securities, Ming-Chi Kuo, ha indicado que el problema reside en la construcción de la placa que se instala en la parte frontal, con la lente y el proyector necesario para el sistema de desbloqueo.

Incidentes, según Bloomberg, que han obligado a Apple a reducir considerablemente el número de unidades que pretendían poner en circulación en 2017. De aquí a fin de año, habrá 20 millones y no 40 si se cumplen las predicciones de la agencia.

Los problemas de suministros habrían forzado a Apple a recortar a la mitad los iPhone X que tenía en mente fabricar en 2017

La avalancha de rumores hace intuir que la disponibilidad del terminal sea limitada en las primeras semanas. aunque esté disponible en tiendas físicas y otros distribuidores, no sería de extrañar tener que colgar el cartel de 'Agotado' en más de una ocasión. Lo más indicado parece, según las palabras de Apple, o tener cita previa o pegarte un madrugón para poder tenerlo el día 3 de noviembre.

Vuelven las patentes… y los juicios

Logotipo de Qualcomm. (Reuters)
Logotipo de Qualcomm. (Reuters)

La noticia saltaba hace unos días. Qualcomm exigía en China medidas preventivas contra Apple. Concretamente, que se suspenda la fabricación y la venta de los nuevos modelos en el gigante asiático. Esta petición es parte de un enconado litigio que mantienen ambas compañías. Y es que el fabricante de los procesadores Snapdragon sostiene que la compañía está haciendo uso de tecnologías patentadas por ellos sin pagar el canon correspondiente. Se trata de sistemas relacionados con la pantalla táctil y su sensibilidad así como la administración energética del dispositivo.

En caso de prosperar, podría superonr un contratiempo importante. No hay que olvidar que cerca del 90% de los componentes se fabrican en suelo chino.

Pero Apple tendrá que volver una vez más, por lo menos, a los juzgados. Volverá a encontrarse con Samsung en la arena judicial. Y es que un juez ha ordenador reabrir la causa entre ambas empresas para revisar la indemnización de 399 millones de dólares con los que los asiáticos tenían que compensar a los estadounidenses por violación de patentes.

Los coreanos han recibido la noticia “cómo una oportunidad histórica” para ver cómo se articulan las indemnizaciones . En Cupertino lo ven innecesario. Sea como sea, habrá un nuevo capítulo. Y ya van seis años y medio.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios