ES MÁS BARATA QUE LA DE LAS COMPAÑÍAS OFICIALES

Sin operadoras: un pueblo de Canadá se instala su propio servicio de fibra óptica

Olds era una pequeña localidad de Canadá, en el estado de Alberta, de 8.500 habitantes, ansiosa por conectarse a internet de una forma decente

Foto: La tarifa para acceder al servicio de conexión de alta velocidad es de 57 dólares al mes
La tarifa para acceder al servicio de conexión de alta velocidad es de 57 dólares al mes

Olds, como muchos otros pueblos en el mundo en la misma situación, era una pequeña localidad de Canadá, en el estado de Alberta, en este caso de 8.500 habitantes, ansiosa por conectarse a internet de una forma decente, sin necesidad de utilizar las caras y lentas conexiones telefónicas o vía satélite.

En un principio, obtuvieron la financiación institucional necesaria para construir la red de fibra óptica en el pueblo, pero cuando llegó la hora de la verdad ningún proveedor de conexión a internet establecido en el país quiso hacerse cargo del servicio, para disgusto de sus habitantes.

Fue entonces cuando decidieron crear, de forma comunitaria, su propio proveedor de acceso a internet, conectando sus redes al flujo principal de Alberta Supernet. Tras esto, sencillamente bautizaron el servicio con el nombre de O-Net, y ya está operativo desde este mes de julio, con una velocidad de 1 GB.

Un 60% de cobertura en todo el pueblo

La financiación para llevar a cabo el proyecto, gestionado mediante el Instituto para el Desarrollo Comunal y Regional de Olds, corrió a cargo del propio gobierno de Alberta, que ha aportado 2,5 millones de dólares. También accedieron a un préstamo por valor de 6 millones de dólares, que será sufragado a través de las cuotas de los propios habitantes de Olds.

En ese sentido, la tarifa para acceder al servicio de conexión de alta velocidad es de 57 dólares al mes, o de 90 en el caso de que el usuario desee contratar al mismo tiempo los servicios de teléfono y televisión.

De momento, la conexión está disponible en el 60% del pueblo, pero se espera que en 2014 todas los hogares de la localidad tengan acceso a O-Net.

Más barato que las compañías oficiales

En cuanto al precio de la conexión, el prestigioso proyecto piloto Google Fiber, que funciona en Kansas City y Missouri, ofrece un servicio similar, pero en su caso por una cuota de 70 dólares al mes.

Otros proveedores de internet del país, como Bell, Roger o Shaw ofrecen en las principales capitales servicios de conexión por fibra óptica con una velocidad entre los 175 y los 250 megabits por el doble o incluso el triple del precio del servicio proporcionado por O-Net, que pulveriza las media de velocidad de descarga en Canadá.

De momento, la localidad de Olds se ha convertido en un ejemplo. Aunque las inversiones necesarias para llevar a cabo un proyecto de semejante magnitud no son nimias y han requerido la implicación de agentes institucionales, su caso demuestra que es posible saltar por encima de las empresas.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios