Así es el hermano 'magufo' que Jeremy Corbyn no quiere que conozcas
  1. Tecnología
niega el cambio climático

Así es el hermano 'magufo' que Jeremy Corbyn no quiere que conozcas

El nuevo líder del Partido Laborista debería apostar por la ciencia y la tecnología, sin embargo, su hermano y compañero de partido niega el calentamiento global y asegura poder predecir terremotos

placeholder Foto: Piers Corbyn durante su intervención en el II Congreso de Mentes Brillantes que tuvo lugar en Madrid. (EFE)
Piers Corbyn durante su intervención en el II Congreso de Mentes Brillantes que tuvo lugar en Madrid. (EFE)

El nuevo líder del Partido Laborista de Reino Unido, Jeremy Corbyn, parece preocupado por la ciencia y el medioambiente. No sólo quiere que el día del nacimiento de Darwin sea fiesta nacional, sino que pretende reducir las emisiones de dióxido de carbono en un 80% para 2030 con la intención de paliar el cambio climático. Aunque por otro lado, su postura sobre la energía nuclear no está clara y además defiende la homeopatía como complemento de la medicina "convencional".

Esta aparente contradicción entre ciencia y pseudociencia también está presente en su hermano, el polémico investigador Piers Corbyn. En un mundo donde el cambio climático se ha politizado, este astrofísico se posiciona como firme defensor del negacionismo climático, una postura mucho más aceptada en los círculos conservadores. A pesar de ello Piers se considera progresista, e incluso perteneció al Partido Laborista, que ahora dirige su hermano, hasta 2002.

El mayor de los Corbyn comenzó a interesarse por los patrones climáticos a la tierna edad de cinco años, hasta el punto de construir su propia estación meteorológica. Más tarde se licenció en física en la Universidad de Londres y comenzó sus investigaciones en superconductividad hasta finalmente doctorarse en Astrofísica. Ahora, se dedica a las predicciones meteorológicas a la vez que defiende sus personales teorías climáticas.

Aunque Piers apoya también al Partido Laborista, su negacionismo del cambio climático es más popular entre círculos conservadores

“El CO2 nunca ha dirigido, no dirige y nunca dirigirá el tiempo o el clima. El calentamiento global ha finalizado y nunca tuvo nada que ver con el CO2”, aseguraba contundente el científico en una entrevista.

En su (caótica) web, Corbyn critica el origen antropogénico del cambio climático a la vez que defiende su visión de que en realidad el planeta no se está calentando: “Los niveles de CO2 continúan aumentando pero el mundo ahora se enfría y así seguirá”. También acusa de "pseudocientíficos" a aquellos que ponen en duda su teoría de que el Sol es el principal responsable de las variaciones climáticas, debido al efecto de los rayos cósmicos solares, una influencia que la ciencia ha demostrado que es mínima.

Corbyn, que se define en su cuenta de Twitter como “realista climático”, también acusa a los climatólogos de no poder probar la relación entre CO2 y clima y de no poder predecir “nada”. Además, califica a los miembros internacionales del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) de “ignorar deliberadamente o cubrir” los hechos.

¿Predicciones meteorológicas?

Su página WeatherAction no es sólo una ventana donde Corbyn expone sus teorías,es toda una empresa fundada en 1995. A través de ella vende predicciones climáticas mediante su técnica del "tiempo solar", que combina el análisis estadístico de los patrones climáticos con observaciones del comportamiento de nuestra estrella. La firma entró en el AIM (submercado de la Bolsa de Londres) en 1997, del que tuvo que salir en 1999 debido a las pérdidas sufridas, de 480.000 libras (unos 650.000 euros).

"El líder mundial en predicciones meteorológicas de largo alcance", se lee en la web de la compañía. Y son realmente a largo plazo. Corbyn asegura poder acertar con hasta un año de antelación. A pesar del escepticismo de la comunidad científica el británico jamás ha publicado los detalles de su método, al margen de un estudio publicado por otro investigador en Journal of Atmospheric and Solar-Terrestrial Physics. El trabajo no mostraba conclusiones firmes sobre si los aciertos de esta técnica eran debidos o no al azar.

En su web, Corbyn critica el origen antropogénico del cambio climático y defiende que en realidad el planeta no se está calentando sino enfriando

Tenga base científica o no, es verdad que las predicciones de Corbyn han sido más acertadas de lo que podría esperarse. Un artículo publicado en Wired resume la problemática del caso y de una ciencia que nunca puede ser exacta en sus predicciones: "Es raro que todos los detalles sean completamente correctos, pero es igualmente extraño que todos sean incorrectos". El artículo explica que sólo unas pocas predicciones son claramente buenas o malas, mientras que la inmensa mayoría caen en un limbo de mediocridad donde es fácil encontrar algún mérito, por mucho que los escépticos sólo vean fracaso.

No todo es meteorología en la vida de Corbyn. Mientras que la comunidad científica internacional coincide en que predecir los terremotos es una tarea harto difícil, el físico asegura que estos fenómenos son impulsados por la actividad del sol, por lo que sí es posible adivinar hasta cierto punto su actuación. En un duro artículo también de la revista Wired, el geocientífico de la Universidad de Denison (EEUU) Erik Klemetti, calificaba a Corbyn de “curandero charlatán”.

Como líder de un partido progresista que debería apostar firmemente por la investigación y el desarrollo, Jeremy Corbyn se enfrenta a un dilema. Su hermano, también laborista, predica con teorías que el resto de la comunidad científica consideran pseudocientíficas. Ha mostrado todo su apoyo a su pariente en su carrera política, pues confía en que impulse el debate en estos asuntos. Pero en última instancia, el negacionismo climático del que hace gala Piers es defendido por conservadores de la talla de Boris Johnson, alcalde de Londres.

Cambio climático
El redactor recomienda