TECNOLOGÍA 'MADE IN EXTREMADURA'

Mobbeel: soluciones biométricas y seguridad a prueba de iris

Cuando dejaron sus respectivos puestos en grandes empresas, más de uno de los cinco fundadores de esta pequeña empresa tuvo que escuchar de boca de sus

Foto: Mobbeel: soluciones biométricas y seguridad a prueba de iris
Mobbeel: soluciones biométricas y seguridad a prueba de iris
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    Cuando dejaron sus respectivos puestos en grandes empresas, más de uno de los cinco fundadores de esta pequeña empresa tuvo que escuchar de boca de sus padres: ¿Pero cómo que vas a montar una empresa, por qué no te sacas unas oposiciones hijo? Pero ellos no buscaban ser funcionarios sino que querían llevar a buen puerto su proyecto: y aquí están, varios años después y con algunos reconocimientos a sus espaldas.

    Mobbeel se dedica a las soluciones de seguridad biométricas para dispositivos móviles como Android, iPhone, etc. ¿De qué hablamos? De software de seguridad basados en el reconocimiento del iris, de la voz, de la firma, etc. “La idea nació porque vimos que cada vez se utilizan más los móviles y se lleva en ellos información sensible, pero las claves de seguridad y pins no son del todo seguros y así empezamos a pensar en que la clave fuese un rasgo del dueño del móvil: la voz, el iris…”, cuenta José Luis Huertas, uno de los fundadores.

    Esta start-up extremeña desarrolla tecnología basada en medidas de identificación biométricas (iris, voz, cara…) para los dispositivos móviles. Cuando fundaron la compañía en 2009 ya llevaban un año trabajando en la tecnología en fines de semana, noches, vacaciones… en cualquier momento libre que encontraban. Uno de sus trampolines fue Google, quien, a principios de 2009, lanzó un concurso buscando desarrolladores: ellos presentaron su prototipo y quedaron finalistas a nivel mundial. “El premio económico no fue importante pero lo que sí representó fue un apoyo moral a lo que estábamos haciendo”, reconoce Huertas.

    Al ser un sector muy específico no tienen competencia en el reconocimiento del iris a nivel nacional, aunque sí en la identificación de la voz: “Empezamos primero con el iris, después con la firma electrónica y finalmente, con la voz y la cara”, comenta. La empresa, en la que trabajan siete personas, está incubada en el Centro de cirugía de Mínima Invasión de Cáceres. “Somos muy pequeños todavía primero porque nos cuesta encontrar talentos en este campo de actividad, que es muy específico. Y segundo, porque somos muy rigurosos con las personas que contratamos”, explica.

    Sus clientes pueden ser consumidores finales, empresas (operadoras de telefonía, fabricantes de móviles) o bancos (en todo lo relativo a la seguridad en las transacciones por internet). Por ejemplo, Bankinter es uno de ellos: “Con ellos lanzamos un broker de bolsa para operar en el móvil que te identifica a través del ojo, se llama Broker Iris y se llevó un premio como la aplicación financiera más innovadora”, dice con orgullo.

    Otro de sus clientes es el Ayuntamiento de Cáceres, con el que han desarrollado una tecnología que permite abrir puertas a través del móvil. Y, ¿cuáles son los principales problemas a los que tienen que enfrentarse? “Como hablamos de un mercado nuevo, los clientes son reticentes, no ven la necesidad, por mucho que les interese la idea. Éste ha sido el principal obstáculo hasta ahora”, añade Huertas.

    Tecnología
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios