FUE CREADA HACE DOS AÑOS POR EL JAPONÉS SATOSHI NAKAMOTO

Bitcoin, una moneda solo para Internet, difícil de rastrear y víctima de hackers

Bitcoin (BTC), la primera moneda creada exclusivamente para las transacciones de internet, se ha convertido en objetivo de todo tipo de delitos económicos. Bitcoin es una

Foto: Bitcoin, una moneda solo para Internet, difícil de rastrear y víctima de hackers
Bitcoin, una moneda solo para Internet, difícil de rastrear y víctima de hackers

Bitcoin (BTC), la primera moneda creada exclusivamente para las transacciones de internet, se ha convertido en objetivo de todo tipo de delitos económicos. Bitcoin es una moneda digital y virtual creada por el japonés Satoshi Nakamoto. Es una moneda libre y descentralizada que basa su funcionamiento en un software y en servidores similares a los empleados en las redes de intercambio de archivos P2P.

No depende de ningún gobierno, ni de ninguna autoridad monetaria, y no existe un emisor centralizado que pueda alterar a voluntad la distribución de la riqueza o el equilibrio económico. El software incluye mecanismos de control que, en teoría, impiden que una misma cantidad de dinero sirva para pagar a dos acreedores diferentes, y garantiza que las monedas puedan gastarse únicamente por el dueño que las adquirió.

De todas formas, quizás el aspecto más atractivo de esta nueva moneda, de apenas dos años de antigüedad, es que facilita el pago anónimo en cualquier clase de transacciones y es muy difícil de rastrear. Además, la inflación casi no la afecta, aunque puede variar drásticamente su cotización a lo largo del día.

Tan atractiva resulta esta cripto-moneda, que casi desde sus inicios ha llamado poderosamente la atención de los delincuentes. Hace apenas unos días, la empresa de seguridad Symantec anunciaba el descubrimiento de un código malicioso creado para robar Bitcoins. El malware se llama Infostealer.Coinbit, y se apodera de la billetera virtual del usuario, siempre que el archivo donde figuran las transacciones esté poco protegido.

Cuando el dueño quiere darse cuenta, el fichero con los fondos ha desaparecido de su sistema, y está en el ordenador del pirata con un nuevo nombre de propietario y una nueva clave legal. Una transacción imposible de rastrear. Por eso, la compañía de seguridad recomienda proteger la billetera con una clave de seguridad compleja y avanzada. Es muy probable que el primer gran robo de BTC se haya llevado a cabo utilizando ese código malicioso. El usuario Allinvain ha notificado hace pocos días el robo de 25.000 BTC. A casi 20 dólares por cada Bitcoin, el importe del robo asciende a medio millón de dólares (unos 350.000 euros).

Esta misma semana MT.Gox, un operador de Internet que maneja la mayor parte del intercambio entre BTC y otras monedas, ha sufrido un ataque obra de un hacker de Hong Kong. El pirata se las ingenió para hacerse con el control de una cuenta e iniciar una carrera de ventas de moneda para comprar a la baja y vender al alza. Logró vender la moneda a 17 dólares, y consiguió hacerla bajar hasta apenas unos centavos, momento en el que tenía planeada una compra. El problema es que se hizo con una cuenta que tenía un límite de 1.000 dólares diarios. Le descubrieron, y los operadores del sistema desconectaron el ordenador de la red.

En estos momentos, todavía están evaluando las pérdidas y atendiendo a las quejas de los usuarios. Durante la auditoría de seguridad se descubrió además que la base de datos completa de los clientes de MT.Gox había sido robada y filtrada en Internet con nombres de cuentas, direcciones de correo electrónico, saldos, movimientos y contraseñas.

Bitcoin es una moneda autolimitada. Sus creadores la han diseñado para que con los años se alcance un volumen total de 21 millones de BTC. En ese momento dejará de emitirse más moneda. Hasta ahora, sólo se han emitido algo más de 6 millones de BTC. Por otro lado, depende exclusivamente de la confianza del público, de las instituciones, y de los comercios de Internet.

Wikileaks se ha incorporado a la red

Ya hay quien confía en la moneda. La Free Software Foundation, Freenet, los creadores de la serie en línea Pioneer One, aceptan donativos en BTC. En el caso de Wikileaks, que se ha incorporado recientemente a la red, es una forma de garantizar que los gobiernos no van a poder seguir el rastro los pagos que hacen los usuarios, y no podrán efectuar intervenciones bancarias. Incluso el grupo de hackers informáticos LulzSec, que presuntamente protagonizó el ataque a la red de juegos de Sony PlayStation Network, acepta donativos en la nueva moneda.

También hay deserciones. La Electronic Frontier Foundation (EFF) acaba de dejar de aceptar donativos en BTC, porque "no comprenden demasiado el funcionamiento legal de Bitcoin”, y además no desean que ambos nombres se vean vinculados en lo que "podría considerarse como una forma de respaldo".

Tampoco ha pasado demasiado tiempo antes de que aparezcan las primeras aplicaciones ajenas a la legalidad. Es el caso del mercado en línea Silk Road, un sitio web de transacciones de bienes y servicios entre particulares, en cuyas normas de uso se prohíbe la venta de armas, drogas y otro tipo de servicios; sin embargo, es conocido internacionalmente por ser uno de los nodos más activos de intercambio y venta de drogas, armas y hasta servicios de sicarios. La moneda usada en las transacciones a través de Silk Road es Bitcoin.

Esto ha provocado la intervención de los senadores estadounidenses, Charles Schumer de Nueva York y Joe Manchin de Virginia, que han pedido al Fiscal General de los Estados Unidos para la Administración de la Lucha contra la Droga que inicie una investigación tanto de la moneda BTC como del sitio web Silk Road. Y no tardarán demasiado en unirse otros gobiernos en una reacción en cadena.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios