CONTINUARÁ "TRABAJANDO" CON LOS EDITORES

Google agacha la cabeza tras la "decepcionante" aprobación de la LPI

El Congreso ha dado luz verde este jueves al la llamada tasa Google. El gigante de internet ha mostrado su decepción pero seguirá "trabajando" con los editores

Foto: Google agacha la cabeza tras la decepcionante aprobación de la LPI

El Congreso ha dado luz verde este jueves al proyecto de reforma de la Ley de Propiedad Intelectual (LPI). El nuevo reglamento aterriza con varias de sus más polémicas medidas, como la conocida compensación para medios por parte de los agregadores (la llamada tasa Google), o las multas de hasta 600.000 euros para luchar contra la piratería.

El gigante de internet, que hasta ahora se había planteado cerrar el servicio de noticias en España por este motivo, ha mostrado su "decepción" en un comunicado.

Estamos decepcionados con la nueva ley porque creemos que servicios como Google News ayudan a los editores a llevar tráfico a sus sitios web. Por lo que se refiere al futuro, continuaremos trabajando con los editores españoles para ayudarles a incrementar sus ingresos mientras valoramos nuestras opciones en el marco de la nueva regulación".

Hace unas semanas, el responsable mundial de Google News, Richard Gingras, así como el jefe comercial internacional Madhav Chinnappa, estuvieron reunidos en la capital de España con clientes, socios, periodistas y representantes de la Administración para tratar el peliagudo asunto de la tasa Google. Tras varios encuentros, los ejecutivos reconocieron la posibilidad de cerrar este servicio si finalmente se aprobaba la normativa. Algo que de momento no parece que vayan a hacer.

Pendientes de Europa para otra reforma

Tras la reciente aprobación en el Senado del anteproyecto de la LPI, la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) denunció que esta ley margina a los periodistas y fotorreporteros a la hora de percibir una remuneración por sus contenidos.

En concreto, la FAPE centró su queja en la tasa Google, que reconoce "únicamente" a los editores e "ignora" a los autores respecto al derecho a la compensación económica establecido para los agregadores que utilicen sus contenidos.

Durante el trámite parlamentario, representantes del sector cultural han organizado varias concentraciones en las últimas semanas en protesta por esta ley. Asimismo, la compensación irrenunciable por parte de los agregadores de noticias a los editores también ha levantado críticas entre algunos de ellos. Y todo pese a que el Gobierno ha prometido que se trata únicamente de una reforma "parcial", ya que realizará una modificación de "más amplio calado" previsiblemente el año que viene, tras la aprobación de una directiva comunitaria sobre propiedad intelectual.

Al texto solo le falta su publicación en el BOE para entrar en vigor en enero de 2015. Las entidades de gestión, agrupadas en la asociación Adepi, enviaron esta semana una carta dirigida a todos los diputados en la que pedían que no votasen esta reforma que, según destacan, traerá "graves consecuencias" para el país, que no está "aprovechando el tirón de la gran oferta cultural".

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios