La víctima de 'la manada de Sabadell', acorralada ante las preguntas del fiscal: "¿Está usted segura de eso?"
  1. Sucesos
declara la víctima

La víctima de 'la manada de Sabadell', acorralada ante las preguntas del fiscal: "¿Está usted segura de eso?"

En este juicio no están todos los que son ni son todos los que están. Desde este martes, la Audiencia de Barcelona juzga a cuatro implicados sin dos de los autores: uno fugado y otro, desconocido

placeholder Foto: La nave abandonada donde se produjo la presunto violación grupal. Foto: Efe
La nave abandonada donde se produjo la presunto violación grupal. Foto: Efe

El domingo 3 de febrero de 2019, una joven de 18 años se personó en una comisaría de Sabadell (Barcelona) para denunciar ante los Mossos d'Esquadra una violación sexual múltiple presuntamente cometida la noche anterior. Esa misma mañana, las autoridades detuvieron a seis de los implicados en la agresión sexual, pero no estaban todos. Unos días más tarde, los investigadores culminaron la detención de un total de ocho jóvenes que habrían participado en el asalto; solo uno de ellos logró librarse, el mismo que actualmente se encuentra fugado. Este martes, más de dos años después de la agresión cometida por la denominada 'manada de Sabadell', arranca el juicio contra uno de los acusados y tres cooperadores necesarios que participaron, en diferentes grados, en lo ocurrido aquella noche.

"Un hombre se abalanzó sobre mí por detrás y me puso contra la pared". Así ha comenzado la declaración de la joven, quien ha tenido que recalcar que fue "a la fuerza" y "contra mi voluntad". Durante el primer día del juicio, la denunciante ha tenido que volver a contar lo ocurrido aquella noche, con detalle, ante las insistentes preguntas del fiscal. "Yo le decía que parara. Estaba súper bloqueada y tenía mucho miedo. Nunca había estado en una situación parecida", ha proseguido. Mientras la joven ha continuado su relato de los hechos, describiendo cómo fue agredida sexualmente por uno de los acusados y arrastrada hacia la nave abandonada, el fiscal ha interrumpido su declaración con preguntas tales como "¿Está usted segura de esto?".

La víctima continuaba con su versión de los hechos hasta llegar al momento después de que el primer individuo la violara en el interior de la nave en uno de los sofás. Al llegar a ese punto, el fiscal ha vuelto a parar a la joven para lanzarle la siguiente pregunta: "¿Intentó escapar en algún momento o salir de la habitación?". Antes de eso, la denunciante ya había manifestado que en ese momento ella se sentía "atemorizada". Como respuesta a la duda de la acusación, la joven ha asegurado que no podía hacer nada contra la "violencia" de su agresor. En un momento dado, el fiscal le ha pedido que aclarase a qué se refería con que la forzaron a mantener relaciones sexuales "con violencia", según declaraciones recogidas por Efe.

La dura declaración de la víctima. Fuente: Efe

En el transcurso de su relato, la joven mayor de edad, ha descrito cómo ocurrieron las agresiones sexuales cometidas, por turnos, por tres de los autores materiales de los hechos —solo uno de ellos está preso y está siendo juzgado—, quienes también la obligaron a practicarles felaciones ante la presencia de otras seis personas, según sostiene la denunciante, que no hicieron nada para salvarla.

Los hechos

La noche de los hechos, la víctima se encontraba junto a un grupo de amigos en un bar de la ciudad, bien entrada la madrugada. Junto a la mesa de su grupo se encontraba, según las declaraciones que dio la joven al juez, otro grupo de chicos, todos ellos "de origen magrebí" que les estuvieron molestando. Tiempo después, el grupo de los acusados abandonó el local. Sin embargo, cuando la denunciante salió a dar una vuelta por la zona con un amigo, se volvieron a encontrar con uno de los miembros del otro grupo y el amigo de la víctima y el joven iniciaron una discusión.

Tal y como relató ante el juez, fue durante el transcurso de esa trifulca cuando la joven se separó unos metros de su acompañante y, de pronto, fue "asaltada por un individuo al que reconoció como uno de los chicos de la mesa", quien empezó a realizar tocamientos a la joven incluso por debajo de la ropa interior. Fue entonces cuando el acusado se llevó por la fuerza a la joven y la arrastró hasta una nave industrial abandonada donde, según el relato de la denunciante, "había varias personas" que estaban hablando en otro idioma.

Allí fue donde la víctima fue agredida sexualmente por tres hombres mientras el resto de presentes no hacían nada para impedirlo. Según el auto del magistrado del Juzgado 2 de Sabadell donde se recoge la declaración de la víctima, quedó demostrado en su testimonio el temor de la joven, aturdida por "miedo a que le pasara algo aún peor de lo que ya le estaba sucediendo si se resistía". Finalmente, después de que uno de los violadores la cogiera por el brazo para trasladarla a otro lugar, la víctima pudo zafarse de su agresor y logró llegar hasta un coche que pasaba en ese momento y pudo ser auxiliada por una pareja. "Cinco moros me han violado", alertó, aturdida, ante sus salvadores.

placeholder Uno de los cuatro acusados, a la entrada de la Audiencia de Barcelona. Foto: Efe
Uno de los cuatro acusados, a la entrada de la Audiencia de Barcelona. Foto: Efe

A la mañana siguiente, la joven denunció los hechos ante los Mossos y estos detuvieron a seis de los implicados ese mismo día. Cuando se produjo la detención, los acusados se encontraban dentro de la nave abandonada donde ocurrieron los hechos, ubicada en el barrio de Can Feu. Los arrestados tenían entre 20 y 25 años, pero no fueron los únicos. Días después, las autoridades dieron con otros dos participantes, siendo un total de ocho los detenidos por la violación múltiple.

Un mes después de la noche en la que se cometieron los delitos, el juez encargado de investigar el caso acordó dejar en libertad a uno de los que se encontraban en prisión provisional al concluir que no era autor material de los hechos tras no haber encontrado restos de su ADN en el cuerpo o la ropa de la víctima. Además, la novia y unos amigos del acusado corroboraron que aquella noche él se encontraba con ellos y no en la nave. No obstante, la joven denunciante sí lo reconoció en la rueda de reconocimiento, aunque el magistrado sostuvo que la víctima podía encontrarse aturdida en el momento de los hechos y pudo haberse confundido.

En aquel momento en el que liberaron a este acusado, solo uno de los denunciados se encontraba en prisión, mientras que otro de los investigados se encontraba fugado y los otros seis restantes también fueron liberados aunque con la obligación de comparecer periódicamente ante el juez. El huido, K.O. —con una orden de busca y captura activada—, fue señalado por los informes toxicológicos como uno de los autores materiales de la violación; mientras que otro de ellos, M.A., era quien seguía preso y solo había un tercer implicado que aún no había sido identificado.

Autores y cooperadores de la violación

Para el juez del caso, el resto de presentes que se encontraban en la nave y que presenciaron los hechos, tuvieron una actitud pasiva, pero no consideró que su presencia intimidara a la víctima, por lo que no vio indicios para atribuirles la comisión por omisión de un delito: "No hay indicios de un concierto previo, ni siquiera formado, unos instantes antes de la comisión de los hechos".

Ahora, la Audiencia de Barcelona juzga desde este martes a cuatro de los hombres que presuntamente violaron en grupo a la joven; a uno de ellos, uno de ellos está acusado de ser el autor material de la violación, mientras que a los otros tres se les atribuye un cargo por cooperadores necesarios. Es decir, que aunque no fueron autores materiales de la violación ni cometieron tal delito, su presencia pudo ayudar a crear una "intimidación ambiental". La Fiscalía pide condenas de entre 37 y 41 años de prisión para los cuatro procesados: a uno lo considera autor y a los otros tres cooperadores necesarios.

El juicio ha comenzado con la declaración de la víctima, pero no será hasta el miércoles cuando declaren los acusados. Además de los cuatro sospechosos que se han presentado ante el tribunal, hay un quinto investigado que sigue en paradero desconocido y otro sexto implicado que aún no se ha podido identificar.

Violaciones Sucesos
El redactor recomienda