evitará que se colapsen las redes de las operadoras

Más de la mitad del tráfico móvil saldrá del wifi de tu casa

¿Imaginas andar por la calle y que tu móvil se vaya conectando a la red wifi de otros clientes de tu operadora? Precisamente, ese escenario es el futuro que predice la consultora Juniper Research

Foto: (Foto: Flickr/When I was a bird)
(Foto: Flickr/When I was a bird)

Para muchos se ha convertido en una costumbre llegar a casa, sacar el móvil y conectarlo enseguida al wifi del hogar (o que lo haga de forma automática). Se trata de ahorrar megas y evitar que salga ese mensaje terrorífico que advierte que hemos agotado nuestra preciada tarifa de datos. 

Según los datos del informe más reciente de Juniper Research, los usuarios no serán los únicos acostumbrados a cambiar de conexión en el futuro. De acuerdo con la consultora, las operadoras de telefonía liberarán cerca del 60% de su tráfico de datos móviles para cargarlo a redes wifi en los próximos cuatro años. ¿El motivo? Que habrá muchos más datos circulando por las redes 3G y 4G en 2019 - alrededor de 115.000 petabytes de información, en lugar de los 30.000 de este año. 

Esta práctica, más conocida como wifi offload o wifi de operador, hará que nuestro móvil se conecte a la red wifi del operador de forma automática cuando andemos por la calle o dentro de un establecimiento - como por ejemplo un centro comercial -, evitando así que las redes 3G y 4G se saturen.  

Si en 2013 los operadores contaban con 6,5 millones de estos puertos wifi, el número se incrementará un 62% en 2018, pasando a los 10,5 millones

De acuerdo con la consultora, si en 2013 los operadores contaban con 6,5 millones de estos puertos wifi, el número se incrementará un 62% en 2018, pasando a los 10,5 millones. Lo veremos sobre todo en Norteamérica y Europa Occidental, donde los operadores tendrán que hacerse cargo del 75% del total de datos que se trasladarán de las redes móviles a las redes wifi. 

Esto dicen las cifras. La realidad parece algo distinta, al menos en nuestro país. De momento, las grandes operadoras - Vodafone, Telefónica y Orange - no han optado por el wifi offload como método para evitar la saturación de sus redes. 

Según Daniel Paúl del Valle, director de Redes de Acceso e Inmobiliario de Telefónica, existen otras formas de liberar la red sin que afecte a la calidad de la conexión, “algo que en ocasiones no es posible con el wifi offloading por ser una tecnología que utiliza bandas sujetas a interferencia y sin garantías de calidad”. 

Coinciden en ello desde Orange, cuyos portavoces señalan además que el corto alcance de las ondas wifi no es la mejor solución para las áreas urbanas, “siendo más eficiente la tecnología celular”. 

Poco interés por parte de las operadoras

Si bien Vodafone, Orange y Telefónica no parecen interesadas en el wifi de operador, otras compañías sí han visto en la técnica una oportunidad para liberar tráfico de sus congestionadas redes. El año pasado, Jazztel introdujo en sus routers una nueva función para permitir que los usuarios compartieran conexión wifi entre ellos. En concreto, la idea del operador era crear una gran red wifi, formada por las redes de todos los hogares asociados, a la que todos los clientes pudieran conectarse. 

De acuerdo con Alfonso Campo, fundador de la consultora de telecomunicaciones Telconomics, que a Jazztel le interese el wifi offload responde a motivos económicos. Es un operador móvil virtual y, como tal, alquila a Orange el acceso a su red. “Cada megabyte que utilice un cliente de Jazztel se lo paga a Orange”. De ahí que “a Jazztel le interese que sus clientes utilicen lo menos posible la red de Orange”, explica el ingeniero. 

Por el contrario, según Campos, a las grandes operadoras no les interesa porque “ya tienen sus antenas desplegadas y, sobre todo, porque puede tener ciertos problemas de calidad”. Para evitar la saturación de las redes móviles, en su lugar se plantean desplegar más redes 4G y trasladar a sus clientes de la red 3G a la de última generación. 

Así, por ejemplo, el 80% de la cobertura de Orange pertenece a la red 4G, mientras que Telefónica amplifica la capacidad de sus redes - colocando más antenas - en aquellas zonas con mayor concentración de usuarios (un concierto, un estadio de fútbol o incluso una playa). 

¿Lo tendrán en el futuro?

La situación podría cambiar en un futuro. Así lo consideran desde Cellnex Telecom, la división de telecomunicaciones de Abertis, donde preparan el lanzamiento de su servicio wifi offload. Según Valentí Roca, ingeniero de la empresa, las bandas en las que se practica el wifi de operador no están licenciadas y se pueden producir interferencias, pero actualmente se trabaja para disminuir tales interrupciones. 

“Cada vez más, las redes wifi usan tecnologías radio para mitigar esas interferencias con antenas adaptativas que están todo el tiempo escuchando, canalizando dónde se está utilizando esa banda para poder cambiar de canal y no tener interferencias”, asegura. 

Por otro lado, los operadores podrían ir alternando la conexión a la red móvil y a la red wifi en función de las tareas que el usuario esté realizando en cada momento con el móvil. Cuando la conexión a internet resulte fundamental, el cliente podrá estar conectado a la red móvil, pasando a la wifi cuando utilice alguna función básica de una aplicación (como mandar un mensaje un WhatsApp o echar un vistazo a Facebook).

“A medida que la explosión de datos por parte de los usuarios vaya creciendo, los operadores irán necesitando más frecuencia y empezarán a ver otra vez estas soluciones”, sentencia Roca. 

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios