Es noticia
Menú
No es sólo EEUU, muchos países están espiando a sus ciudadanos
  1. Tecnología
PROLIFERAN ESTOS MÉTODOS DE ESPIONAJE

No es sólo EEUU, muchos países están espiando a sus ciudadanos

La revelación de que la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) no solo recoge los registros de las llamadas telefónicas de millones de clientes de la operadora de

Foto: No es sólo EEUU, muchos países están espiando a sus ciudadanos
No es sólo EEUU, muchos países están espiando a sus ciudadanos

La revelación de que la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) no solo recoge los registros de las llamadas telefónicas de millones de clientes de la operadora de telefonía Verizon, sino que además ha accedido, junto al FBI, a los servidores de empresas tecnológicas tan importantes como Microsoft, Facebook, Google, Apple, Yahoo, Skype o AOL, ha conmocionado esta semana a la opinión pública. Pero no solo EEUU espía a sus ciudadanos, cada vez más países recurren a esta práctica en nombre de la seguridad nacional.

Según un informe publicado el pasado mes de abril por la ONU sobre la libertad de opinión y expresión, a medida que los sistemas de comunicación han avanzado las naciones de todo el mundo han incrementado la vigilancia de sus ciudadanos. Opinión compartida por la organización Reporteros Sin Fronteras, que además añadió que Siria, Irán, Bahrein, Vietnam y sobre todo China son los que más espían a sus ciudadanos a través de internet.

"Que estas actividades sean o no inconstitucionales depende de la legislación de cada país. A nivel internacional lo que es evidente es que atentan contra el derecho a la intimidad, la libertad de comunicación y otros más dependiendo del uso que se haga de los contenidos", ha explicado a Teknautas Jose Antonio Perea-Unceta, profesor de Derecho Internacional en la Universidad Complutense de Madrid. "Con el objetivo de proteger la seguridad nacional, muchos Gobiernos están aprovechando ahora para controlar a sus ciudadanos", ha añadido.

Algunos activistas de Bahrein han denunciado haber sido víctimas de ataques a través de correos electrónicos de phishing, enviados por las autoridades. El phishing es una técnica en la que el usuario recibe un correo que cree que es de un sitio en concreto. Al entrar, el dueño de esa página pirata se queda con sus datos. Las autoridades de China también impusieron a finales de 2011 un registro obligatorio con datos reales a los usuarios que quieran abrir blogs, para tenerlos controlados, y distintas organizaciones denunciaron ataques hackers por parte de las autoridades para espiar a sus ciudadanos.

En este fenómeno tienen que ver y mucho empresas como Gamma, Trovicor, Hacking Team, Amesys y Blue Coat, que se encargan de suministrar la tecnología que permite llevar a cabo este tipo de seguimientos.

Un informe del centro canadiense de investigación Citizen Lab ha desvelado que hasta 36 países están utilizando un software avanzado para espiar a sus ciudadanos. Se trata del kit de herramientas conocido como FinFisher, diseñado para evitar ser detectado por los programas antivirus. Una herramienta desarrollada por la compañía Gamma.

A finales del pasado mes de marzo sin ir más lejos, el Partido Pirata de Alemania acusó a la Policía de ese país de gastar millones de euros en lo que calificaron como "software de espionaje inconstitucional", refiriéndose a esta misma plataforma.

Pero, ¿es técnicamente posible crear un malware que eluda las diferentes plataformas de seguridad que tengan instaladas los particulares en sus ordenadores? "Tienen que ser unos virus muy buenos para que pasen desapercibidos, pero sí es posible", ha explicado a Teknautas Fernando de la Cuadra, director de Educación Eset España. "De todas formas, que sean detectados solo es cuestión de tiempo porque los antivirus descubren no solo el malware sino también los comportamientos anómalos", ha añadido.

En el caso de EEUU, el Gobierno de Barack Obama se aprovecha de una sección de la Patriot Act para obligar a las compañías a que les permitan el acceso a este tipo de información. Una ley a partir de la cual "la NSA está yendo demasiado lejos", según ha explicado uno de sus promotores, James Sensenbrenner. El congresista escribió una carta al Fiscal General de EEUU, Eric Holder, diciendo que "está preocupado por la forma en que se está interpretando la ley".

Aquí en España, la denominada comisión Gallardón ha propuesto utilizar técnicas de hacking contra el crimen organizado y los ciberdelitos. El ministerio de Justicia trabaja con un borrador de anteproyecto del Código Procesal Penal (PDF) que deja en manos del juez la posibilidad de instalar software espía en el ordenador, smartphone o tablet de personas y organizaciones que estén bajo investigación.

Según Fernando Santa Cecilia, catedrático de Derecho Penal de la Universidad Complutense de Madrid, "en España ya se permite la llamada investigación minuciosa informática que se sustenta en el artículo 18.4 de la Constitución, el artículo 8 del Tratado de Lisboa y el 579 y 563 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Es el equivalente a la interceptación telefónica con autorización judicial. Es lo mismo pero pasado al mundo de la informática".

"La propuesta de utilizar técnicas de hacking es un paso más allá. Hay un interés por proteger el derecho de la vida de las personas por encima del derecho a la intimidad. Lo que se pretende alcanzar es una mayor eficacia del Derecho Penal aunque sea recortando garantías del ciudadano. Para combatir determinadas formas de criminalidad lo que se hace es modificar la ley para prevenir el delito. Lo que supone una limitación de derechos fundamentales".

La revelación de que la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) no solo recoge los registros de las llamadas telefónicas de millones de clientes de la operadora de telefonía Verizon, sino que además ha accedido, junto al FBI, a los servidores de empresas tecnológicas tan importantes como Microsoft, Facebook, Google, Apple, Yahoo, Skype o AOL, ha conmocionado esta semana a la opinión pública. Pero no solo EEUU espía a sus ciudadanos, cada vez más países recurren a esta práctica en nombre de la seguridad nacional.