CREADOR DE 'MR. MONEY MUSTACHE'

Pete, el 'blogger' que se jubiló a los 30

"Con diez años planché mi primer billete de 20 dólares y lo guardé en un álbum de fotos". Esta frase define bien el carácter y pensamiento

Foto: Pete, el 'blogger' que se jubiló a los 30
Pete, el 'blogger' que se jubiló a los 30
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min
    "Con diez años planché mi primer billete de 20 dólares y lo guardé en un álbum de fotos". Esta frase define bien el carácter y pensamiento de nuestro personaje, el fundador del exitoso blog Mr Money Mustache. Aunque esta curiosa figura de la blogosfera ha copado de repente los titulares de los principales medios, sigue siendo muy celoso de su intimidad y oculta cuidadosamente su apellido: es Pete, a secas. 

    ¿Y qué ha hecho a este anónimo personaje saltar a la fama? Su apuesta es tan sencilla como transgresora: decidió apearse de los rigores de esta sociedad de consumo y jubilarse junto a su mujer a la edad de 30 años. ¿Cómo lo ha conseguido? Su estrategia se ha basado en una sencilla fórmula: gastar mucho menos de lo que se ingresa y prescindir de necesidades superfluas.

    "Ahorrando conseguirás hacerte rico y jubilarte en unos pocos años". Suena a chiste, pero nuestro Pete defiende este mantra y lo demuestra con su propio ejemplo. Su tesis es clara: formamos parte de una maquinaria en la que parecemos programados a pulirnos nuestros ingresos en una sociedad de consumo que cuenta con una variada oferta de opciones. En realidad, hay más posibilidades de gastar el dinero que todo lo que podríamos ganar en varias vidas, y el creador de MMM (como se conoce a su blog), decidió un día que esa forma de vida no iba con él. ¿Para qué gastar 50 euros al mes en canales de pago que casi no tenemos tiempo de ver? ¿por qué hay que dejarse una fortuna los fines de semana de bares y restaurantes para pasárselo bien? ¿Realmente necesitamos esta vida de complementos con los que ocupar nuestro tiempo y vaciar la cartera?
    Gastar lo imprescindible e invertir
    Pete, a secas, dijo que no. Desde que planchó ese billete de 20 dólares y lo observaba ahí encuadernado comprendió que la clave era reducir los gastos al mínimo e intentar ser feliz con lo poco que se tenía. Pronto comenzó a reducir sus gastos en un 50% y siendo hombre de números, descubrió que con el dinero que iba ahorrando mes a mes llegaría un día en el que podría vivir de rentas
     

    Y lo hizo. Con su mujer embarazada y las cifras bien cuadradas, nuestro hombre salió del trabajo con la típica caja pero con una sonrisa en sus labios. Ya no trabajaría nunca más. Los números cantan: invirtió sus ahorros en una casa y el resto en fondos que le reportaban constantes dividendos. Y salían las cuentas. La familia del creador de MMM no nadaba en excesos pero vivían sin problemas. 

    Pero... ¿cómo escapar de los cantos de sirena de esta sociedad de consumo? "Es fácil. Hazte la pregunta: ¿realmente este producto me va a hacer más feliz a largo plazo?", resuelve. "Hay que entender que la felicidad llega de la realización como persona, no de la mano de productos de lujo". 

    Ahorrador pero hábil con el manejo del vil metal: su blog acumula miles de usuarios a medida que sus inversiones le reportan constantes ingresos que a la postre, le permiten disfrutar de la jubilación, el retiro a los 30 años y toda una vida por delante. Nuestro hombre persigue otra máxima que le ha llevado a su dorada meta: reinvertir cada dólar de sobra que cae en sus manos. "son como pequeños empleados verdes, tienen que reportarme beneficios".
    Tecnología
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios