SE TOMÓ EN 1987, EN LAS ISLAS DE BORA BORA

Esta es la primera imagen 'photoshopeada'

'Jennifer in Paradise' es la primera imagen que fue retocada con el popular 'software'. Hoy, casi treinta años después, su uso es una obligación gráfica

Foto: Esta es la primera imagen 'photoshopeada'
Autor
Tiempo de lectura3 min

En principio, nada parece distinguir la imagen superior de la tapa de cualquier catálogo de vacaciones, aunque es mucho más relevante. Se trata de Jennifer in Paradise, una instantánea que se tomó durante el verano de 1987 en Bora Bora y que ostenta el honor de ser la primera imagen retocada por ordenador. Nos encontramos ante el equivalente informático a la Vista desde la ventana de Le Gras de la fotografía o el Sallie Gardner at a Gallop del cine: el amanecer de una nueva industria.

Según informa The Guardian, la chica que hace topless es la novia de John Knoll, el autor de la imagen. En la época, la pareja trabajaba en Industrial Light & Magic, la productora de efectos especiales de George Lucas, elaborando el grafismo de ¿Quién engañó a Roger Rabbit? (1988). De modo que lo de Bora Bora fue una escapada bien merecida después de dos meses echando 70 horas semanales en el estudio. La instantánea resulta un poco más histórica tras conocerse que, minutos después de tomarla, John le propuso matrimonio a Jennifer... con éxito.

Con esta máquina podías extraer un fotograma de una película, convertirlo a digital, modificarlo y volver a insertarlo en la película. Lo increíble es que por el camino podías hacer con él lo que quisieras, literalmente

El caso es que de vuelta al trabajo Knoll se encontró con una nueva herramienta: el Pixar Image Computer, un ordenador que llevaba cargado un software concebido para el retoque de fotogramas que, sí, luego daría lugar a la conocida factoría de animación que lleva su nombre. "Con esta máquina podías extraer un fotograma de una película, convertirlo a digital, modificarlo y volver a insertarlo en la película. Lo increíble es que por el camino podías hacer con él lo que quisieras, literalmente", explica a The Guardian. No obstante, aunque Knoll quería trastear con el dispositivo, descubrió que su funcionamiento era tan complejo como para requerir la presencia de un operador especializado; y tampoco era cuestión de introducir comandos al tuntún en un aparato que le había costado a Lucasfilm cientos de miles de dólares.

Knoll desistitó, pero ya llevaba dentro el gusano de la curiosidad. Y sucedió que al poco su hermano, que estaba doctorándose en Visión Computacional, le contó que estaba desarrollando un software similar, con la salvedad de que el suyo era capaz de correr en un Macintosh Plus, mucho más económico que el Pixar Image Computer. En ese momento, Knoll se dio rienda suelta al torrente de ideas que venía incubando y se dispuso a impulsarlo comercialmente. Durante un año John dirigió el desarrollo de su hermano, puliendo defectos y aportando nuevas funcionalidades hasta tener una beta potente. Sin embargo, se topó con una limitación: no existía un catálogo de imágenes analógicas convertidas a formato digital con las que mostrar el rendimiento del software a los potenciales compradores.

Knoll se topó con que su hermano tenía un 'software' parecido que se ejecutaba en un Macintosh Plus

La iluminación le llegó durante una demostración en el Apple Advanced Technology Group Lab, justo al reparar en unas unidades rarísimas a finales de los 80: los escáneres de mesa. Era una oportunidad que no podía desaprovechar. Abrió el maletín, repasó el contenido unos segundos, y encontró la respuesta: la foto de su esposa Jennifer. "Era perfecta, porque evoca un paraíso que en el que todos queremos estar. Además, hay un montón de modificaciones técnicas que se pueden hacer", explica Knoll. Escaneó la fotografía solo para demostrar que su programa era capaz de transferirla a la pantalla en pocos segundos.

La presentación fue un éxito y Knoll comenzó a distribuir la imagen de Jennifer, ya etiquetada como Jennifer in Paradise, en todas sus visitas comerciales. Cuál sería su sorpresa cuando, de regreso a una de las empresas interesadas, comprobó que dos ingenieros habían clonado a su mujer sobre la arena de Tahití, convirtiéndola en la primera imagen 'photoshopeada' de la Historia. 

El programa de los hermanos Knoll sería lanzado comercialmente en febrero de 1990 bajo el nombre de Adobe Photoshop.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios