RENUNCIAN A LOS INGRESOS PARA SOBREVIVIR

Las webs de descargas de cine prescinden de la publicidad para eludir la ley

La imagen de la página de descargas repleta de pop-ups y anuncios trampa quedó atrás. Comienzan a surgir nuevos servicios cuyos creadores trabajan por amor al arte

Foto: Captura de pantalla del servicio Popcorn Time
Captura de pantalla del servicio Popcorn Time

El futuro de las webs de descargas podría ser libre de publicidad. Y es que, si tratamos de identificar patrones en las distintas leyes antipiratería internacionales, uno de los más comunes es la figura del ánimo de lucro. Existe en el actual Código Penal de España y continuará figurando, de una forma más amplia, en el texto que entrará en vigor el próximo 1 de julio. Es, simplificando al extremo, la manera que tiene la justicia de purgar a aquellos que comparten archivos con sus amigos de los que hacen de las descargas un modo de vida.

Sin embargo, en plena ofensiva de los derechos de autor, comienzan a surgir iniciativas que prescinden del beneficio para eludir la ley. Es el caso de M., un estudiante de ADE argentino de 21 años que ha lanzado el sitio Wovie.tv. "La creé porque estaba harto de visitar páginas llenas de publicida y con mala calidad de películas", explica a Teknautas. No es sólo por la molestia. M. sabe que es la clave para supervivencia de un sitio: "Tengo presente el caso del cierre de Cuévana, que decían que perdían dinero con la página y se filtraron unos correos que revelaban que generaban muchísimo dinero en publicidad", dice desde Buenos Aires. 

'Descarto vivir de mi web; quizá pediría donaciones o aprovecharía para montar algo legal'

En realidad Wovie muestra pop-ups en el último paso del visionado, lo que su creador achaca a la política de las plataformas de reproducción. Pero, si no gana nada, ¿por qué se toma M. la molestia de mantener la web? "Descarto totalmente la idea de vivir de Wovie. Quizá en un futuro estaría bien pedir donaciones o incluso aprovechar esta oportunidad para montar algo legal", sentencia.

También sin publicidad pero a una escala mucho mayor funciona Popcorn Time. Considerado por Netflix como su mayor amenaza a nivel mundial, el software ha cosechado una legión de adeptos gracias, en parte, a su potente tecnología. Desarrollado en "un puñado de semanas" por un grupo de informáticos argentinos, el proyecto tomó vuelo gracias a su carácter abierto.

El código fuente, puesto a disposición de los usuarios, ha permitido que Popcorn Time sobreviva a los creadores originales, que dieron un paso atrás marzo de 2014 ante el acoso legal de la industria del entretenimiento. Tras un alegato contra el lobby del ocio, a los que acusan de frenar interesadamente la innovación, múltiples iniciativas han visto la luz usando como base el código original.

Desde fuera, Popcorn Time se ha convertido en una startup  capaz de llegar a todos los dispositivos del mercado, incluso a Chromecast, una de las asignaturas pendientes de plataformas de mucho mayor tamaño. Con 100.000 descargas diarias, el servicio, sin padres conocidos, se ha convertido en la nueva bestia negral de la industria audiovisual. Compite con ella en tecnología y catálogo, e incluso la supera, sin financiación aparante ni una dedicación profesional. ¿Nos encontramos ante un nuevo escenario en la interminable batalla contra la piratería?

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios